A principios de 2001 Blizzard comenzó a publicar novelas de sus tres universos principales, siendo la primera novela de Warcraft Day of the Dragon.7​ Estas novelas exploran importantes eventos y problemas del mundo de Warcraft, como la liberación de la reina de los dragones, Alexstrasza (en el texto citado arriba), o el nacimiento del nuevo líder de la Horda orca, el jefe de guerra Thrall (narrado en Warcraft: Lord of the Clans). En la diversificación consecuente del universo de Warcraft se comenzaron a emplear notorios elementos orientales en las imágenes y conceptos del mundo y personajes, como los cuerpos y armas desproporcionadas y la idea que tiene de los elfos de cejas y orejas muy largas.8​

World of Warcraft funciona de forma nativa tanto en ordenadores Macintosh de Apple como en Windows. El juego en caja usa un CD híbrido para instalarlo. Los jugadores pueden jugar juntos sin importar el sistema operativo. No existe ninguna versión oficial para ningún otro sistema operativo aunque puede ser jugado en GNU/Linux o FreeBSD mediante Wine.
07 nov No sabéis donde os estáis metiendo Las de horas que había que dedicarle al wow clásico para ser alguien ¿de verdad queréis eso otra vez ? Ya no somos niños que tenemos tanto tiempo para dedicarle ... No os acordáis de ir andando hasta el nivel 40, Y pillar 100g para la montura no era fácil y ya los 1000 para la épica lo flipabas ¿No va a ser muy desesperante a como jugamos ahora ?Arthurdayne265 07 nov

Tras los eventos narrados en Wrath of the Lich King, Arthas ha muerto, y la guerra en Rasganorte parece haber terminado, ya que la Plaga está controlada por Bolvar Fordragon, convertido en el nuevo Rey Exánime, el carcelero de los malditos. Pero entonces, misteriosos terremotos comienzan a sacudir toda la faz de Azeroth, y poco después, comienzan una serie de ataques elementales contra las capitales de la Alianza y la Horda. Estos ataques son el preludio del resurgimiento del Dragón Aspecto corrupto Alamuerte, que las destruirá, extendiendo su dañino poder por los dos continentes. Cinco años después, en los que se suceden los eventos narrados en la novela World of Warcraft: The Shattering, Ventormenta y Orgrimmar están en proceso de reconstrucción, y la faz del mundo en Azeroth ha cambiado por completo tras los ataques de Alamuerte, que han reducido a cenizas algunas zonas y han provocado violentos maremotos y terremotos que han partido literalmente la tierra en trozos, inundando algunas zonas y haciendo resurgir otras. Alamuerte ha vuelto con un solo objetivo, el de destruir Azeroth, y no se detendrá hasta conseguirlo.

×