15 nov Agotamiento mental severo, WoW Classic. Esto va para todas esas personas que no tienen pensado jugar a World Of Warcraft: Classic. Parad ya, señor@s, aburrís lo que no está escrito, los que SI vamos a jugar al Wow:Classic, nos importa tres cuartas partes de un pepino pocho lo que tengáis que decir, a que aspiráis quejándoos?, que se os pasa por la mente para venir aquí a soltar !@#$%^ sobre este proyecto?. Espero que entre todos juntéis medio cerebro para explicarme por aquí que queréis conseguir con todo esto, si esperáis que alguien de la cumbre de Blizzard os lea y diga oh, vamos a cancelar el proyecto por un par de gatos mojados. Es que es para mear y no echar gota, el hate que se lee por aquí hacia este nuevo proyecto que ya saldrá en verano por suerte, porque ya hay fecha para que los cansinos de turno se metan en la cueva. Si no vais a jugar dejad este apartado del foro en paz, gracias cracks. Un saludito.Venath28 15 nov
Las misiones formaban parte íntegra del juego siendo la mayoría de las veces usadas para continuar la historia en el juego o para guiar al jugador a través de él.41​ El gran número de misiones en cada localización fue muy popular, así como las recompensas por completarlas.15​ Aunque en realidad no eliminaban la necesidad de repetir una tarea o matar de manera repetida a una criatura, la percepción que se tenía de esas acciones era distinta.42​ Las misiones hicieron que los jugadores exploraran cada sección del mundo, lo que repercutió negativamente en los jugadores sociales o de rol.41​ Las misiones que implicaban conseguir objetos de los cuerpos de las criaturas no fueron tan populares.42​ Algunos críticos mencionaron que la falta de misiones que obligan a los jugadores a agruparse hacía sentir a veces que el juego estaba diseñado para un solo jugador,43​ mientras que otros se quejaban de que las mazmorras (que se deben jugar en grupo) no eran fáciles para nuevos jugadores y costaban demasiado tiempo acabarlas.42​ En días posteriores a lanzarse el juego, algunas misiones tenían errores de software haciéndolas imposibles de completar,15​ mientras que la masiva presencia de jugadores nuevos en algunas áreas hacía que no existieran criaturas para matar,41​ o que los jugadores tuvieran que esperar turno para matar a alguna criatura en particular para poder completar misiones.15​
03 nov DUDA CLASSIC TAUREN ¿En el Classic los Tauren podían tener totems en la espalda? Empece a jugar un poco más tarde y mi plan es hacerme un Tauren Warrior, pero me mola mucho eso de que los tauren lleven 2 totems gigantes en la espalda y lo veo desde los arts viejos de WoW. Quería saber si se podían conseguir, como o si son de alguna clase en específico. Abstenganse comentarios de "no sabes donde te estas metiendo". No, por eso quiero descubrirlo. Gracias por la atención.Grievøus1 03 nov
08 nov Propuesta de parches/progreso #NoChanges Hola a todos chicos! Soy Xokas! Un streamer de classic. Os voy a comentar un poquillo lo que opino tanto acerca de la DEMO como acerca de la progresión que han dicho que van a tener en la Classic. He visto bastantes quejas etc acerca de que la demo es una basura, que es injugable, que si tiene LFR o nosequé.. a ver chicos, es una DEMO. La han sacado a trancas y a barrancas porque ya bastante tienen con BFA, que mirad como está xDD Honestamente yo me quedo con todo lo bueno de la demo, que es que hay opción gráfica "classic", que los daños (excepto los críticos, que corregirán probablemente) son muy parecidos, y que la sensación de progreso es la misma, que los metadatos son muy muy parecidos tanto de objetos, de vidas y de posicionamiento de mobs... Realmente se revive la aventura que todos esperamos. Bien, una vez dicho esto, al grano. Me gustaría que no uniesen los parches, pero han dicho que lo van a hacer, así que por lo menos que no los saquen todos apelotonados y mal. Ya estuve explicando en el stream lo que pensaba acerca de los parches. Están MAL. Ese orden es correcto, pero no pueden sacar las cosas en 4 parches o juntan cosas que no deberían estar juntas. Para hacerlo rápido: