World of Warcraft was recognized at the 2005 Spike TV Video Game Awards where it won Best PC Game, Best Multiplayer Game, Best RPG, and Most Addictive Game.[92] In 2008, World of Warcraft was honoured—along with Neverwinter Nights and EverQuest—at the 59th Annual Technology & Engineering Emmy Awards for advancing the art form of MMORPG games.[93] In 2009, Game Informer ranked World of Warcraft 11th on their list of "The Top 200 Games of All Time".[94] In 2015, the game placed 3rd on USgamer's The 15 Best Games Since 2000 list.[95]

El clan Lobo Gélido se reúne con los humanos liderados por Llane y Anduin, pero son emboscados por Puño Negro creyendo que es una trampa. Superados en número, los humanos se retiran, y Medivh crea una barrera de energía para protegerlos, pero el hijo de Lothar, Callan, queda separado del resto y es asesinado despiadadamente por Puño Negro. Garona y Khadgar encuentran a un debilitado Medivh, al que llevan de nuevo a Karazhan para que se recupere. Allí, Khadgar observa un aura verde en los ojos de Medivh, enterándose que está infectado con magia vil, por lo que viaja a la ciudad flotante de Dalaran, donde informa la situación a los archimagos del Kirin Tor. Alodi, una maga legendaria, es la verdadera identidad de la sombra que Khadgar vio en Karazhan, y es ella quien le revela que Medivh ha sido poseído por un poderoso demonio. En el campamento orco, Puño Negro asesina a los miembros del clan Lobo Gélido, pero Orgrimm ayuda a Draka a escapar con su hijo, enviándolo corriente abajo de un río en una canasta, mientras ella muere luchando con otro orco, quién quería traer al bebé orco para Gul'Dan. Durotan, hecho prisionero por traidor, es liberado por Orgrimm y reta a Gul´dan a una mak'gora, una sagrada tradición orca donde los combatientes luchan a muerte por el control de la Horda. Durante la pelea, Gul'dan viola las honorables reglas de la mak'gora al usar magia vil para drenar la vida de su oponente, matándolo, pero Durotan, al sacrificar su vida, logra su propósito: que el resto de los orcos junto a Orgrimm que desaprueben a Gul'dan al no tener honor. Este, para evitar la rebelión, influye magia vil en Blackhand y ordena a los orcos atacar a los humanos, que se acercan para atacar el campamento liderados por Llane, quien ha decidido atacar luego de ser engañado por Medivh.
El conflicto centrado entre la raza humana y los orcos, que ha dado nombre a la época actual: La Era del Caos. Aunque desde la caída del Rey Terenas, su reino comienza a ser llamado El Reino Del Caos (Warcraft III). Por su parte, World of Warcraft distingue primeramente a los personajes creados como miembros de la Alianza o de la Horda.11​ La Alianza cuenta actualmente con humanos, enanos, gnomos, elfos de la noche, draeneis y huargen; mientras que la Horda la conforman orcos, troles, tauren, elfos de sangre, renegados (no-muertos) y goblins; por otra parte se tienen a el azote o caballeros de la muerte (comandados por el corrompido príncipe Arthas poseído por el rey Lich con un oculto objetivo) y al denominado legión ardiente bajo el mando de los demonios.
Tras los eventos narrados en Wrath of the Lich King, Arthas ha muerto, y la guerra en Rasganorte parece haber terminado, ya que la Plaga está controlada por Bolvar Fordragon, convertido en el nuevo Rey Exánime, el carcelero de los malditos. Pero entonces, misteriosos terremotos comienzan a sacudir toda la faz de Azeroth, y poco después, comienzan una serie de ataques elementales contra las capitales de la Alianza y la Horda. Estos ataques son el preludio del resurgimiento del Dragón Aspecto corrupto Alamuerte, que las destruirá, extendiendo su dañino poder por los dos continentes. Cinco años después, en los que se suceden los eventos narrados en la novela World of Warcraft: The Shattering, Ventormenta y Orgrimmar están en proceso de reconstrucción, y la faz del mundo en Azeroth ha cambiado por completo tras los ataques de Alamuerte, que han reducido a cenizas algunas zonas y han provocado violentos maremotos y terremotos que han partido literalmente la tierra en trozos, inundando algunas zonas y haciendo resurgir otras. Alamuerte ha vuelto con un solo objetivo, el de destruir Azeroth, y no se detendrá hasta conseguirlo.
×