Existen un total de trece razas jugables16​ divididas en dos facciones, la Alianza y la Horda, siendo la decimotercera raza (Pandaren) compartida por ambos bandos. Pertenecen a la Alianza: humanos, gnomos, enanos, elfos de la noche, draenéi, huarguens y pandarens; y pertenecen a la Horda: orcos, no-muertos renegados, troles, taurens, elfos de sangre, goblins y pandarens. En la mayoría de las zonas, la Alianza y la Horda están en guerra una con la otra, aunque existen zonas neutrales como la ciudad flotante de Dalaran o la Ciudadela de Shattrath, estas zonas son conocidas como santuarios.

30 oct Chamanes Tanke. Bueno pues vengo a preguntar si esto en el Classic era algo viable o una leyenda Urbana pues mi intención en el Classic sería un perfil bajo, sobre todo volver a revivir lo que era hacer mazmorras a la antigua usanza (me muero por hacer un Stralhome) así que mi intención es hacerme un tanke en la Horda pues llevo toda mi vida wowera en la Ali pero como veis mi main es un Guerrero y me gustaría variar (En la Horda no hay Paladines en Vainilla)Grenyar11 30 oct
Tras los eventos narrados en Wrath of the Lich King, Arthas ha muerto, y la guerra en Rasganorte parece haber terminado, ya que la Plaga está controlada por Bolvar Fordragon, convertido en el nuevo Rey Exánime, el carcelero de los malditos. Pero entonces, misteriosos terremotos comienzan a sacudir toda la faz de Azeroth, y poco después, comienzan una serie de ataques elementales contra las capitales de la Alianza y la Horda. Estos ataques son el preludio del resurgimiento del Dragón Aspecto corrupto Alamuerte, que las destruirá, extendiendo su dañino poder por los dos continentes. Cinco años después, en los que se suceden los eventos narrados en la novela World of Warcraft: The Shattering, Ventormenta y Orgrimmar están en proceso de reconstrucción, y la faz del mundo en Azeroth ha cambiado por completo tras los ataques de Alamuerte, que han reducido a cenizas algunas zonas y han provocado violentos maremotos y terremotos que han partido literalmente la tierra en trozos, inundando algunas zonas y haciendo resurgir otras. Alamuerte ha vuelto con un solo objetivo, el de destruir Azeroth, y no se detendrá hasta conseguirlo.
×