Parche 1: MC, Onyxia. Parche 2: DM, Kazzak, Azuregos. Parche 3: BWL, BGs, PVP rewards, ZG. Parche 4: AQ, tier 0.5, Silithus, green dragons. Parche 5: Naxx y Scourge. Por qué? Porque sino te cargas el juego. DM tira objetos que son comparables en muchos casos con el loot de MC, aunque sean azules. DM es un sitio al que ir para ir a BWL cuando llegas tarde a la expansión y necesitas buen equipo rápido sin necesidad de farmearte un equipo entero de una raid de 40 personas. Sacar DM y los worldbosses de open, en mi opinión, es un grave error. La economía en vanilla es un pilar fundamental del juego. No es como ahora. Por aquel entonces el dinero tenía muchísimo valor, ya que todo el mundo necesitaba comprar a saco de cosas: enchants, armas, gear, patterns, materiales, montura épica, et etc etc. por lo tanto, si metes DM en el primer parche ya te cargas en parte eso. Por qué? Porque hay varios Pre-raid BiS que salen ahí y que por tanto hacen que no tengas que comprar cosas en AH o no ir a Scholo o Strat, y por lo tanto te estas cargando 2 instances muy chulas. Además de que hay varios spots de limpieza generadores de gold en DM "secretillos" que sirven con mago y alguna clase mas para sacarte bastante dinero. Y eso tiene que llegar en su momento, y es después de MC y Ony. Los Green dragons dan equipo de nature res y son buenos para AQ, se podrían meter antes tb en un parche, pero eso ya no me importa tanto. Lo que quiero es que no se carguen el juego por sacar las cosas de manera completamente atropellada. Hagamos bien las cosas blizzard. Un saludo a todos chicos, leeré vuestras opiniones a ver qué os parece.Hábil18 08 nov
Tanques: tienen la misión de atraer los enemigos recibir el daño de estos, ya que tienen la capacidad de aguantar mucho daño y sobrevivir más que otras clases. Son personajes con muchos atributos defensivos (bloquear, esquivar, parar), muchos puntos de vida y armadura para reducir al máximo el daño que reciben. El juego usa un sistema para medir el foco de ataque de los enemigos llamado amenaza. Los tanques son los que más puntos de amenaza suelen obtener durante el combate y, por ende, reciben todo el daño, sin embargo, poseen una capacidad ofensiva muy reducida (es ahí donde se necesita el daño de los DPS). El tanque por excelencia suele ser el guerrero protección, pero con las expansiones, han ido mejorando las demás clases, como al druida guardián, al paladín protección, añadiendo a los caballeros de la muerte para diversificar este rol, los monjes maestros cerveceros y los cazadores de demonios venganza añadidos en la expansión Legion
World of Warcraft was recognized at the 2005 Spike TV Video Game Awards where it won Best PC Game, Best Multiplayer Game, Best RPG, and Most Addictive Game.[92] In 2008, World of Warcraft was honoured—along with Neverwinter Nights and EverQuest—at the 59th Annual Technology & Engineering Emmy Awards for advancing the art form of MMORPG games.[93] In 2009, Game Informer ranked World of Warcraft 11th on their list of "The Top 200 Games of All Time".[94] In 2015, the game placed 3rd on USgamer's The 15 Best Games Since 2000 list.[95]
Characters were felt to be implemented well, with each class appearing "viable and interesting", having unique and different mechanisms,[83] and each of the races having a distinct look and feel.[10] Character development was also liked, with the talent mechanism offering choice to players,[81] and profession options being praised.[10] Character customization options were felt to be low,[20] but the detail of character models was praised.[86]
^ "The Activision/Blizzard Merger: Five Key Points". Industry News. gamasutra.com. December 3, 2007. Archived from the original on December 21, 2008. Retrieved February 24, 2009. One of the intriguing things about the old Vivendi structure was that, even when Martin Tremblay joined to run Vivendi's publishing, it was specified: "World Of Warcraft creator Blizzard Entertainment has been designated a stand-alone division reporting to VU Games' CEO, and is not part of Tremblay's product development mandate.

