Some of the challenges in World of Warcraft require players to group together to complete them. These usually take place in dungeons—also known as "instances"—that a group of characters can enter together. The term "instance" comes from each group or party having a separate copy, or instance, of the dungeon, complete with their own enemies to defeat and their own treasure or rewards.[32] This allows a group to explore areas and complete quests without others interfering. Dungeons are spread over the game world and are designed for characters of varying progression. A typical dungeon will allow up to five characters to enter as part of a group. Some dungeons require more players to group together and form a "raid" of up to forty players to face some of the most difficult challenges.[33] As well as dungeon-based raid challenges, several creatures exist in the normal game environment that are designed for raids to attack.[28][34]

El Lanzador de Blizzard es un programa diseñado para ejercer como punto de partida para los jugadores de World of Warcraft, sirve tanto para arrancar el juego como para actualizarlo. Fue incluido por primera vez en el parche 1.8.3. Además también incluye noticias, acceso a la página de asistencia técnica, acceso a los reinos de prueba (para probar parches antes de su lanzamiento al público), actualizaciones a Warden (sistema antitrampas implantado por Blizzard) y actualizaciones para el propio lanzador.27​ El parche 3.0.8 rediseñó el lanzador y permite cambiar la configuración del juego. Un nuevo rediseño en la versión 4.0.1 incluyó la actualización "al vuelo" permitiendo la descarga e instalación de actualizaciones de contenido mientras se está utilizando el juego.
Han pasado cinco años desde los eventos narrados en Warcraft 3. La Alianza y la Nueva Horda viven en un estado de guerra fría, y mantienen una frágil y quebradiza paz, mientras reconstruyen sus reinos y tratan de recuperar su prosperidad. En Ventormenta, el rey Varian Wrynn ha desaparecido en circunstancias misteriosas mientras viajaba en misión diplomática a la isla de Theramore, por lo que en su ausencia, es nombrado rey su hijo Anduin Wrynn, todavía un niño, asumiendo la regencia lord Bolvar Fordragon y la misteriosa lady Katrana Prestor. En Orgrimmar, el jefe de guerra Thrall lucha por sacar adelante a la Nueva Horda.
×