Mientras tanto, Lothar ha sido encarcelado por oponerse al Guardián, pero es liberado por Khadgar y ambos viajan a Karazhan para detener a Medivh. En la torre, el Guardián, poseído por el demonio, ha empezado los cantos para abrir el portal, pero es enfrentado por Khadgar y Lothar, quienes logran derrotarlo. Liberado del demonio, pero mortalmente herido, Medivh usa sus últimas fuerzas para redireccionar el portal hacia Ventormenta, de modo que Llane pueda evacuar a los prisioneros humanos, pero el portal se cierra antes de que él, Garona y un pequeño número de soldados y pocos prisioneros humanos puedan escapar. Cuando Llane se da cuenta que Puño Negro va por él, secretamente ordena a Garona que lo mate, para que de este modo ella se convierta en una heroína a ojos de la Horda, dándole una posición de poder que le permita alcanzar la paz entre orcos y humanos. Garona, apesadumbrada, lo mata, y es reconocida por el resto de la Horda. Anduin llega sobre las alas de un grifo y lucha por recobrar el cuerpo de Llane, pero cuando está a punto de partir, es capturado por Puño Negro, quien lo reta a una mak'gora. A pesar de todo su poder, Anduin lo mata y venga a su hijo. Gul'dan ordena al resto de la Horda que asesinen a Lothar, pero estos se oponen por respeto a su tradición sagrada, y Garona sabe que si Gul'dan desobedece la tradición, perderá a la Horda y la guerra apenas comienza, y por eso dejan partir a Anduin con el cuerpo de Llane. Anduin tuvo la daga de Garona al encontrar en el cuello de Llane, al explicarle a Khadgar lo que hizo y saben que no la conocían tan bien como ellos. En el funeral de Llane en Ventormenta, los humanos, los enanos de Forjaz y los altos elfos proclaman una Alianza para vengar al rey Llane contra los orcos, con Anduin a la cabeza, para hacer frente a la Horda. En el campamento orco ya destruido, Orgrimm toma uno de los colmillos del cadáver de Durotan para dárselo algún día a Go'el, quien finalmente es encontrado por un humano, con la voz de Durotan; "Viajarás muy lejos, mi pequeño Go'el..... Mi mundo se perdió, pero éste es tu mundo.... Toma de él lo que necesites... Dale un hogar a los orcos y que nadie te detenga..... Eres el hijo de Durotan y Draka... Una línea ininterrumpida de jefes y nuestro pueblo necesita un líder hoy más que nunca", para que así algún día crezca y se convierta en el nuevo líder de su clan, derrotará a Gul'dan y pondrá fin a la Guerra.
Los monjes son maestros del combate a mano y solo empuñan las armas para sus letales golpes de gracia (viajero del viento). Los monjes sanadores aportan armonía y equilibrio a todos los grupos y pueden sanar hasta las heridas más graves con remedios antiguos y artes espirituales (tejedor de la niebla). Son pocos los que pueden confiar en sobrevivir ante la extrema destreza del monje maestro cervecero, cuyas intensas bebidas e impredecible estilo de combate absorben unas cantidades de daño impresionantes (maestro cervecero).
