El mapamundi de World of Warcraft es muy extenso, ya que cuenta (a partir de las expansiones) con CUATRO dimensiones o mundos: Azeroth, Terrallende, Draenor y Argus, que cada uno cuenta con continentes, numerosas regiones, ciudades y mazmorras que se pueden explorar. Las tierras incluidas con el juego básico son los Reinos del Este y Kalimdor. Después, con cada expansión se fue aumentando poco a poco el mapamundi añadiendo nuevas zonas a explorar, o remodelando las tierras anteriores, actualmente el juego base World of Warcraft Battlechest incluye contenido explorable hasta la expansión de Legion, incluyendo las dos tierras mencionadas anteriormente, Pandaria, Terrallende y Rasganorte.
30 oct Chamanes Tanke. Bueno pues vengo a preguntar si esto en el Classic era algo viable o una leyenda Urbana pues mi intención en el Classic sería un perfil bajo, sobre todo volver a revivir lo que era hacer mazmorras a la antigua usanza (me muero por hacer un Stralhome) así que mi intención es hacerme un tanke en la Horda pues llevo toda mi vida wowera en la Ali pero como veis mi main es un Guerrero y me gustaría variar (En la Horda no hay Paladines en Vainilla)Grenyar11 30 oct
World of Warcraft received very positive reviews upon release,[80] following a period of high anticipation before launch.[86] Although the game follows a similar model to—and was noted for using many familiar concepts from—the role-playing genre,[10][81] the new approaches to reducing pauses between game encounters were well liked.[21] A common example was the approach to character death. In some previous MMORPGs, a player would suffer a high penalty for character death; in World of Warcraft, a player is able to recover and start playing quickly.[10] Combat was another area where "downtime", or pauses between play, was reduced. By allowing all character types to recover from damage taken, players can return to combat quickly.[21] Reviewers felt that these changes in pacing would make the genre more accessible to casual players—those who play for short periods of time—[21] while still having "deep" gameplay that would attract players of all levels of interest.[20] The concept of a "rested bonus", or increasing the rate at which a player's character gains experience, was also welcomed as a way for players to quickly catch up with their friends in progression.[10]

Los orcos arrasan muchas villas en Azeroth. Anduin Lothar, comandante de las fuerzas humanas del Reino de Ventormenta, revisa los cuerpos de algunos de los hombres asesinados, encontrándose con un mago llamado Khadgar, quien explica que está investigando los cuerpos al hallar en ellos indicios de magia vil. Khadgar convence al rey de Ventormenta, Llane Wrynn, de consultar con Medivh, el Guardián de Trisfal, y Llane envía a Lothar y Khadgar a la fortaleza de Medivh, la torre de Karazhan, para informarle sobre la presencia de magia vil en Azeroth. En la biblioteca de Karazhan, una figura fantasmagórica guía a Khadgar hasta un misterioso libro, que él toma.
Han pasado cinco años desde los eventos narrados en Warcraft 3. La Alianza y la Nueva Horda viven en un estado de guerra fría, y mantienen una frágil y quebradiza paz, mientras reconstruyen sus reinos y tratan de recuperar su prosperidad. En Ventormenta, el rey Varian Wrynn ha desaparecido en circunstancias misteriosas mientras viajaba en misión diplomática a la isla de Theramore, por lo que en su ausencia, es nombrado rey su hijo Anduin Wrynn, todavía un niño, asumiendo la regencia lord Bolvar Fordragon y la misteriosa lady Katrana Prestor. En Orgrimmar, el jefe de guerra Thrall lucha por sacar adelante a la Nueva Horda.
×