World of Warcraft requires a subscription to allow continued play, with options to pay in one-month, three-month, or six-month blocks, and time cards of varying lengths available from retailers, or purchasing a "WoW Token" in-game.[35][36] Expansion packs are available online and from retailers. As the game client is the same regardless of the version of World of Warcraft the user owns, the option to purchase expansions online was added as it allows for a quick upgrade. World of Warcraft is also available as a free Starter Edition, which is free to play for an unlimited amount of time. Starter Edition characters are unable to gain experience after reaching level 20, and there are other restrictions in effect for Starter Edition accounts, including the inability to trade, use mail, use Auction House, use public chat channels, join guilds or amass more than ten gold.[37]

08 nov La Demo es una chapuza, broma de mal gusto - Phasing - Ventana de LFR - Puntos de experiencia bufados - El warrior en lvl 15 pega muchísmo - Regeneración alta de vida/mana - Daño infligido / recibido - En la versión en español, al mago lo llaman CHAMAN ... Blizzard, esto no es una demo de Classic. Parece un refrito de varias expansiones. ES UNA BASURA. No consigo encontrar ninguna explicación para TAMAÑA CHAPUZA. No es digno de una empresa como vosotros. No he puesto ni un euro en el WoW desde WotLK, y seguiré sin hacerlo si seguís así.Nain81 08 nov


Tras los eventos narrados en Wrath of the Lich King, Arthas ha muerto, y la guerra en Rasganorte parece haber terminado, ya que la Plaga está controlada por Bolvar Fordragon, convertido en el nuevo Rey Exánime, el carcelero de los malditos. Pero entonces, misteriosos terremotos comienzan a sacudir toda la faz de Azeroth, y poco después, comienzan una serie de ataques elementales contra las capitales de la Alianza y la Horda. Estos ataques son el preludio del resurgimiento del Dragón Aspecto corrupto Alamuerte, que las destruirá, extendiendo su dañino poder por los dos continentes. Cinco años después, en los que se suceden los eventos narrados en la novela World of Warcraft: The Shattering, Ventormenta y Orgrimmar están en proceso de reconstrucción, y la faz del mundo en Azeroth ha cambiado por completo tras los ataques de Alamuerte, que han reducido a cenizas algunas zonas y han provocado violentos maremotos y terremotos que han partido literalmente la tierra en trozos, inundando algunas zonas y haciendo resurgir otras. Alamuerte ha vuelto con un solo objetivo, el de destruir Azeroth, y no se detendrá hasta conseguirlo.
×