In China, because a large number of players do not own the computer on which they play games (e.g. if they play in Internet cafés), the CD keys required to create an account can be purchased independently of the software package. To play the game, players must also purchase prepaid game cards that can be played for 66 hours and 40 minutes.[55] A monthly fee model is not available to players of this region. The Chinese government and NetEase, the licensee for World of Warcraft in China, have imposed a modification on Chinese versions of the game which places flesh on bare-boned skeletons and transforms dead character corpses into tidy graves. These changes were imposed by the Chinese government in an attempt to "promote a healthy and harmonious online game environment" in World of Warcraft.[56][57] The Chinese government delayed the release of the Wrath of the Lich King expansion, due to what it deemed objectionable content.[58] NetEase took over licensing of World of Warcraft from The9 in June 2009 following the expiration of The9's contract,[59] and were able to secure a launch for Wrath of the Lich King on August 31, 2010, nearly two years after its Western release.
En World of Warcraft un jugador tiene acceso a doce tipos de clases (según la expansión Legion) restringida según la raza que se seleccione.17​ Además de la diferencia existente entre cada clase, estas pueden elegir una rama de talentos entre un total de tres (o cuatro si se selecciona druida como clase), aumentando la diferencia entre estas.18​19​
World of Warcraft ganó varios premios tras su lanzamiento, incluyendo Selecciones de Editores (Editor's Choice awards).15​42​ Además, ganó varios premios anuales de medios, siendo descrito como el mejor videojuego de rol y MMORPG.44​ Los gráficos y el sonido también recibieron mención en los premios anuales, sobre todo el estilo de dibujos animados45​ y el sonido en general.46​ El juego recibió el premio al mejor producto de entretenimiento para Mac OS X en los premios Apple Design en 2005.47​ finalmente, World of Warcraft fue reconocido en los premios Spike TV de 2005 como el mejor juego de PC, mejor juego multijugador, mejor RPG y juego más adictivo.48​ En 2008, World of Warcraft fue honrado (junto con Neverwinter Nights y EverQuest) en la quincuagésimo novena edición de los premios Emmy de la tecnología e ingeniería por su avance en juegos MMORPG.49​ Game Informer situó a World of Warcraft como el undécimo en su lista de los mejores dos cientos juegos de todos los tiempos.50​ La expansión Wrath of the Lich King recibió el premio al Mejor Videojuego en la categoría de empresas otorgado por el certamen imagina en su edición del año 2009.51​
Characters were felt to be implemented well, with each class appearing "viable and interesting", having unique and different mechanisms,[83] and each of the races having a distinct look and feel.[10] Character development was also liked, with the talent mechanism offering choice to players,[81] and profession options being praised.[10] Character customization options were felt to be low,[20] but the detail of character models was praised.[86]

In December 2015, Blizzard sold an in-game battle pet named Brightpaw for $10 with all proceeds going to the Make-A-Wish Foundation.[145] This resulted in a new Blizzard record donation of over $1.7 million to Make-A-Wish.[146] In December 2016, Blizzard again sold a battle pet named Mischief for $10; it helped raise more than 2.5 million for Make-A-Wish.[147] In September 2017, Blizzard sold a battle pet named Shadow the fox for $10, with proceeds going to the Red Cross to help with disaster relief.[148]


Tras los eventos narrados en Wrath of the Lich King, Arthas ha muerto, y la guerra en Rasganorte parece haber terminado, ya que la Plaga está controlada por Bolvar Fordragon, convertido en el nuevo Rey Exánime, el carcelero de los malditos. Pero entonces, misteriosos terremotos comienzan a sacudir toda la faz de Azeroth, y poco después, comienzan una serie de ataques elementales contra las capitales de la Alianza y la Horda. Estos ataques son el preludio del resurgimiento del Dragón Aspecto corrupto Alamuerte, que las destruirá, extendiendo su dañino poder por los dos continentes. Cinco años después, en los que se suceden los eventos narrados en la novela World of Warcraft: The Shattering, Ventormenta y Orgrimmar están en proceso de reconstrucción, y la faz del mundo en Azeroth ha cambiado por completo tras los ataques de Alamuerte, que han reducido a cenizas algunas zonas y han provocado violentos maremotos y terremotos que han partido literalmente la tierra en trozos, inundando algunas zonas y haciendo resurgir otras. Alamuerte ha vuelto con un solo objetivo, el de destruir Azeroth, y no se detendrá hasta conseguirlo.

×