Warcraft es desde su aparición en 1994 una de las principales marcas comerciales de Blizzard Entertainment, junto con StarCraft y Diablo. En primer lugar, es una popular serie de videojuegos del género de estrategia en tiempo real bajo la temática de guerras épicas fantásticas. Consta de tres entregas y dos expansiones, pero también tiene otras modalidades de presentación.2​ El gran éxito en ventas y condecoraciones3​ entre los juegos de estrategia en tiempo real que le ha permitido rivalizar con otras marcas importantes en el género como la serie StarCraft, del propio Blizzard, o la serie Age of Empires, de Microsoft. Gracias al apoyo de los aficionados, Warcraft ha ampliado sus alcances incursionado con otros tipos de productos. Así, se puede encontrar un juego de mesa, un juego de rol, novelas y un manga:
Se le conoce por sus siglas DK (Death Knight). Fue incorporado en la expansión Wrath of the Lich King, y ha sido definido por Blizzard como la primera clase heroica (empieza en nivel 55). Para poder crear un Caballero de la Muerte se necesita tener en la cuenta otro personaje de nivel 55 o más, recientemente eliminaron la prohibición de uno por servidor. El DK es una mezcla de tácticas cuerpo a cuerpo como el uso de ataques mágicos a distancia y el uso de enfermedades de daño periódico. Emplea el sistema de runas para poder usar sus facultades. Dichas runas (sangre, escarcha, y profano, dos de cada tipo) tienen un tiempo de recarga después de haber sido utilizadas, lo que limita la frecuencia de uso de habilidades. Varias facultades exigen el uso de hasta un total de tres runas diferentes y, además de las runas, poseen un tipo de energía “auxiliar”, el poder rúnico. Ésta energía alterna es generada a medida que el dk va gastando runas y le permite usar habilidades específicas, compensando el tiempo de re-utilización de alguna de sus runas. Posee escasas habilidades para beneficiar un grupo, pero tiene facultades que le permiten restaurar grandes porciones de salud que van desde la más mínima hasta la posible cura de 75 % de la salud total del caballero de la muerte. Tienen la capacidad de engendrar un necrófago desde un cadáver, o de un aliado. El Caballero de la Muerte tiene como ramas de talentos Sangre(énfasis en daño directo, regeneración de vida y uso de armas de dos manos), Escarcha (uso de la doble empuñadura además de ataques rápidos de daño de escarcha), y profano (mejora de las enfermedades y en el uso de esbirros no muertos); y es capaz de desempeñar dos roles: tanque, y DPS cuerpo a cuerpo, en un principio el DK podía usar cualquier rama de talentos para desempeñar el papel de tanque dependiendo de como se construyera la rama y en los gustos del jugador . Los DKs comienzan con un atuendo único predefinido. Mientras van completando las misiones de clase obtienen parte de su armadura final.

Bienvenido al universo virtual definitivo impulsado por la imaginación. Únete a la comunidad de gaming más grande generada por los usuarios y disfruta de miles de juegosdesde juegos inmersivos multijugador y competencias hasta aventuras interactivas donde puedes imaginar cómo sería ser un dinosaurio, un minero en una cantera o un astronauta en una exploración espacial. ¡Aquí podrás ver todos los Gameplays grabados por los Youtubers más famosos!
Questing was described as an integral part of the game, often being used to continue a storyline or lead the player through the game.[21] The high number of quests in each location was popular, as well as the rewards for completing them.[10] It was felt that the range of quests removed the need for a player to "grind", or carry out repetitive tasks, to advance their character.[20] Quests also require players to explore every section of the game world, potentially causing problems for social gamers or roleplayers seeking somewhere quiet.[21] Quests that required the player to collect items from the corpses of creatures they had killed were also unpopular; the low "drop rate", or chance of finding the items, makes them feel repetitive as a high number of creatures need to be killed to complete the quest.[20] A large number of new players in a particular area meant that there were often no creatures to kill,[21] or that players would have to wait and take turns to kill a particular creature to complete a quest.[10] Some critics mentioned that the lack of quests that required players to group up made the game feel as if it were designed for solo play.[83] Others complained that some dungeon or instanced group quests were not friendly to new players, and could take several hours to complete.[20] Upon release, a small number of quests had software bugs that made them impossible to complete.[10]
The soundtrack for World of Warcraft was composed and arranged by Jason Hayes, Tracy W. Bush, Derek Duke, and Glenn Stafford and conducted by Eímear Noone. It was released on November 23, 2004, together with the collector's edition of the game. It is sold separately on one CD in the MP3 format. On January 12, 2011, Alfred Publishing produced an officially licensed sheet music series for vocalists, pianists, strings, and other instruments, World of Warcraft Sheet Music Anthology in solo and accompaniment formats with CD. These works include four pages of collectible artwork and vary by number of songs included. In 2018, a remix of the song from the game, "Hymn of the Firstborn Son", was nominated for "Best Game Music Cover/Remix" at the 16th Annual Game Audio Network Guild Awards.[78]

World of Warcraft was the world's most popular MMORPG by player count of nearly 10 million in 2009.[5][6] The game had a total of over a hundred million registered accounts by 2014.[7] By 2017, the game had grossed over $9.23 billion in revenue, making it one of the highest-grossing video game franchises of all time. At BlizzCon 2017, a vanilla version of the game titled World of Warcraft Classic was announced, which planned to provide a way to experience the base game before any of its expansions launched. It went live at 3pm PDT[b] on August 26, 2019.[8][9]
Un concepto de elfo original en los elfos nocturnos, que son de tez violácea clara, y de estatura no menor a los 1,90 metros,12​ cuando la literatura moderna en su lugar los concibe de tez blanca, delicados y muchas veces de una estatura decididamente inferior a la media humana. Estos últimos, en Warcraft, son los descendientes de los nobles elfos de la noche que siguieron el camino de la magia a costa de su inmortalidad y de aquellos caracteres físicos.
