The great desert fortress of Ahn'Qiraj, long sealed behind the Scarab Wall, was home to the insectoid qiraji, a savage race that had once mounted an assault to devastate the continent of Kalimdor. But something far more sinister lurked behind Ahn'Qiraj's walls: the Old God C'Thun, an ancient entity whose pervasive evil had suffused Azeroth since time immemorial. As C'Thun incited the qiraji to frenzy, both the Alliance and Horde prepared for a massive war effort. A mixed force of Alliance and Horde soldiers, dubbed the Might of Kalimdor, opened the gates of Ahn'Qiraj under the command of the orc Varok Saurfang. The heroes laid siege to the ruins and temples of Ahn'Qiraj and vanquished C'Thun.
The appearance of the game world was praised by critics. Most popular was the fact that a player could run from one end of the continent to the other without having to pause at a "loading screen" while part of the game is retrieved from storage.[86] The environment was described as "breathtaking". Players found it difficult to become lost, and each area in the game world had a distinct look that blended from one to the next.[21] Critics described the environment as "a careful blend of cartoon, fantasy art, and realism".[81] The game was found to run smoothly on a range of computer systems,[10] although some described it as basic,[21] and mentioned that the bloom light rendering effect can blur things.[20] One reviewer described the ability to fly over long stretches of scenery as "very atmospheric".[83] The user interface was liked, being described as "simple", with tooltips helping to get the player started.[10]
Este es un particular juego on line, multijugador, en el que todas las armas, conjuros, pociones, elementos de armadura y demás ítems que puedes llevar en la mochila de tu personaje de World of Warcraft, han sido dispuestos de tal manera que conforman el logo de este popular divertimento. A traves de el pudes disfrutar de tu aventura personal y asi armar yu propia leyenda interactuando con los demas jugadores. Estaras obligado a combatir con multiples enemigos a lo largo de las diferentes batallas que te propone esta version, que agrega nuevas posibilidades. Debes tener en cuenta que contiuamente encontraras algo nuevo para asombrarte, ya que como todo juego online, tiene un equipo de desarrollo dedicado expresamente a crear un flujo constante de nuevas aventuras, continentes nuevos para explorar y enemigos que vencer.
World of Warcraft ha inspirado dos juegos de tablero: World of Warcraft: El Juego de Tablero (incluyendo las expansiones Shadow of War y The Burning Crusade)59​ y World of Warcraft: El Juego de Aventuras,60​61​ producidos por Fantasy Flight Games y editados en español por Devir. También existe un juego de cartas coleccionables, World of Warcraft Trading Card Game,62​ y un juego de miniaturas coleccionable63​ ambos producidos por Upper Deck Entertainment, a partir de marzo de 2010, cambió a Cryptozoic Entertainment.
08 nov 2017 Bienvenidos/as – Por favor, leed ¡Bienvenidos/as a los foros de discusión de World of Warcraft! Este foro existe para proporcionaros un ambiente agradable en el que podáis discutir todos los aspectos de World of Warcraft con el resto de jugadores. Los foros de de la Comunidad funcionan mejor cuando sus participantes tratan a los demás con respeto y cortesía. Por consiguiente, os pedimos que toméis un poco de tiempo para leer el código de conducta del foro antes de publicar: https://eu.battle.net/forums/code-of-conduct/ Búsqueda La nueva función de búsqueda en la parte superior de la página de comunidad de World of Warcraft es extremadamente potente. Por favor, aseguraros de usarla para buscar temas similares, publicaciones de blog, o páginas web que puedan contener una respuesta antes de crear vuestro hilo en el foro. Crear un nuevo hilo sobre un tema ya existente podría ocasionar que vuestro hilo fuera borrado. Si continuáis publicando de nuevo el mensaje, os arriesgáis a tener vuestros privilegios de publicación suspendidos por spam. Lo peor de todo será que haréis que los demás visitantes del foro se enfaden porque no habréis usado un minuto para buscar antes de publicar. Clasificación El nuevo sistema de