On July 6, 2010, Blizzard Entertainment announced that on its forums for all games, users' accounts would display the real names tied to their accounts.[127] Blizzard announced the change following an agreement with Facebook to allow Facebook to connect persons who choose to become friends to share their real identity (Real ID, as Blizzard calls the feature). The integration of the feature into the forums on the Blizzard Entertainment site raised concerns amongst fans of the many game series Blizzard has created over the years.[128]
15 nov Agotamiento mental severo, WoW Classic. Esto va para todas esas personas que no tienen pensado jugar a World Of Warcraft: Classic. Parad ya, señor@s, aburrís lo que no está escrito, los que SI vamos a jugar al Wow:Classic, nos importa tres cuartas partes de un pepino pocho lo que tengáis que decir, a que aspiráis quejándoos?, que se os pasa por la mente para venir aquí a soltar !@#$%^ sobre este proyecto?. Espero que entre todos juntéis medio cerebro para explicarme por aquí que queréis conseguir con todo esto, si esperáis que alguien de la cumbre de Blizzard os lea y diga oh, vamos a cancelar el proyecto por un par de gatos mojados. Es que es para mear y no echar gota, el hate que se lee por aquí hacia este nuevo proyecto que ya saldrá en verano por suerte, porque ya hay fecha para que los cansinos de turno se metan en la cueva. Si no vais a jugar dejad este apartado del foro en paz, gracias cracks. Un saludito.Venath28 15 nov

The great desert fortress of Ahn'Qiraj, long sealed behind the Scarab Wall, was home to the insectoid qiraji, a savage race that had once mounted an assault to devastate the continent of Kalimdor. But something far more sinister lurked behind Ahn'Qiraj's walls: the Old God C'Thun, an ancient entity whose pervasive evil had suffused Azeroth since time immemorial. As C'Thun incited the qiraji to frenzy, both the Alliance and Horde prepared for a massive war effort. A mixed force of Alliance and Horde soldiers, dubbed the Might of Kalimdor, opened the gates of Ahn'Qiraj under the command of the orc Varok Saurfang. The heroes laid siege to the ruins and temples of Ahn'Qiraj and vanquished C'Thun.
Los idiomas son un sistema implementado por Blizzard para evitar que los jugadores de las facciones contrarias se comuniquen entre sí, con vistas a prevenir guerras de descalificaciones o insultos entre facciones por los chats comunes. Cada facción tiene un idioma comprensible por todas las razas de la facción, y que por tanto es el idioma más utilizado en cada sitio. No obstante, todas las razas tienen idiomas propios que les sirven para comunicarse únicamente con los miembros de su propia raza (salvo humanos y orcos, cuyos idiomas son los idiomas comunes de facción). El idioma que emplea el jugador es seleccionable a través de su interfaz. Si un jugador al comunicarse emplea un idioma que su interlocutor no puede comprender, el interlocutor no verá el texto introducido por el hablante sino una frase incomprensible en el idioma que el jugador emplea. En todo caso que el hablante no emplee el idioma común o el orco, se verá entre corchetes el nombre del idioma que utiliza.

Tras los eventos narrados en Wrath of the Lich King, Arthas ha muerto, y la guerra en Rasganorte parece haber terminado, ya que la Plaga está controlada por Bolvar Fordragon, convertido en el nuevo Rey Exánime, el carcelero de los malditos. Pero entonces, misteriosos terremotos comienzan a sacudir toda la faz de Azeroth, y poco después, comienzan una serie de ataques elementales contra las capitales de la Alianza y la Horda. Estos ataques son el preludio del resurgimiento del Dragón Aspecto corrupto Alamuerte, que las destruirá, extendiendo su dañino poder por los dos continentes. Cinco años después, en los que se suceden los eventos narrados en la novela World of Warcraft: The Shattering, Ventormenta y Orgrimmar están en proceso de reconstrucción, y la faz del mundo en Azeroth ha cambiado por completo tras los ataques de Alamuerte, que han reducido a cenizas algunas zonas y han provocado violentos maremotos y terremotos que han partido literalmente la tierra en trozos, inundando algunas zonas y haciendo resurgir otras. Alamuerte ha vuelto con un solo objetivo, el de destruir Azeroth, y no se detendrá hasta conseguirlo.

×