World of Warcraft contains a variety of mechanisms for player versus player (PvP) play. Players on player versus environment (PvE) servers can opt to "flag" themselves, making themselves attackable to players of the opposite faction.[25] Depending on the mode of the realm, PvP combat between members of opposing factions is possible at almost any time or location in the game world—the only exception being the starting zones, where the PvP "flag" must be enabled by the player wishing to fight against players of the opposite faction. PvE (called normal or RP) servers, by contrast, allow a player to choose whether or not to engage in combat against other players. On both server types, there are special areas of the world where free-for-all combat is permitted. Battlegrounds, for example, are similar to dungeons: only a set number of characters can enter a single battleground, but additional copies of the battleground can be made to accommodate additional players.[26] Each battleground has a set objective, such as capturing a flag or defeating an opposing general, that must be completed to win the battleground. Competing in battlegrounds rewards the character with tokens and honor points that can be used to buy armor, weapons, and other general items that can aid a player in many areas of the game. Winning a battleground awards more honor and tokens than losing. In addition, players also earn honor when they or nearby teammates kill players in a battleground.[25]
Conflict of Nations es un juego gratuito de estrategia para navegador, en el que se desarrolla una guerra global en tiempo real contra docenas de jugadores en campañas que pueden durar días e incluso semanas. Controlas las fuerzas armadas de unas de las naciones líderes de este mundo y eres responsable de su expansión militar, desarrollo económico, investigación tecnológica y diplomacia con el exterior.
Las novelas y otros textos como Warcraft: Day of the Dragon, Arthas: Rise of the Lich King, Warcraft: Lord of the Clans, Warcraft: The Last Guardian, Warcraft: War of the Ancients Trilogy, WarCraft: Of Blood and Honor, (libro electrónico), The Warcraft Archive, Warcraft: The Sunwell Trilogy (manga), The Art of Warcraft y varias guías de estrategia de sus videojuegos.

When new content is added to the game, official system requirements may change. In version 1.12.0 the requirements for Windows were increased from requiring 256 MB to 512 MB of RAM. Official Windows 98 technical support was dropped, but the game continued to run there until version 2.2.3.[63] Before Mists of Pandaria, World of Warcraft will officially drop support for Windows 2000.[64]
Su utilidad radica en su capacidad de ser Heal o DPS, dependiendo de la rama de talentos que tome el jugador, aunque preferentemente está diseñado para la sanación. Usan la armadura de tela, por lo que no son buenos en el combate cuerpo a cuerpo. Emplean el conocido sistema de maná para usar sus facultades, este disminuye a medida que las utilizan, pero se regenera periódicamente y a diferencia de la Ira, solo está limitada por el equipamiento del personaje. Posee dos ramas de talentos dedicadas a la curación, una de ellas es más rápida pensada para curar individualmente y en el uso de escudos, además de tener que hacer daño para aumentar la sanación (Disciplina), y la otra para curar a grandes cantidades de manera colectiva, aunque tarde más en cargar las habilidades (Sagrado), o bien pueden desempeñar el rol de DPS usando la rama de talentos especializada en el uso magia oscura de daño periódico (Sombra).
Warcraft y World of Warcraft son series que comparten la misma mitología, el universo de Warcraft, pero existen algunas diferencias que distinguir entre los dos títulos. En primer lugar, hablando de la tradición de sus videojuegos, el primero tiene una sobresaliente trayectoria dentro del género de estrategia en tiempo real, mientras que el segundo se ha enfocado en ser un juego de rol de aventuras en línea.
DPS: sigla de daño por segundo. Se encargan de golpear al enemigo y bajarle la vida hasta derrotarlo. Son el tipo más diverso y hay de muchos tipos, a distancia (cazadores), cuerpo a cuerpo (guerrero, chamán mejora, caballero de la muerte, pícaro, paladín, druida feral, monjes viajero del viento, cazador de demonios devastación) y mágicos o los lanzadores o casters (mago, brujo, sacerdote sombras, chamán elemental, druida equilibrio). Sus puntos de vida suelen ser la mitad que la de los tanques, pero el daño que infligen es superior con respecto a los otros roles y prácticamente son estos los que acaban con los jefes en las bandas. Por esa misma razón, son el tipo de rol que se necesita en mayor cantidad en las bandas.
Years ago, in the ruined temple of Atal'Hakkar, loyal priests of the Blood God Hakkar the Soulflayer attempted to summon the wrathful deity's avatar into the world. But his followers, the Atal'ai priesthood, discovered that the Soulflayer could only be summoned within the Gurubashi tribe's ancient capital, Zul'Gurub. Newly reborn in this jungle fortress, Hakkar took control of the Gurubashi tribe and mortal champions of the trolls' mighty animal gods. The Soulflayer's dark influence was halted when the Zandalari tribe recruited heroes and invaded Zul'Gurub.
30 oct Chamanes Tanke. Bueno pues vengo a preguntar si esto en el Classic era algo viable o una leyenda Urbana pues mi intención en el Classic sería un perfil bajo, sobre todo volver a revivir lo que era hacer mazmorras a la antigua usanza (me muero por hacer un Stralhome) así que mi intención es hacerme un tanke en la Horda pues llevo toda mi vida wowera en la Ali pero como veis mi main es un Guerrero y me gustaría variar (En la Horda no hay Paladines en Vainilla)Grenyar11 30 oct
Tras los eventos narrados en Wrath of the Lich King, Arthas ha muerto, y la guerra en Rasganorte parece haber terminado, ya que la Plaga está controlada por Bolvar Fordragon, convertido en el nuevo Rey Exánime, el carcelero de los malditos. Pero entonces, misteriosos terremotos comienzan a sacudir toda la faz de Azeroth, y poco después, comienzan una serie de ataques elementales contra las capitales de la Alianza y la Horda. Estos ataques son el preludio del resurgimiento del Dragón Aspecto corrupto Alamuerte, que las destruirá, extendiendo su dañino poder por los dos continentes. Cinco años después, en los que se suceden los eventos narrados en la novela World of Warcraft: The Shattering, Ventormenta y Orgrimmar están en proceso de reconstrucción, y la faz del mundo en Azeroth ha cambiado por completo tras los ataques de Alamuerte, que han reducido a cenizas algunas zonas y han provocado violentos maremotos y terremotos que han partido literalmente la tierra en trozos, inundando algunas zonas y haciendo resurgir otras. Alamuerte ha vuelto con un solo objetivo, el de destruir Azeroth, y no se detendrá hasta conseguirlo.
×