clasificación, puede usarse para promover discusiones positivas y degradar temas de poca relevancia, o incluso denunciar temas que incumplan el código de conducta de los foros. Al consultar una publicación, se presentará un icono de pulgar arriba y otro de pulgar abajo. Haciendo clic en el icono de “pulgar abajo” podréis seleccionar una de varias opciones. La opción de “no me gusta” puntuará el comentario hacia abajo. Si suficiente número de jugadores siente aversión por una publicación éste será oscurecido o si hay muchos “no me gusta” será ocultado. También podréis denunciar una publicación rápidamente como trolling o spam, o usar la función de denunciar añadiendo una descripción más completa de la infracción. Tan sólo podréis puntuar cada publicación una sola vez. Usadlo sabiamente para ayudar a fomentar un foro positivo y útil para la comunidad. Normas del foro Como ampliación del código de conducta de los foros, aquí tenéis algunas normas de cortesía comunes a seguir para garantizar que estos foros son un lugar de reunión para la comunidad constructivo y amistoso. Mientras que éstas entran técnicamente dentro de los límites del Código de Conducta, cubren más ejemplos específicos de errores comunes que pueden ocasionar la eliminación de hilos o a la revocación de vuestros privilegios para publicar.Arendelium1 08 nov 2017
Years ago, in the ruined temple of Atal'Hakkar, loyal priests of the Blood God Hakkar the Soulflayer attempted to summon the wrathful deity's avatar into the world. But his followers, the Atal'ai priesthood, discovered that the Soulflayer could only be summoned within the Gurubashi tribe's ancient capital, Zul'Gurub. Newly reborn in this jungle fortress, Hakkar took control of the Gurubashi tribe and mortal champions of the trolls' mighty animal gods. The Soulflayer's dark influence was halted when the Zandalari tribe recruited heroes and invaded Zul'Gurub.
¡Disfruta de otro clásico! SimCity es un videojuego de construcción de ciudades creado por Will Wright y desarrollado por el estudio Maxis en 1989. La finalidad principal es simular la construcción y el desarrollo de una ciudad con un amplio sentido del urbanismo. ¡Diviértete y consigue hacer crecer tu ciudad para convertirla en una gran metrópoli!
Bienvenido al universo virtual definitivo impulsado por la imaginación. Únete a la comunidad de gaming más grande generada por los usuarios y disfruta de miles de juegosdesde juegos inmersivos multijugador y competencias hasta aventuras interactivas donde puedes imaginar cómo sería ser un dinosaurio, un minero en una cantera o un astronauta en una exploración espacial. ¡Aquí podrás ver todos los Gameplays grabados por los Youtubers más famosos!
As with other MMORPGs, players control a character avatar within a game world in third- or first-person view, exploring the landscape, fighting various monsters, completing quests, and interacting with non-player characters (NPCs) or other players. Also similar to other MMORPGs, World of Warcraft requires the player to pay for a subscription by using a credit or debit card, using prepaid Blizzard game cards or using a WoW Token purchased in-game. Players without a subscription may use a trial account that lets the player character reach up to level 20 but has many features locked.[10]

Draenor, el mundo de los orcos, está siendo destruido por una misteriosa fuerza llamada Vil. Un brujo orco llamado Gul'dan ha unido los clanes orcos en una Horda, creando un portal para pasar al mundo de Azeroth. Los orcos están utilizando la magia vil para absorber la vida de los draenei con el fin de alimentar el portal. Una vez abierto, Gul'dan lidera una pequeña avanzada para capturar prisioneros en Azeroth y sacrificarlos para poder traer al resto de la Horda a través del portal. A pesar de sus dudas, Durotan, jefe del clan Lobo Gélido, su esposa embarazada Draka y su mejor amigo Orgrimm Doomhammer se unen a esta avanzada. Mientras cruzan el portal, Draka entra en labor de parto. Cuando llegan a Azeroth, Gul'dan ayuda a Draka a dar a luz, pero el bebé aún es prematuro, por lo que Gul'dan drena la vida de un ciervo cercano y se la da al niño usando magia vil, al cual más tarde Durotan nombra Go'el.
