Thrall, jefe de guerra de la Horda y chamán más poderoso de Azeroth, otorga el cargo de jefe de guerra a Garrosh Grito Infernal para unirse al Anillo de la Tierra en su lucha contra Alamuerte. Esta criticada y disputada decisión por parte de los altos cargos de la Horda llevará a esta nueva Horda a una serie de medidas en las que será palpable el afloramiento de la locura de Garrosh. Es necesaria la unión de los guerreros de la Horda y de la Alianza junto a los Dragones Aspecto para enfrentarse a los agentes de Alamuerte y destruir al mismo.
Son asesinos, se especializan en utilizar una gran variedad de armas con las dos manos, aunque el arma icónica de esta clase es la daga. Es una clase clave tanto para el PVE como el PVP por su capacidad de inutilizar a sus contrincantes , cualquiera de sus tres ramas de talentos (Asesinato, sutileza y combate) es compatible para las dos cosas depende de los gustos del jugador. Su rol se basa en énfasis en el sigilo, los venenos y el control. Usa energía como recurso.

15 nov Agotamiento mental severo, WoW Classic. Esto va para todas esas personas que no tienen pensado jugar a World Of Warcraft: Classic. Parad ya, señor@s, aburrís lo que no está escrito, los que SI vamos a jugar al Wow:Classic, nos importa tres cuartas partes de un pepino pocho lo que tengáis que decir, a que aspiráis quejándoos?, que se os pasa por la mente para venir aquí a soltar !@#$%^ sobre este proyecto?. Espero que entre todos juntéis medio cerebro para explicarme por aquí que queréis conseguir con todo esto, si esperáis que alguien de la cumbre de Blizzard os lea y diga oh, vamos a cancelar el proyecto por un par de gatos mojados. Es que es para mear y no echar gota, el hate que se lee por aquí hacia este nuevo proyecto que ya saldrá en verano por suerte, porque ya hay fecha para que los cansinos de turno se metan en la cueva. Si no vais a jugar dejad este apartado del foro en paz, gracias cracks. Un saludito.Venath28 15 nov
World of Warcraft received very positive reviews upon release,[80] following a period of high anticipation before launch.[86] Although the game follows a similar model to—and was noted for using many familiar concepts from—the role-playing genre,[10][81] the new approaches to reducing pauses between game encounters were well liked.[21] A common example was the approach to character death. In some previous MMORPGs, a player would suffer a high penalty for character death; in World of Warcraft, a player is able to recover and start playing quickly.[10] Combat was another area where "downtime", or pauses between play, was reduced. By allowing all character types to recover from damage taken, players can return to combat quickly.[21] Reviewers felt that these changes in pacing would make the genre more accessible to casual players—those who play for short periods of time—[21] while still having "deep" gameplay that would attract players of all levels of interest.[20] The concept of a "rested bonus", or increasing the rate at which a player's character gains experience, was also welcomed as a way for players to quickly catch up with their friends in progression.[10]
Han pasado cinco años desde los eventos narrados en Warcraft 3. La Alianza y la Nueva Horda viven en un estado de guerra fría, y mantienen una frágil y quebradiza paz, mientras reconstruyen sus reinos y tratan de recuperar su prosperidad. En Ventormenta, el rey Varian Wrynn ha desaparecido en circunstancias misteriosas mientras viajaba en misión diplomática a la isla de Theramore, por lo que en su ausencia, es nombrado rey su hijo Anduin Wrynn, todavía un niño, asumiendo la regencia lord Bolvar Fordragon y la misteriosa lady Katrana Prestor. En Orgrimmar, el jefe de guerra Thrall lucha por sacar adelante a la Nueva Horda.
×