Mientras tanto, Lothar ha sido encarcelado por oponerse al Guardián, pero es liberado por Khadgar y ambos viajan a Karazhan para detener a Medivh. En la torre, el Guardián, poseído por el demonio, ha empezado los cantos para abrir el portal, pero es enfrentado por Khadgar y Lothar, quienes logran derrotarlo. Liberado del demonio, pero mortalmente herido, Medivh usa sus últimas fuerzas para redireccionar el portal hacia Ventormenta, de modo que Llane pueda evacuar a los prisioneros humanos, pero el portal se cierra antes de que él, Garona y un pequeño número de soldados y pocos prisioneros humanos puedan escapar. Cuando Llane se da cuenta que Puño Negro va por él, secretamente ordena a Garona que lo mate, para que de este modo ella se convierta en una heroína a ojos de la Horda, dándole una posición de poder que le permita alcanzar la paz entre orcos y humanos. Garona, apesadumbrada, lo mata, y es reconocida por el resto de la Horda. Anduin llega sobre las alas de un grifo y lucha por recobrar el cuerpo de Llane, pero cuando está a punto de partir, es capturado por Puño Negro, quien lo reta a una mak'gora. A pesar de todo su poder, Anduin lo mata y venga a su hijo. Gul'dan ordena al resto de la Horda que asesinen a Lothar, pero estos se oponen por respeto a su tradición sagrada, y Garona sabe que si Gul'dan desobedece la tradición, perderá a la Horda y la guerra apenas comienza, y por eso dejan partir a Anduin con el cuerpo de Llane. Anduin tuvo la daga de Garona al encontrar en el cuello de Llane, al explicarle a Khadgar lo que hizo y saben que no la conocían tan bien como ellos. En el funeral de Llane en Ventormenta, los humanos, los enanos de Forjaz y los altos elfos proclaman una Alianza para vengar al rey Llane contra los orcos, con Anduin a la cabeza, para hacer frente a la Horda. En el campamento orco ya destruido, Orgrimm toma uno de los colmillos del cadáver de Durotan para dárselo algún día a Go'el, quien finalmente es encontrado por un humano, con la voz de Durotan; "Viajarás muy lejos, mi pequeño Go'el..... Mi mundo se perdió, pero éste es tu mundo.... Toma de él lo que necesites... Dale un hogar a los orcos y que nadie te detenga..... Eres el hijo de Durotan y Draka... Una línea ininterrumpida de jefes y nuestro pueblo necesita un líder hoy más que nunca", para que así algún día crezca y se convierta en el nuevo líder de su clan, derrotará a Gul'dan y pondrá fin a la Guerra.
In the Lich King's haste to spread the plague of undeath over Azeroth, he gifted one of his greatest servants, the lich Kel'Thuzad, with the flying citadel of Naxxramas, as a base of operations for the Scourge. Consistent attacks from the Scarlet Crusade and Argent Dawn factions weakened the defenses of the floating fortress, enabling an incursion from the heroes that led to Kel'Thuzad's defeat. However, a traitor among the ranks of the knightly order of the Argent Dawn ran away with Kel'Thuzad's cursed remains and fled to Northrend, where the fallen lich could be reanimated.
To create a new character, in keeping with the storyline of previous Warcraft games, players must choose between the opposing factions of the Alliance or the Horde; Pandaren, which were added in Mists of Pandaria, do not commit to a faction until after the starting zone is completed. Characters from the opposing factions can perform rudimentary communication (most often just "emotes"), but only members of the same faction can speak, mail, group and join guilds. The player selects the new character's race, such as orcs or trolls for the Horde, or humans or dwarves for the Alliance.[13] Players must select the class for the character, with choices such as mages, warriors, and priests available.[14] Most classes are limited to particular races.
In May 2007, Blizzard filed a complaint against in Game Dollar LLC (trading as peons4hire) in U.S. federal court. In February 2008, the parties filed a consent decree in which in Game Dollar agreed to refrain from using any World of Warcraft chat or communication to advertise any business or sell any services relating to World of Warcraft.[140] In June 2007, World of Warcraft player Antonio Hernandez filed a class action lawsuit against IGE for interfering with the intended use of the game.[141]

The appearance of the game world was praised by critics. Most popular was the fact that a player could run from one end of the continent to the other without having to pause at a "loading screen" while part of the game is retrieved from storage.[86] The environment was described as "breathtaking". Players found it difficult to become lost, and each area in the game world had a distinct look that blended from one to the next.[21] Critics described the environment as "a careful blend of cartoon, fantasy art, and realism".[81] The game was found to run smoothly on a range of computer systems,[10] although some described it as basic,[21] and mentioned that the bloom light rendering effect can blur things.[20] One reviewer described the ability to fly over long stretches of scenery as "very atmospheric".[83] The user interface was liked, being described as "simple", with tooltips helping to get the player started.[10]
En julio de 2009 se anunció que la película sería dirigida por Sam Raimi, conocido director de la franquicia Spider-Man.67​ En octubre de 2009 se anunció que Robert Rodat, guionista de Saving Private Ryan, sería el guionista de la película.68​ Finalmente, por otros compromisos, Raimi se desligó del proyecto y le reemplazó Duncan Jones como director, cambiando el enfoque de la película para mostrar ambos puntos de vista, el de la Alianza y el de la Horda.69​ El rodaje inició en Vancouver a principios de 2014 y la película se estrenó en todo el mundo en junio de 2016, conociéndose en Latinoamérica con el nombre de Warcraft: El Origen.69​
Tras los eventos narrados en Wrath of the Lich King, Arthas ha muerto, y la guerra en Rasganorte parece haber terminado, ya que la Plaga está controlada por Bolvar Fordragon, convertido en el nuevo Rey Exánime, el carcelero de los malditos. Pero entonces, misteriosos terremotos comienzan a sacudir toda la faz de Azeroth, y poco después, comienzan una serie de ataques elementales contra las capitales de la Alianza y la Horda. Estos ataques son el preludio del resurgimiento del Dragón Aspecto corrupto Alamuerte, que las destruirá, extendiendo su dañino poder por los dos continentes. Cinco años después, en los que se suceden los eventos narrados en la novela World of Warcraft: The Shattering, Ventormenta y Orgrimmar están en proceso de reconstrucción, y la faz del mundo en Azeroth ha cambiado por completo tras los ataques de Alamuerte, que han reducido a cenizas algunas zonas y han provocado violentos maremotos y terremotos que han partido literalmente la tierra en trozos, inundando algunas zonas y haciendo resurgir otras. Alamuerte ha vuelto con un solo objetivo, el de destruir Azeroth, y no se detendrá hasta conseguirlo.
×