29 oct Las razas son importantes? Buenas a todos, quería preguntaros una simple duda. Me gustaría hacerme un mago para la classic y que fuera humano. He leído que los humanos tienen espíritu como mejora racial pero los gnomos tienen intelecto como mejora racial cosa que para un mago es mejor. Mi duda es si quiero estar por encima del resto, estoy obligado a cogerme un gnomo para marcar la pequeña diferencia o la diferencia es tan poca que no es importante. Es que todos sabemos que en bfa apenas es importante pero en classic me temo que seguro que tenía mucha más importancia, pero eso de ser el super enano del grupo y que mi equipo se veo diminuto no me hace mucha gracia jaja. Saludos y que ganas de classic!Iranth6 29 oct

07 nov ¡La demo de WoW Classic! Ha sido genial presenciar el entusiasmo generado por WoW Classic y la demo para jugar desde casa que lanzamos como parte de la Entrada Virtual de la BlizzCon. Por eso, ¡queremos que la fiesta continúe unos cuantos días más! Hemos ampliado el tiempo para probar la demo de WoW Classic hasta las 19:00 CET del lunes, 12 de noviembre. Así dispondréis del fin de semana para conseguir esas pezuñas de zhebra que os faltan o para cocinar un poco de estofado de los Páramos de Poniente. Esperamos que os haya gustado la demo de WoW Classic, ¡tenemos muchas ganas de compartir con vosotros el juego completo el próximo verano!Taepsilum0	07 nov

Es la clase más conocida del juego, es especialista en combate cuerpo a cuerpo. Según sus talentos pueden desempeñarse como Tanques (Talentos Protección) o DPS (Armas [más para JcJ] y furia [especializado en JcE]). Utilizan las armaduras de placas a partir del nivel 40 y todo tipo de armas exceptuando las varitas y los bastones. Utilizan la Ira como recurso para usar sus habilidades, esta aumenta cuando el guerrero está en combate, lo que le permite usar sus facultades, pero desaparece rápidamente al salir de este. Son la única clase del juego que puede emplear armas de dos manos en una sola (en rama Furia).

Tras los eventos narrados en Wrath of the Lich King, Arthas ha muerto, y la guerra en Rasganorte parece haber terminado, ya que la Plaga está controlada por Bolvar Fordragon, convertido en el nuevo Rey Exánime, el carcelero de los malditos. Pero entonces, misteriosos terremotos comienzan a sacudir toda la faz de Azeroth, y poco después, comienzan una serie de ataques elementales contra las capitales de la Alianza y la Horda. Estos ataques son el preludio del resurgimiento del Dragón Aspecto corrupto Alamuerte, que las destruirá, extendiendo su dañino poder por los dos continentes. Cinco años después, en los que se suceden los eventos narrados en la novela World of Warcraft: The Shattering, Ventormenta y Orgrimmar están en proceso de reconstrucción, y la faz del mundo en Azeroth ha cambiado por completo tras los ataques de Alamuerte, que han reducido a cenizas algunas zonas y han provocado violentos maremotos y terremotos que han partido literalmente la tierra en trozos, inundando algunas zonas y haciendo resurgir otras. Alamuerte ha vuelto con un solo objetivo, el de destruir Azeroth, y no se detendrá hasta conseguirlo.
×