Emplea el sistema de maná y aunque algunos de sus ataques causan gran daño instantáneo, prefieren silenciar a sus enemigos. Son especialistas en el control de multitudes y escape debido a sus múltiples hechizos de efecto de área y hechizos que sirven para evitar luchar con varios enemigos a la vez. Son un verdadero incordio para los melees en JcJ ya que pueden teletransportarse, y ralentizar al contrincante, también pueden llegar a rellenar casi por completo su mana utilizando Evocación, aunque sin duda esta clase es famosa por la Polimorfia, habilidad que convierte en oveja.Hacen gran DPS quemando a sus enemigos (rama fuego), menos DPS pero mas supervivencia y control con el hielo ( rama escarcha) o ataques devastadores pero caros en mana (Rama Arcana). Además tienen la habilidad de abrir portales hacia las ciudades principales de su facción para teleportar otros jugadores hacia ellas, y también teleportarse ellos mismos. Son la única clase del juego que puede crear sus propios alimentos usando mana.

The game's audio was well received, particularly the background music. By assigning music to different areas of the game world, reviewers felt that the fantasy style added to the player's immersion,[81] and that the replay value was increased.[20] The sounds and voices used by characters and NPCs, as well as the overall sound effects, were felt to add a "personality" to the game.[81]
To mark the release of Hearthstone, Blizzard released the Hearthsteed mount for World of Warcraft players. The mount is obtained through winning three games in Arena or Play mode.[167] Widely advertised on various World of Warcraft websites, this promotion encourages World of Warcraft players to try Hearthstone and marked the first significant crossover implemented between Blizzard games.
As characters become more developed, they gain various talents and skills, requiring the player to further define the abilities of that character.[15] Characters can choose two primary professions that can focus on producing items, such as tailoring, blacksmithing or jewelcrafting or on gathering from resource nodes, such as skinning or mining. Characters can learn all four secondary skills: archeology, cooking, fishing and first aid.[16][17] Characters may form and join guilds, allowing characters within the guild access to the guild's chat channel, the guild name and optionally allowing other features, including a guild tabard, guild bank, guild repairs, and dues.[18]
As characters progress in World of Warcraft and take on some of the toughest challenges, many of the rewards received are bound to that character and cannot be traded, generating a market for the trading of accounts with well-equipped characters. The highest noted World of Warcraft account trade was for £5000 (€7000, US$9,900) in early September 2007. The high price was due to the character possessing items that at the time were owned by only a handful out of the millions of active players, due to the difficulty in acquiring them. However, Blizzard banned the account five days after the purchase.[142]
26 oct Classic, I miss you Viendo que las experiencias gustan a los lectores y la cantidad de críticas que hay respecto a volver al pasado y avisos por parte de otros usuarios de que no sabemos donde nos metemos, voy a redactar un texto que seguro emocionará a alguno de vosotros. Se trata de mis vivencias en Classic original, lo que me aportó a mi vida como jugador y lo que el juego anteriormente transmitía y ahora no. Antes de nada debo decir que probé la beta, no mucho tiempo, pero a los pocos meses de lanzarse el videojuego entré en Azeroth como un héroe más; primero alianza y después horda. Para mí, que venía de FFXI (mi mmorpg favorito, llevo hasta tatuado en el brazo mi personaje), se abrió un mundo de posibilidades en lo jugable que hasta ahora no había experimentado. Cierto es que Blizzard no ofrecía una experiencia diferente a lo que otorgaban otros mmorpg pero fue su sencillez de manejo, su mundo, el lore y la comunidad lo que hizo que me enamorara de él. Comienzo. Corrían las navidades de 2005 y vi en el quiosco una Micromanía que llevaba de regalo un CD con una prueba gratuita de catorce días a World of Warcraft. Hasta ese momento nunca me había planteado la opción de jugarlo puesto que estaba a saco con FFXI (y otros más que no