A principios de 2001 Blizzard comenzó a publicar novelas de sus tres universos principales, siendo la primera novela de Warcraft Day of the Dragon.7​ Estas novelas exploran importantes eventos y problemas del mundo de Warcraft, como la liberación de la reina de los dragones, Alexstrasza (en el texto citado arriba), o el nacimiento del nuevo líder de la Horda orca, el jefe de guerra Thrall (narrado en Warcraft: Lord of the Clans). En la diversificación consecuente del universo de Warcraft se comenzaron a emplear notorios elementos orientales en las imágenes y conceptos del mundo y personajes, como los cuerpos y armas desproporcionadas y la idea que tiene de los elfos de cejas y orejas muy largas.8​
Much of World of Warcraft play involves the completion of quests. These quests are usually available from NPCs.[19] Quests usually reward the player with some combination of experience points, items, and in-game money. Quests allow characters to gain access to new skills and abilities, as well as the ability to explore new areas.[20] It is through quests that much of the game's story is told, both through the quest's text and through scripted NPC actions.[21] Quests are linked by a common theme, with each consecutive quest triggered by the completion of the previous, forming a quest chain. Quests commonly involve killing a number of creatures, gathering a certain number of resources, finding a difficult to locate object, speaking to various NPCs, visiting specific locations, interacting with objects in the world, or delivering an item from one place to another to acquire experience and treasures.

World of Warcraft was the world's most popular MMORPG by player count of nearly 10 million in 2009.[5][6] The game had a total of over a hundred million registered accounts by 2014.[7] By 2017, the game had grossed over $9.23 billion in revenue, making it one of the highest-grossing video game franchises of all time. At BlizzCon 2017, a vanilla version of the game titled World of Warcraft Classic was announced, which planned to provide a way to experience the base game before any of its expansions launched. It went live at 3pm PDT[b] on August 26, 2019.[8][9]


Se le conoce por sus siglas DK (Death Knight). Fue incorporado en la expansión Wrath of the Lich King, y ha sido definido por Blizzard como la primera clase heroica (empieza en nivel 55). Para poder crear un Caballero de la Muerte se necesita tener en la cuenta otro personaje de nivel 55 o más, recientemente eliminaron la prohibición de uno por servidor. El DK es una mezcla de tácticas cuerpo a cuerpo como el uso de ataques mágicos a distancia y el uso de enfermedades de daño periódico. Emplea el sistema de runas para poder usar sus facultades. Dichas runas (sangre, escarcha, y profano, dos de cada tipo) tienen un tiempo de recarga después de haber sido utilizadas, lo que limita la frecuencia de uso de habilidades. Varias facultades exigen el uso de hasta un total de tres runas diferentes y, además de las runas, poseen un tipo de energía “auxiliar”, el poder rúnico. Ésta energía alterna es generada a medida que el dk va gastando runas y le permite usar habilidades específicas, compensando el tiempo de re-utilización de alguna de sus runas. Posee escasas habilidades para beneficiar un grupo, pero tiene facultades que le permiten restaurar grandes porciones de salud que van desde la más mínima hasta la posible cura de 75 % de la salud total del caballero de la muerte. Tienen la capacidad de engendrar un necrófago desde un cadáver, o de un aliado. El Caballero de la Muerte tiene como ramas de talentos Sangre(énfasis en daño directo, regeneración de vida y uso de armas de dos manos), Escarcha (uso de la doble empuñadura además de ataques rápidos de daño de escarcha), y profano (mejora de las enfermedades y en el uso de esbirros no muertos); y es capaz de desempeñar dos roles: tanque, y DPS cuerpo a cuerpo, en un principio el DK podía usar cualquier rama de talentos para desempeñar el papel de tanque dependiendo de como se construyera la rama y en los gustos del jugador . Los DKs comienzan con un atuendo único predefinido. Mientras van completando las misiones de clase obtienen parte de su armadura final.

Bienvenido al universo virtual definitivo impulsado por la imaginación. Únete a la comunidad de gaming más grande generada por los usuarios y disfruta de miles de juegosdesde juegos inmersivos multijugador y competencias hasta aventuras interactivas donde puedes imaginar cómo sería ser un dinosaurio, un minero en una cantera o un astronauta en una exploración espacial. ¡Aquí podrás ver todos los Gameplays grabados por los Youtubers más famosos!

