World of Warcraft fue aclamado universalmente por la crítica después de ser lanzado,39​ siendo precedido de un período de grandes expectativas antes de su publicación.35​ Aunque el juego sigue un modelo similar a otros del género15​ y usa conceptos de los juegos de rol,32​ las nuevas propuestas para reducir las pausas entre encuentros fueron bien recibidas.15​ Como por ejemplo la muerte, en algunos MMORPG previos el jugador sufría una fuerte penalización por morir, mientras que en World of Warcraft el jugador se recuperaba y comenzaba a jugar rápidamente.15​ El combate fue otro espacio donde se produjeron cambios, al permitir al jugador recuperarse rápido del daño sufrido podían volver rápido a la batalla.41​ Estos cambios daban la sensación que harían al juego más accesible a jugadores ocasionales, que podrían jugar por periodos cortos de tiempo y aun así conseguir algo,41​ mientras que a la vez se mantenía la profundidad en el juego de manera que se permitiera a los jugadores de los niveles más altos mantener el interés en el juego.42​ El concepto de "bono por descanso" o el incremento de la velocidad con la que el jugador gana experiencia permitía a los jugadores alcanzar rápidamente el nivel de sus amigos.15​


Han pasado cinco años desde los eventos narrados en Warcraft 3. La Alianza y la Nueva Horda viven en un estado de guerra fría, y mantienen una frágil y quebradiza paz, mientras reconstruyen sus reinos y tratan de recuperar su prosperidad. En Ventormenta, el rey Varian Wrynn ha desaparecido en circunstancias misteriosas mientras viajaba en misión diplomática a la isla de Theramore, por lo que en su ausencia, es nombrado rey su hijo Anduin Wrynn, todavía un niño, asumiendo la regencia lord Bolvar Fordragon y la misteriosa lady Katrana Prestor. En Orgrimmar, el jefe de guerra Thrall lucha por sacar adelante a la Nueva Horda.
×