Patch 1.9.3 added native support for Intel-powered Macs, making World of Warcraft a universal application. As a result of this, the minimum supported Mac OS X version has been changed to 10.3.9; World of Warcraft version 1.9.3 and later will not launch on older versions of Mac OS X.[61] PowerPC architecture Macs are no longer supported since version 4.0.1.[62]
Deep within Blackrock Mountain, the black dragon Nefarian conducted twisted experiments with the blood of other dragonflights. Intent on seizing the entire area for his own, he recruited the remaining Dark Horde, a rogue army that embraced the demonic bloodlust of the old Horde. These corrupt orcs, trolls, and other races battled against Ragnaros and the Dark Iron dwarves for control of the mountain. Nefarian created the twisted chromatic dragons and a legion of other aberrations in his bid to form an army powerful enough to control Azeroth and continue the legacy of his infamous father, Deathwing the Destroyer. Nefarian was vanquished by the heroes from the Horde and the Alliance.
Los monjes son maestros del combate a mano y solo empuñan las armas para sus letales golpes de gracia (viajero del viento). Los monjes sanadores aportan armonía y equilibrio a todos los grupos y pueden sanar hasta las heridas más graves con remedios antiguos y artes espirituales (tejedor de la niebla). Son pocos los que pueden confiar en sobrevivir ante la extrema destreza del monje maestro cervecero, cuyas intensas bebidas e impredecible estilo de combate absorben unas cantidades de daño impresionantes (maestro cervecero).
When new content is added to the game, official system requirements may change. In version 1.12.0 the requirements for Windows were increased from requiring 256 MB to 512 MB of RAM. Official Windows 98 technical support was dropped, but the game continued to run there until version 2.2.3.[63] Before Mists of Pandaria, World of Warcraft will officially drop support for Windows 2000.[64]
World of Warcraft ganó varios premios tras su lanzamiento, incluyendo Selecciones de Editores (Editor's Choice awards).15​42​ Además, ganó varios premios anuales de medios, siendo descrito como el mejor videojuego de rol y MMORPG.44​ Los gráficos y el sonido también recibieron mención en los premios anuales, sobre todo el estilo de dibujos animados45​ y el sonido en general.46​ El juego recibió el premio al mejor producto de entretenimiento para Mac OS X en los premios Apple Design en 2005.47​ finalmente, World of Warcraft fue reconocido en los premios Spike TV de 2005 como el mejor juego de PC, mejor juego multijugador, mejor RPG y juego más adictivo.48​ En 2008, World of Warcraft fue honrado (junto con Neverwinter Nights y EverQuest) en la quincuagésimo novena edición de los premios Emmy de la tecnología e ingeniería por su avance en juegos MMORPG.49​ Game Informer situó a World of Warcraft como el undécimo en su lista de los mejores dos cientos juegos de todos los tiempos.50​ La expansión Wrath of the Lich King recibió el premio al Mejor Videojuego en la categoría de empresas otorgado por el certamen imagina en su edición del año 2009.51​

The game's audio was well received, particularly the background music. By assigning music to different areas of the game world, reviewers felt that the fantasy style added to the player's immersion,[81] and that the replay value was increased.[20] The sounds and voices used by characters and NPCs, as well as the overall sound effects, were felt to add a "personality" to the game.[81]
08 nov La Demo es una chapuza, broma de mal gusto - Phasing - Ventana de LFR - Puntos de experiencia bufados - El warrior en lvl 15 pega muchísmo - Regeneración alta de vida/mana - Daño infligido / recibido - En la versión en español, al mago lo llaman CHAMAN ... Blizzard, esto no es una demo de Classic. Parece un refrito de varias expansiones. ES UNA BASURA. No consigo encontrar ninguna explicación para TAMAÑA CHAPUZA. No es digno de una empresa como vosotros. No he puesto ni un euro en el WoW desde WotLK, y seguiré sin hacerlo si seguís así.Nain81 08 nov
Su utilidad radica en su capacidad de ser Heal o DPS, dependiendo de la rama de talentos que tome el jugador, aunque preferentemente está diseñado para la sanación. Usan la armadura de tela, por lo que no son buenos en el combate cuerpo a cuerpo. Emplean el conocido sistema de maná para usar sus facultades, este disminuye a medida que las utilizan, pero se regenera periódicamente y a diferencia de la Ira, solo está limitada por el equipamiento del personaje. Posee dos ramas de talentos dedicadas a la curación, una de ellas es más rápida pensada para curar individualmente y en el uso de escudos, además de tener que hacer daño para aumentar la sanación (Disciplina), y la otra para curar a grandes cantidades de manera colectiva, aunque tarde más en cargar las habilidades (Sagrado), o bien pueden desempeñar el rol de DPS usando la rama de talentos especializada en el uso magia oscura de daño periódico (Sombra).
Más tarde con la aparición de Warcraft, el juego de rol y World of Warcraft (ambos de 2003), la tradición popular del mundo fantástico que argumenta los juegos y literatura de Warcraft se hizo considerablemente compleja, retomó para ello a varias criaturas fantásticas o razas de Dungeons & Dragons,9​ The Lord of the Rings y la mitología tradicional de varias partes del mundo, como lo tiende a hacer gran parte de la literatura fantástica contemporánea. También ha incorporado distintos lenguajes y vocaciones u oficios que determinan los modos de vida de los aventureros, así como la distinción entre las razas mortales y los inmortales.10​
Tras los eventos narrados en Wrath of the Lich King, Arthas ha muerto, y la guerra en Rasganorte parece haber terminado, ya que la Plaga está controlada por Bolvar Fordragon, convertido en el nuevo Rey Exánime, el carcelero de los malditos. Pero entonces, misteriosos terremotos comienzan a sacudir toda la faz de Azeroth, y poco después, comienzan una serie de ataques elementales contra las capitales de la Alianza y la Horda. Estos ataques son el preludio del resurgimiento del Dragón Aspecto corrupto Alamuerte, que las destruirá, extendiendo su dañino poder por los dos continentes. Cinco años después, en los que se suceden los eventos narrados en la novela World of Warcraft: The Shattering, Ventormenta y Orgrimmar están en proceso de reconstrucción, y la faz del mundo en Azeroth ha cambiado por completo tras los ataques de Alamuerte, que han reducido a cenizas algunas zonas y han provocado violentos maremotos y terremotos que han partido literalmente la tierra en trozos, inundando algunas zonas y haciendo resurgir otras. Alamuerte ha vuelto con un solo objetivo, el de destruir Azeroth, y no se detendrá hasta conseguirlo.
×