The Corrupted Blood plague so closely resembled the outbreak of real-world epidemics that scientists are currently looking at the ways MMORPGs or other massively distributed systems can model human behavior during outbreaks. The reaction of players to the plague closely resembled previously hard-to-model aspects of human behavior that may allow researchers to more accurately predict how diseases and outbreaks spread amongst a population.[149]
26 oct Classic, I miss you Viendo que las experiencias gustan a los lectores y la cantidad de críticas que hay respecto a volver al pasado y avisos por parte de otros usuarios de que no sabemos donde nos metemos, voy a redactar un texto que seguro emocionará a alguno de vosotros. Se trata de mis vivencias en Classic original, lo que me aportó a mi vida como jugador y lo que el juego anteriormente transmitía y ahora no. Antes de nada debo decir que probé la beta, no mucho tiempo, pero a los pocos meses de lanzarse el videojuego entré en Azeroth como un héroe más; primero alianza y después horda. Para mí, que venía de FFXI (mi mmorpg favorito, llevo hasta tatuado en el brazo mi personaje), se abrió un mundo de posibilidades en lo jugable que hasta ahora no había experimentado. Cierto es que Blizzard no ofrecía una experiencia diferente a lo que otorgaban otros mmorpg pero fue su sencillez de manejo, su mundo, el lore y la comunidad lo que hizo que me enamorara de él. Comienzo. Corrían las navidades de 2005 y vi en el quiosco una Micromanía que llevaba de regalo un CD con una prueba gratuita de catorce días a World of Warcraft. Hasta ese momento nunca me había planteado la opción de jugarlo puesto que estaba a saco con FFXI (y otros más que no recuerdo, todos mmorpg) y no tenía mucho tiempo para todo. No obstante eso no significaba que no tuviera noticias del videojuego pues estaba al día de lo que allí sucedía, de las impresiones de los jugadores, del famoso "a llorar a WoW-Esp" y un montón de cosas más. Decidí comprar la revista pues valía apenas cuatro euros si mal no recuerdo y como mucho perdía eso. Tras instalar el juego de Blizzard me hice un elfo de la noche rogue (si mal no recuerdo) y la primera toma de contacto con Teldrassil fue impresionante. FFXI tenía entornos realmente grandes, quizás más que cualquier zona del WoW de antaño (o similares) pero ver esa explanada llena de árboles enormes, poder subirlos y navegar por cualquier dirección de ese escenario era alucinante. La atmósfera, mágica y atractiva, se envolvía con una sonata melódica y casi susurrante que te hacía sentir en un lugar de ensueño. Los comienzos fueron duros, apenas sabía manejar el personaje o conocer mi próximo objetivo pero ahí estaba la comunidad para enseñarme o contarme trucos. Tras esa primera toma de contacto mi próximo destino fue Dolanaar -como todos sabéis- y por el camino alucinaba viendo el entorno, realizando capturas de pantalla a cada paso y haciendo mis propios selfies a mano. Aquello era impresionante, todo un mundo vivo, enorme y mágico a mi disposición, con sus enemigos bien balanceados y oponiendo resistencia a mis golpes. Aquello iba a ser una aventura de ensueño. En Dolanaar aluciné pepinillos cuando vi a los guardianes árboles (me permitís si no se llaman así, ahora no lo recuerdo) patrullar cerca de mí. Sus pisadas hacían temblar mi pantalla a la par que mis altavoces y eran simplemente enormes, imponían un montón. El poblado estaba lleno de jugadores nóveles (servidor Spinebreaker) y daba gusto pulular por allí. Hacía grupos con un montón de gente y aprendí bastante. Recuerdo algunas misiones algo puñeteras (como la cueva de los furgol) que me costó la vida de completar pues la gente moría mucho antes de conseguir el objetivo. Por lo que sea mis peripecias con la alianza tomaron un nuevo rumbo, un Brujo Humano, otro personaje que me hizo enamorarme más del videojuego por lo que viví con él. Recuerdo que los comienzos no me motivaron demasiado, la zona inicial no distaba mucho de cualquier otro entorno real, con sus campos, huertos, arbolada y caminos. La quest del diablillo tuve que leer y releer para entenderla, no se por qué, y recuerdo que al final tuve que montar grupo porque había que matar un élite o un enemigo de mayor nivel al mío, no recuerdo ahora. Por aquellos entonces los jugadores de nivel alto se acercaban a las zonas iniciales para reclutar o pedir firmas (no como ahora con el dichoso y molesto addon) y uno de ellos, sin venir a cuento, quiso hacerme de guía (sin pedir nada a cambio). Le comenté que esta zona no me llamaba mucho la atención y todo lo que viví en Teldrassil. Él me dijo que me esperara a ver la ciudad de los humanos, que eso era grandioso. Por el camino me explicó varias cosas que ahora mismo no recuerdo con detalle pero sí recuerdo el momento exacto en el que me dijo: eso de ahí es Stormwind. Cuando vi aquella inmensa puerta, el puente enorme, las estatuas que adornaban la entrada y una muralla que parecía acordonar toda una enorme ciudad.... flipé mucho. Aquello era brutal, impresionante, magnífico. Es uno de esos recuerdos que me llevaré a la tumba. Tardé varios días en recorrer la ciudad, en aprender donde estaba cada sitio, sobre todo el maestro de clase (que no veas para encontrarlo jajaja), ¡aluciné viendo el poste para grifos!. Recuerdo que con el paso del tiempo descubría más y más cosas de la ciudad, puertas que no había visto, subterráneos o cosas así. De hecho yo creo que a día de hoy seguro que hay algún rincón que no haya descubierto, fijo jajaja. Más tarde me fui hacia Westfall, un mapa que siempre recordaré por lo !