recuerdo, todos mmorpg) y no tenía mucho tiempo para todo. No obstante eso no significaba que no tuviera noticias del videojuego pues estaba al día de lo que allí sucedía, de las impresiones de los jugadores, del famoso "a llorar a WoW-Esp" y un montón de cosas más. Decidí comprar la revista pues valía apenas cuatro euros si mal no recuerdo y como mucho perdía eso. Tras instalar el juego de Blizzard me hice un elfo de la noche rogue (si mal no recuerdo) y la primera toma de contacto con Teldrassil fue impresionante. FFXI tenía entornos realmente grandes, quizás más que cualquier zona del WoW de antaño (o similares) pero ver esa explanada llena de árboles enormes, poder subirlos y navegar por cualquier dirección de ese escenario era alucinante. La atmósfera, mágica y atractiva, se envolvía con una sonata melódica y casi susurrante que te hacía sentir en un lugar de ensueño. Los comienzos fueron duros, apenas sabía manejar el personaje o conocer mi próximo objetivo pero ahí estaba la comunidad para enseñarme o contarme trucos. Tras esa primera toma de contacto mi próximo destino fue Dolanaar -como todos sabéis- y por el camino alucinaba viendo el entorno, realizando capturas de pantalla a cada paso y haciendo mis propios selfies a mano. Aquello era impresionante, todo un mundo vivo, enorme y mágico a mi disposición, con sus enemigos bien balanceados y oponiendo resistencia a mis golpes. Aquello iba a ser una aventura de ensueño. En Dolanaar aluciné pepinillos cuando vi a los guardianes árboles (me permitís si no se llaman así, ahora no lo recuerdo) patrullar cerca de mí. Sus pisadas hacían temblar mi pantalla a la par que mis altavoces y eran simplemente enormes, imponían un montón. El poblado estaba lleno de jugadores nóveles (servidor Spinebreaker) y daba gusto pulular por allí. Hacía grupos con un montón de gente y aprendí bastante. Recuerdo algunas misiones algo puñeteras (como la cueva de los furgol) que me costó la vida de completar pues la gente moría mucho antes de conseguir el objetivo. Por lo que sea mis peripecias con la alianza tomaron un nuevo rumbo, un Brujo Humano, otro personaje que me hizo enamorarme más del videojuego por lo que viví con él. Recuerdo que los comienzos no me motivaron demasiado, la zona inicial no distaba mucho de cualquier otro entorno real, con sus campos, huertos, arbolada y caminos. La quest del diablillo tuve que leer y releer para entenderla, no se por qué, y recuerdo que al final tuve que montar grupo porque había que matar un élite o un enemigo de mayor nivel al mío, no recuerdo ahora. Por aquellos entonces los jugadores de nivel alto se acercaban a las zonas iniciales para reclutar o pedir firmas (no como ahora con el dichoso y molesto addon) y uno de ellos, sin venir a cuento, quiso hacerme de guía (sin pedir nada a cambio). Le comenté que esta zona no me llamaba mucho la atención y todo lo que viví en Teldrassil. Él me dijo que me esperara a ver la ciudad de los humanos, que eso era grandioso. Por el camino me explicó varias cosas que ahora mismo no recuerdo con detalle pero sí recuerdo el momento exacto en el que me dijo: eso de ahí es Stormwind. Cuando vi aquella inmensa puerta, el puente enorme, las estatuas que adornaban la entrada y una muralla que parecía acordonar toda una enorme ciudad.... flipé mucho. Aquello era brutal, impresionante, magnífico. Es uno de esos recuerdos que me llevaré a la tumba. Tardé varios días en recorrer la ciudad, en aprender donde estaba cada sitio, sobre todo el maestro de clase (que no veas para encontrarlo jajaja), ¡aluciné viendo el poste para grifos!. Recuerdo que con el paso del tiempo descubría más y más cosas de la ciudad, puertas que no había visto, subterráneos o cosas así. De hecho yo creo que a día de hoy seguro que hay algún rincón que no haya descubierto, fijo jajaja. Más tarde me fui hacia Westfall, un mapa que siempre recordaré por lo !