World of Warcraft won several awards from critics upon release, including Editor's Choice awards.[10][20] In addition, it won several annual awards from the media, being described as the best game in the role-playing and MMORPG genres.[87] The graphics and audio were also praised in the annual awards, with the cartoonish style[88] and overall sound makeup being noted.[89] The game was also awarded Best Mac OS X Entertainment Product at the 2005 Apple Design Awards.[90] Computer Games Magazine named World of Warcraft the best computer game of 2004, and the magazine's Steve Bauman described his "feeling that Blizzard has analyzed every element of every existing game, pulled out the best ones, and then lovingly lavished an absurd amount of attention to their implementation." It also won the magazine's "Best Art Direction", "Best Original Music" and "Best Interface" awards.[91]
Anduin, Khadgar y Medivh se unen a una partida en búsqueda de indicios de magia vil, pero son emboscados por orcos. Medivh utiliza un hechizo que acaba con la mayoría de los orcos, haciendo huir al Jefe de Guerra de la Horda, Puño Negro, junto con Durotan y Orgrimm. En la huida, Durotan libera a la medio-orca Garona, esclava de Gul'dan, que es capturada por Khadgar. A cambio de su lealtad a Ventormenta, el rey Llane libera a Garona, quien guía a los humanos a espiar el campamento orco, enterándose del plan de Gul´dan de traer a la Horda a Azeroth. Mientras tanto, Durotan comprende que la magia vil es la responsable de la destrucción de Draenor, y si Gul'dan no es detenido, Azeroth sufrirá la misma suerte. A pesar de las objeciones de Orgrimm, Durotan encuentra a Garona con Anduin y Khadgar, que le pide en convocar a Llane a una reunión secreta con el objetivo de que el clan Lobo Gélido y los humanos se unan para vencer a Gul'dan. Mientras estudia el libro que tomó de Karazhan, Khadgar se da cuenta que Gul'dan no pudo abrir el portal por sí solo: para ello, necesitaba la ayuda de alguien en Azeroth. Khadgar es confrontado por Medivh, quien destruye la investigación de Khadgar después de ofrecerse a ayudarlo con sus funciones de Guardián.
Han pasado cinco años desde los eventos narrados en Warcraft 3. La Alianza y la Nueva Horda viven en un estado de guerra fría, y mantienen una frágil y quebradiza paz, mientras reconstruyen sus reinos y tratan de recuperar su prosperidad. En Ventormenta, el rey Varian Wrynn ha desaparecido en circunstancias misteriosas mientras viajaba en misión diplomática a la isla de Theramore, por lo que en su ausencia, es nombrado rey su hijo Anduin Wrynn, todavía un niño, asumiendo la regencia lord Bolvar Fordragon y la misteriosa lady Katrana Prestor. En Orgrimmar, el jefe de guerra Thrall lucha por sacar adelante a la Nueva Horda.
×