@#$do que era. Creo que es el mapa donde más veces he muerto en toda mi vida de jugador de mmorpg. El de antes, claro, no el de ahora. Era muy fácil de linkar, los enemigos ya suponían un poco más de reto para el jugador y además el mapa tenía una mazmorra que acceder a ella era ya de por sí complicado. Recuerdo cómo tardé en pillar mi primer punto de vuelo (conectado) y hablar con un montón de gente en Sentinel Hill. También me acuerdo de la primera vez que fui a Deadmines, toda una odisea pasar con tanto bandido, algunos hasta nos perdimos de camino a la entrada de la mazmorra porque el que iba primero se conocía todo al milímetro e iba con más nivel. Más de uno pereció en el camino por los puñeteros bandidos jajaja. Una vez dentro varios del grupo -yo incluido- flipamos tras ver a un compañero con un fulgor rojo en la espada. Era un encantamiento que hacía que el arma causara más daño. Resulta que el chico tenía componentes para poner el encantamiento a todos y, como no, todos quisimos "brillar con luz propia". En aquella época daba igual si el mago, brujo o priest llevara un hechizo así, de melee. Al fin y al cabo el pool de maná era limitado y la mayoría de veces acababas matando a los enemigos a bastonazos y eso ayudaba. Salímos todos muy contentos de allí aunque no recuerdo si terminamos la mazmorra porque por aquellos entonces mínimo una hora te tirabas completándola. Ese mismo encantamiento lo sigo conservando en ese personaje, que dejé aparcado en Redridge Mountains. No quise subirlo nunca y todavía conservo todo lo que poseía en su día (salvo lo que ya no existe), incluido el bastón con fulgor rojo. Durante todo mi camino hasta el nivel 20 poco disfruté muchísimo de la compañía de los demás jugadores. Todos nos ayudábamos, todos compartíamos, mi teclado echaba humo de tanto hablar tanto en grupo, por /say o general. Solucionábamos dudas tanto de los demás como a quien nos preguntara y los grupos se formaban casi cada minuto de juego. Por cosas del destino (quizás por lo "bonito" que eran los paisajes de la zona humana) aparqué a mi brujo y continué con un mago undead (que fue mi main hasta mediados de WOTLK). Elegí mago porque me molaba zurrar a distancia y undead porque la zona de inicio era lúgrube, me llamaba mucho la atención. Realmente no disfruté tanto de aquél mapa aunque sí guardo muy buenos recuerdos como esos ojos que se iluminaban tras los setos, la cueva de las arañas (no veas los que morían en la entrada jajaja, ahora no son ni hostiles), el escenario decrépito en general y los enemigos escarlata. Recuerdo pasar muuuuchas horas en Brill contando batallitas, hablando de lo lejos que quedaba tener la montura o tirarme horas (sí, horas) buceando por Brightwater Lake en Tirisfal Glades solo porque los undead tenían la racial de poder estar en el agua más tiempo (no se qué quería conseguir con ello xD). El mago me costó dominarlo algo más, no se por qué. Tenía multitud de hechizos como el dampen magic, aquél que revelaba los bufos que tenían activos los enemigos (y que quitaron con cierto parche) o la mage armor, que no se por qué no llegué a entenderla del todo bien hasta pasado un tiempo. Recuerdo que todos me decían "cuando seas nivel ¿12? y tengas Blink verás qué pasada y qué útil es, es otro mundo"... ¡pues no me salvó el cuello veces ni nada esa habilidad! En Silverpine Forest la cosa se complicaba conforme avanzabas. Los magos tocaban mucho las narices, el Son of Arugal -por no llamarlo de otra manera- aparecía cuando menos te lo esperabas y te hacía tras tras por detrás en cero coma. El mapa estaba siempre repleto de grupos para Isle of Fenris o Pyrewood Village y las estrategias para internarse en ambos escenarios se sucedían a cada minuto, la mayoría sin éxito por el poco dps y rápido respawn. Tampoco ayudaba que en cada esquina nos asaltara un enemigo élite o no y nos hiciera dar al traste con todos los planes. Horas de diversión, de risas, de tirar el teclado por la ventana y de aprender técnicas mejores que me ayudarían en el futuro. Como no, no podía faltar (en mitad de todo esto) echar un vistazo al monasterio escarlata y circundantes para comprobar de primera mano que