@#$do que era. Creo que es el mapa donde más veces he muerto en toda mi vida de jugador de mmorpg. El de antes, claro, no el de ahora. Era muy fácil de linkar, los enemigos ya suponían un poco más de reto para el jugador y además el mapa tenía una mazmorra que acceder a ella era ya de por sí complicado. Recuerdo cómo tardé en pillar mi primer punto de vuelo (conectado) y hablar con un montón de gente en Sentinel Hill. También me acuerdo de la primera vez que fui a Deadmines, toda una odisea pasar con tanto bandido, algunos hasta nos perdimos de camino a la entrada de la mazmorra porque el que iba primero se conocía todo al milímetro e iba con más nivel. Más de uno pereció en el camino por los puñeteros bandidos jajaja. Una vez dentro varios del grupo -yo incluido- flipamos tras ver a un compañero con un fulgor rojo en la espada. Era un encantamiento que hacía que el arma causara más daño. Resulta que el chico tenía componentes para poner el encantamiento a todos y, como no, todos quisimos "brillar con luz propia". En aquella época daba igual si el mago, brujo o priest llevara un hechizo así, de melee. Al fin y al cabo el pool de maná era limitado y la mayoría de veces acababas matando a los enemigos a bastonazos y eso ayudaba. Salímos todos muy contentos de allí aunque no recuerdo si terminamos la mazmorra porque por aquellos entonces mínimo una hora te tirabas completándola. Ese mismo encantamiento lo sigo conservando en ese personaje, que dejé aparcado en Redridge Mountains. No quise subirlo nunca y todavía conservo todo lo que poseía en su día (salvo lo que ya no existe), incluido el bastón con fulgor rojo. Durante todo mi camino hasta el nivel 20 poco disfruté muchísimo de la compañía de los demás jugadores. Todos nos ayudábamos, todos compartíamos, mi teclado echaba humo de tanto hablar tanto en grupo, por /say o general. Solucionábamos dudas tanto de los demás como a quien nos preguntara y los grupos se formaban casi cada minuto de juego. Por cosas del destino (quizás por lo "bonito" que eran los paisajes de la zona humana) aparqué a mi brujo y continué con un mago undead (que fue mi main hasta mediados de WOTLK). Elegí mago porque me molaba zurrar a distancia y undead porque la zona de inicio era lúgrube, me llamaba mucho la atención. Realmente no disfruté tanto de aquél mapa aunque sí guardo muy buenos recuerdos como esos ojos que se iluminaban tras los setos, la cueva de las arañas (no veas los que morían en la entrada jajaja, ahora no son ni hostiles), el escenario decrépito en general y los enemigos escarlata. Recuerdo pasar muuuuchas horas en Brill contando batallitas, hablando de lo lejos que quedaba tener la montura o tirarme horas (sí, horas) buceando por Brightwater Lake en Tirisfal Glades solo porque los undead tenían la racial de poder estar en el agua más tiempo (no se qué quería conseguir con ello xD). El mago me costó dominarlo algo más, no se por qué. Tenía multitud de hechizos como el dampen magic, aquél que revelaba los bufos que tenían activos los enemigos (y que quitaron con cierto parche) o la mage armor, que no se por qué no llegué a entenderla del todo bien hasta pasado un tiempo. Recuerdo que todos me decían "cuando seas nivel ¿12? y tengas Blink verás qué pasada y qué útil es, es otro mundo"... ¡pues no me salvó el cuello veces ni nada esa habilidad! En Silverpine Forest la cosa se complicaba conforme avanzabas. Los magos tocaban mucho las narices, el Son of Arugal -por no llamarlo de otra manera- aparecía cuando menos te lo esperabas y te hacía tras tras por detrás en cero coma. El mapa estaba siempre repleto de grupos para Isle of Fenris o Pyrewood Village y las estrategias para internarse en ambos escenarios se sucedían a cada minuto, la mayoría sin éxito por el poco dps y rápido respawn. Tampoco ayudaba que en cada esquina nos asaltara un enemigo élite o no y nos hiciera dar al traste con todos los planes. Horas de diversión, de risas, de tirar el teclado por la ventana y de aprender técnicas mejores que me ayudarían en el futuro. Como no, no podía faltar (en mitad de todo esto) echar un vistazo al monasterio escarlata y circundantes para comprobar de primera mano que un paso en falso y te ibas al garete en cero coma. Menudas leches repartían allí los enemigos -calavera- y menudas tanganas se formaban en la piedra de invocación, a veces repletas de alianzas esperando a que el AFK de turno aceptara el sumon, puesto que entrar a las mazmorras también tenía su aquél. Más de uno vi cómo quería completar una de las misiones que se hacían a la izquierda de la piedra de invocación yendo a la derecha y terminar muerto jajaja. Las experiencias con mi mago no terminaron ahí puesto que continué con él hasta WOTLK como dije pero evidentemente, todo lo demás, ya impresionaba menos pues ya