En un principio la acción de Warcraft trataba sobre el bien y la nobleza de los hombres y el mal e inmundicia de los seres verdes invasores llamados orcos. No era una historia muy compleja pero era un pretexto suficiente para poner en combate a muerte a dos bandos contrarios. No obstante, el crecimiento del mercado requería tomar mayor empatía de la afición, y se construyó un universo de mayores posibilidades. La cantidad de razas involucradas en la guerra aumentó en Warcraft II, los humanos se unieron con las razas de los altos elfos, los enanos y los gnomos, formando la Alianza de Lordaeron; mientras que los orcos se aliaron con los troles, los ogros y los goblins, aumentando así las filas de la incontenible Horda. Se incluyeron traiciones determinantes para el transcurso de la guerra, siendo la principal la búsqueda de poder del brujo de Gul'dan, que causó un retroceso a las «mareas de la oscuridad» (los orcos) que costó la victoria a la Horda en la Segunda guerra. Además se incluyó la participación de unidades especiales que representaban leyendas vivientes, grandes héroes como Sir Anduin Lothar o Zul'jin que daban al juego una atmósfera más envolvente y épica.
Warcraft (titulada Warcraft: el origen en España y Warcraft: el primer encuentro de dos mundos en algunas partes de Hispanoamérica) es una película épica estadounidense de fantasía de 2016, dirigida y coescrita por Duncan Jones y basada en el universo del popular videojuego Warcraft.2​ La película está protagonizada por Travis Fimmel, Paula Patton, Ben Foster, Dominic Cooper, Toby Kebbell, Ben Schnetzer, Robert Kazinsky y Daniel Wu. La compañía de videojuegos Blizzard Entertainment anunció la película por primera vez en 2006 como un proyecto colaborativo con Legendary Pictures.3​ El rodaje comenzó el 13 de enero de 2014 y terminó el 23 de mayo del mismo año. La película fue lanzada por Universal Pictures y se estrenó el 3 de junio de 2016.4​
In late 2007, a series of television commercials for the game began airing featuring pop culture celebrities such as Mr. T, William Shatner, and Verne Troyer discussing the virtues of the character classes they play in the game.[153] A Spanish commercial featuring Guillermo Toledo, and a French commercial featuring Jean-Claude Van Damme, were also televised.[154] Two more were shown in November 2008, featuring Ozzy Osbourne and Steve Van Zandt.[155] Another commercial in the series, which began airing in November 2011, featured Chuck Norris and played on the Internet phenomenon of "Chuck Norris facts".[156]
Más tarde con la aparición de Warcraft, el juego de rol y World of Warcraft (ambos de 2003), la tradición popular del mundo fantástico que argumenta los juegos y literatura de Warcraft se hizo considerablemente compleja, retomó para ello a varias criaturas fantásticas o razas de Dungeons & Dragons,9​ The Lord of the Rings y la mitología tradicional de varias partes del mundo, como lo tiende a hacer gran parte de la literatura fantástica contemporánea. También ha incorporado distintos lenguajes y vocaciones u oficios que determinan los modos de vida de los aventureros, así como la distinción entre las razas mortales y los inmortales.10​
In China, because a large number of players do not own the computer on which they play games (e.g. if they play in Internet cafés), the CD keys required to create an account can be purchased independently of the software package. To play the game, players must also purchase prepaid game cards that can be played for 66 hours and 40 minutes.[55] A monthly fee model is not available to players of this region. The Chinese government and NetEase, the licensee for World of Warcraft in China, have imposed a modification on Chinese versions of the game which places flesh on bare-boned skeletons and transforms dead character corpses into tidy graves. These changes were imposed by the Chinese government in an attempt to "promote a healthy and harmonious online game environment" in World of Warcraft.[56][57] The Chinese government delayed the release of the Wrath of the Lich King expansion, due to what it deemed objectionable content.[58] NetEase took over licensing of World of Warcraft from The9 in June 2009 following the expiration of The9's contract,[59] and were able to secure a launch for Wrath of the Lich King on August 31, 2010, nearly two years after its Western release.
The great desert fortress of Ahn'Qiraj, long sealed behind the Scarab Wall, was home to the insectoid qiraji, a savage race that had once mounted an assault to devastate the continent of Kalimdor. But something far more sinister lurked behind Ahn'Qiraj's walls: the Old God C'Thun, an ancient entity whose pervasive evil had suffused Azeroth since time immemorial. As C'Thun incited the qiraji to frenzy, both the Alliance and Horde prepared for a massive war effort. A mixed force of Alliance and Horde soldiers, dubbed the Might of Kalimdor, opened the gates of Ahn'Qiraj under the command of the orc Varok Saurfang. The heroes laid siege to the ruins and temples of Ahn'Qiraj and vanquished C'Thun.
Tras los eventos narrados en Wrath of the Lich King, Arthas ha muerto, y la guerra en Rasganorte parece haber terminado, ya que la Plaga está controlada por Bolvar Fordragon, convertido en el nuevo Rey Exánime, el carcelero de los malditos. Pero entonces, misteriosos terremotos comienzan a sacudir toda la faz de Azeroth, y poco después, comienzan una serie de ataques elementales contra las capitales de la Alianza y la Horda. Estos ataques son el preludio del resurgimiento del Dragón Aspecto corrupto Alamuerte, que las destruirá, extendiendo su dañino poder por los dos continentes. Cinco años después, en los que se suceden los eventos narrados en la novela World of Warcraft: The Shattering, Ventormenta y Orgrimmar están en proceso de reconstrucción, y la faz del mundo en Azeroth ha cambiado por completo tras los ataques de Alamuerte, que han reducido a cenizas algunas zonas y han provocado violentos maremotos y terremotos que han partido literalmente la tierra en trozos, inundando algunas zonas y haciendo resurgir otras. Alamuerte ha vuelto con un solo objetivo, el de destruir Azeroth, y no se detendrá hasta conseguirlo.
×