un paso en falso y te ibas al garete en cero coma. Menudas leches repartían allí los enemigos -calavera- y menudas tanganas se formaban en la piedra de invocación, a veces repletas de alianzas esperando a que el AFK de turno aceptara el sumon, puesto que entrar a las mazmorras también tenía su aquél. Más de uno vi cómo quería completar una de las misiones que se hacían a la izquierda de la piedra de invocación yendo a la derecha y terminar muerto jajaja. Las experiencias con mi mago no terminaron ahí puesto que continué con él hasta WOTLK como dije pero evidentemente, todo lo demás, ya impresionaba menos pues ya iba algo curtido. No obstante toda mi experiencia restante no está exenta de momentos épicos, como la pre de Onixya, obtener mis primeros portales, poder comprarme mi montura esquelética, mis primeras -y emocionantes- AV, el PvP porque sí etc... Para continuar un poco, nada más, con el mago, tan solo diré dos palabras: Hillsbrad Foothills. Allí se liaban unas pardas de narices. Las leches entre jugadores iban y venían, casi nunca se podía questear y cuando no era en un poblado era en otro. Llamábamos a los de más nivel, la alianza a los más crecidos de su bando, todos recibíamos galletas en cada poro de nuestra piel y al final la mayoría dejábamos de hacer misiones para unirnos -durante horas- en una contienda brutal entre bandos. Eso sí, a veces querías huir de ellas pero no podías y te frustrabas porque tú solo querías hacer misiones. Classic, te hecho de menos por aquellos momentos que me ofreciste, por la increíble comunidad que allí habitaba, siempre dispuesta a echarte una mano, a enseñarte técnicas para manejar a tu personaje o para decirte donde se completaba cierta quest. Los grupos, las estrategias que planeábamos contra toda una horda de enemigos sin apenas habilidades de combate, por el chat de zona, por esos encantamientos que a día de hoy serías clasificado de inútil cuando antes sí tenían utilidad, por el mero hecho de cagar feliz por haber completado POR FIN la isla de Fenris o terminar las misiones de Pyrewood Village. Ahora jugamos en un mundo vacío donde la única población está en las ciudades (dos o tres contadas entre ambas facciones), en el aire o faseada en uno de los múltiples mapas que cada uno pueda tener. Ya apenas hay PvP outdoor (y eso que no me gusta), no hay compañerismo, no hay ganas de dormir sabiendo que has completado una tarea dura ni tampoco merece subirse las profesiones conforme a nuestro nivel porque de una patada te sale un item mejor. No se valora nada nuestros esfuerzos, no se incentiva al jugador en ninguno de los aspectos ni tampoco se forman amistades como las de antaño. Ahora reina el egoísmo, el aparecer lo más alto en las clasificaciones y el ser una diva del teclado si eres de los primeros en derrotar un jefe (aunque por dentro estás podrido). Classic, I miss you.Vanadiel32 26 oct
30 oct Os imaganias que a Blizzard... se le va la olla y con el exito de vanilla empiezan a sacar contenido nuevo siguiendo la filosofia del Clasic??? Imaginad que blizzard ve que la gente reniega del wow retail y se lo pasa mejor en Vanilla. Como exprimir a toda esa comunidad con fecha de caducidad, ya que el contenido es el que es. Cambiar retail para hacerlo mas Clasic, o meter contenido nuevo a Clasic qeu siempre quisieron meter y no pudieron. O hacer otra linea temporal. O alargar los sucesos antes de la burning.Lórdwarwick14 30 oct
15 nov ¿A qué aspiráis realmente en WoW Classic? Buenas, Ha pasado más de una década desde que cientos de miles de jugadores de todo el mundo se adentraran por primera vez en World of Warcraft. En aquella época o incluso un poco más tarde, como fue mi caso, muchos, diría que la mayoría, éramos personas jóvenes con pocas responsabilidades en su día a día y bastante tiempo libre, tiempo que podíamos dedicar al que seguramente era uno de nuestros entretenimientos favoritos. Ahora, varios años más tarde, somos personas con las responsabilidades propias de la vida adulta y lógicamente con una cantidad menor de tiempo libre para dedicar a nuestras aficiones. Teniendo esto en cuenta y siendo honestos con vosotros mismos, ¿cuáles son vuestras aspiraciones para WoW Classic? Yo probablemente me dedique a levear varias clases con tranquilidad (¡me encanta levear!) e intentaré ir equipando a un personaje poco a poco con profesiones y mazmorras. Eventualmente, espero poder acceder a las primeras raids, aunque no pienso que pueda comprometerme a raidear de forma asidua. ¿Qué hay de vosotros?Korvael64 15 nov
¡Disfruta de otro clásico! SimCity es un videojuego de construcción de ciudades creado por Will Wright y desarrollado por el estudio Maxis en 1989. La finalidad principal es simular la construcción y el desarrollo de una ciudad con un amplio sentido del urbanismo. ¡Diviértete y consigue hacer crecer tu ciudad para convertirla en una gran metrópoli!