iba algo curtido. No obstante toda mi experiencia restante no está exenta de momentos épicos, como la pre de Onixya, obtener mis primeros portales, poder comprarme mi montura esquelética, mis primeras -y emocionantes- AV, el PvP porque sí etc... Para continuar un poco, nada más, con el mago, tan solo diré dos palabras: Hillsbrad Foothills. Allí se liaban unas pardas de narices. Las leches entre jugadores iban y venían, casi nunca se podía questear y cuando no era en un poblado era en otro. Llamábamos a los de más nivel, la alianza a los más crecidos de su bando, todos recibíamos galletas en cada poro de nuestra piel y al final la mayoría dejábamos de hacer misiones para unirnos -durante horas- en una contienda brutal entre bandos. Eso sí, a veces querías huir de ellas pero no podías y te frustrabas porque tú solo querías hacer misiones. Classic, te hecho de menos por aquellos momentos que me ofreciste, por la increíble comunidad que allí habitaba, siempre dispuesta a echarte una mano, a enseñarte técnicas para manejar a tu personaje o para decirte donde se completaba cierta quest. Los grupos, las estrategias que planeábamos contra toda una horda de enemigos sin apenas habilidades de combate, por el chat de zona, por esos encantamientos que a día de hoy serías clasificado de inútil cuando antes sí tenían utilidad, por el mero hecho de cagar feliz por haber completado POR FIN la isla de Fenris o terminar las misiones de Pyrewood Village. Ahora jugamos en un mundo vacío donde la única población está en las ciudades (dos o tres contadas entre ambas facciones), en el aire o faseada en uno de los múltiples mapas que cada uno pueda tener. Ya apenas hay PvP outdoor (y eso que no me gusta), no hay compañerismo, no hay ganas de dormir sabiendo que has completado una tarea dura ni tampoco merece subirse las profesiones conforme a nuestro nivel porque de una patada te sale un item mejor. No se valora nada nuestros esfuerzos, no se incentiva al jugador en ninguno de los aspectos ni tampoco se forman amistades como las de antaño. Ahora reina el egoísmo, el aparecer lo más alto en las clasificaciones y el ser una diva del teclado si eres de los primeros en derrotar un jefe (aunque por dentro estás podrido). Classic, I miss you.Vanadiel32 26 oct

Some of the challenges in World of Warcraft require players to group together to complete them. These usually take place in dungeons—also known as "instances"—that a group of characters can enter together. The term "instance" comes from each group or party having a separate copy, or instance, of the dungeon, complete with their own enemies to defeat and their own treasure or rewards.[32] This allows a group to explore areas and complete quests without others interfering. Dungeons are spread over the game world and are designed for characters of varying progression. A typical dungeon will allow up to five characters to enter as part of a group. Some dungeons require more players to group together and form a "raid" of up to forty players to face some of the most difficult challenges.[33] As well as dungeon-based raid challenges, several creatures exist in the normal game environment that are designed for raids to attack.[28][34]
Tras los eventos narrados en Wrath of the Lich King, Arthas ha muerto, y la guerra en Rasganorte parece haber terminado, ya que la Plaga está controlada por Bolvar Fordragon, convertido en el nuevo Rey Exánime, el carcelero de los malditos. Pero entonces, misteriosos terremotos comienzan a sacudir toda la faz de Azeroth, y poco después, comienzan una serie de ataques elementales contra las capitales de la Alianza y la Horda. Estos ataques son el preludio del resurgimiento del Dragón Aspecto corrupto Alamuerte, que las destruirá, extendiendo su dañino poder por los dos continentes. Cinco años después, en los que se suceden los eventos narrados en la novela World of Warcraft: The Shattering, Ventormenta y Orgrimmar están en proceso de reconstrucción, y la faz del mundo en Azeroth ha cambiado por completo tras los ataques de Alamuerte, que han reducido a cenizas algunas zonas y han provocado violentos maremotos y terremotos que han partido literalmente la tierra en trozos, inundando algunas zonas y haciendo resurgir otras. Alamuerte ha vuelto con un solo objetivo, el de destruir Azeroth, y no se detendrá hasta conseguirlo.
×