A principios de 2001 Blizzard comenzó a publicar novelas de sus tres universos principales, siendo la primera novela de Warcraft Day of the Dragon.7​ Estas novelas exploran importantes eventos y problemas del mundo de Warcraft, como la liberación de la reina de los dragones, Alexstrasza (en el texto citado arriba), o el nacimiento del nuevo líder de la Horda orca, el jefe de guerra Thrall (narrado en Warcraft: Lord of the Clans). En la diversificación consecuente del universo de Warcraft se comenzaron a emplear notorios elementos orientales en las imágenes y conceptos del mundo y personajes, como los cuerpos y armas desproporcionadas y la idea que tiene de los elfos de cejas y orejas muy largas.8​
World of Warcraft contains a variety of mechanisms for player versus player (PvP) play. Players on player versus environment (PvE) servers can opt to "flag" themselves, making themselves attackable to players of the opposite faction.[25] Depending on the mode of the realm, PvP combat between members of opposing factions is possible at almost any time or location in the game world—the only exception being the starting zones, where the PvP "flag" must be enabled by the player wishing to fight against players of the opposite faction. PvE (called normal or RP) servers, by contrast, allow a player to choose whether or not to engage in combat against other players. On both server types, there are special areas of the world where free-for-all combat is permitted. Battlegrounds, for example, are similar to dungeons: only a set number of characters can enter a single battleground, but additional copies of the battleground can be made to accommodate additional players.[26] Each battleground has a set objective, such as capturing a flag or defeating an opposing general, that must be completed to win the battleground. Competing in battlegrounds rewards the character with tokens and honor points that can be used to buy armor, weapons, and other general items that can aid a player in many areas of the game. Winning a battleground awards more honor and tokens than losing. In addition, players also earn honor when they or nearby teammates kill players in a battleground.[25]

The practice of buying or selling gold in World of Warcraft has generated significant controversy.[143] On February 21, 2008, Blizzard released a statement concerning the consequences of buying gold. Blizzard reported that an "alarmingly high" proportion of all gold bought originates from "hacked" accounts. The article also stated that customers who had paid for character leveling services had found their accounts compromised months later, with all items stripped and sold for virtual gold. The article noted that leveling service companies often used "disruptive hacks ... which can cause realm performance and stability issues".[144] In April 2015, introduced a means to sell in-game gold for real money. A player may spend $20 on a one-month "game time token" that can be sold for in-game gold on the auction house.[36]

En un principio la acción de Warcraft trataba sobre el bien y la nobleza de los hombres y el mal e inmundicia de los seres verdes invasores llamados orcos. No era una historia muy compleja pero era un pretexto suficiente para poner en combate a muerte a dos bandos contrarios. No obstante, el crecimiento del mercado requería tomar mayor empatía de la afición, y se construyó un universo de mayores posibilidades. La cantidad de razas involucradas en la guerra aumentó en Warcraft II, los humanos se unieron con las razas de los altos elfos, los enanos y los gnomos, formando la Alianza de Lordaeron; mientras que los orcos se aliaron con los troles, los ogros y los goblins, aumentando así las filas de la incontenible Horda. Se incluyeron traiciones determinantes para el transcurso de la guerra, siendo la principal la búsqueda de poder del brujo de Gul'dan, que causó un retroceso a las «mareas de la oscuridad» (los orcos) que costó la victoria a la Horda en la Segunda guerra. Además se incluyó la participación de unidades especiales que representaban leyendas vivientes, grandes héroes como Sir Anduin Lothar o Zul'jin que daban al juego una atmósfera más envolvente y épica.

Para aprender una profesión, hay que acudir a un instructor de la misma en las ciudades y algunos poblados. Todas las profesiones tienen distintos niveles, y cada nivel permite mejorar la habilidad hasta un número máximo de puntos, que se suben practicando en la profesión, ya sea recogiendo o fabricando algo. La cantidad de puntos permitirá recoger materiales más difíciles, así como aprender a fabricar objetos más poderosos. Todas las profesiones pueden aprenderse desde nivel 5, salvo la profesión secundaria arqueología, que requiere que el jugador sea nivel 20.24​

×