26 oct Formato fisico del wow classic Creéis que sacarán una edición física o harán como con el starcraft remastered? Por otro lado he visto que el vanilla tenía un montón de versiones con 4 y 5 cds, 1 y 2 dvds, estaba pensando pillarme una de segunda mano por coleccionismo (la mía se perdió en una mudanza), sabéis cual fue la primera versión y cuál la última?Patxes13 26 oct
26 oct Classic, I miss you Viendo que las experiencias gustan a los lectores y la cantidad de críticas que hay respecto a volver al pasado y avisos por parte de otros usuarios de que no sabemos donde nos metemos, voy a redactar un texto que seguro emocionará a alguno de vosotros. Se trata de mis vivencias en Classic original, lo que me aportó a mi vida como jugador y lo que el juego anteriormente transmitía y ahora no. Antes de nada debo decir que probé la beta, no mucho tiempo, pero a los pocos meses de lanzarse el videojuego entré en Azeroth como un héroe más; primero alianza y después horda. Para mí, que venía de FFXI (mi mmorpg favorito, llevo hasta tatuado en el brazo mi personaje), se abrió un mundo de posibilidades en lo jugable que hasta ahora no había experimentado. Cierto es que Blizzard no ofrecía una experiencia diferente a lo que otorgaban otros mmorpg pero fue su sencillez de manejo, su mundo, el lore y la comunidad lo que hizo que me enamorara de él. Comienzo. Corrían las navidades de 2005 y vi en el quiosco una Micromanía que llevaba de regalo un CD con una prueba gratuita de catorce días a World of Warcraft. Hasta ese momento nunca me había planteado la opción de jugarlo puesto que estaba a saco con FFXI (y otros más que no recuerdo, todos mmorpg) y no tenía mucho tiempo para todo. No obstante eso no significaba que no tuviera noticias del videojuego pues estaba al día de lo que allí sucedía, de las impresiones de los jugadores, del famoso "a llorar a WoW-Esp" y un montón de cosas más. Decidí comprar la revista pues valía apenas cuatro euros si mal no recuerdo y como mucho perdía eso. Tras instalar el juego de Blizzard me hice un elfo de la noche rogue (si mal no recuerdo) y la primera toma de contacto con Teldrassil fue impresionante. FFXI tenía entornos realmente grandes, quizás más que cualquier zona del WoW de antaño (o similares) pero ver esa explanada llena de árboles enormes, poder subirlos y navegar por cualquier dirección de ese escenario era alucinante. La atmósfera, mágica y atractiva, se envolvía con una sonata melódica y casi susurrante que te hacía sentir en un lugar de ensueño. Los comienzos fueron duros, apenas sabía manejar el personaje o conocer mi próximo objetivo pero ahí estaba la comunidad para enseñarme o contarme trucos. Tras esa primera toma de contacto mi próximo destino fue Dolanaar -como todos sabéis- y por el camino alucinaba viendo el entorno, realizando capturas de pantalla a cada paso y haciendo mis propios selfies a mano. Aquello era impresionante, todo un mundo vivo, enorme y mágico a mi disposición, con sus enemigos bien balanceados y oponiendo resistencia a mis golpes. Aquello iba a ser una aventura de ensueño. En Dolanaar aluciné pepinillos cuando vi a los guardianes árboles (me permitís si no se llaman así, ahora no lo recuerdo) patrullar cerca de mí. Sus pisadas hacían temblar mi pantalla a la par que mis altavoces y eran simplemente enormes, imponían un montón. El poblado estaba lleno de jugadores nóveles (servidor Spinebreaker) y daba gusto pulular por allí. Hacía grupos con un montón de gente y aprendí bastante. Recuerdo algunas misiones algo puñeteras (como la cueva de los furgol) que me costó la vida de completar pues la gente moría mucho antes de conseguir el objetivo. Por lo que sea mis peripecias con la alianza tomaron un nuevo rumbo, un Brujo Humano, otro personaje que me hizo enamorarme más del videojuego por lo que viví con él. Recuerdo que los comienzos no me motivaron demasiado, la zona inicial no distaba mucho de cualquier otro entorno real, con sus campos, huertos, arbolada y caminos. La quest del diablillo tuve que leer y releer para entenderla, no se por qué, y recuerdo que al final tuve que montar grupo porque había que matar un élite o un enemigo de mayor nivel al mío, no recuerdo ahora. Por aquellos entonces los jugadores de nivel alto se acercaban a las zonas iniciales para reclutar o pedir firmas (no como ahora con el dichoso y molesto addon) y uno de ellos, sin venir a cuento, quiso hacerme de guía (sin pedir nada a cambio). Le comenté que esta zona no me llamaba mucho la atención y todo lo que viví en Teldrassil. Él me dijo que me esperara a ver la ciudad de los humanos, que eso era grandioso. Por el camino me explicó varias cosas que ahora mismo no recuerdo con detalle pero sí recuerdo el momento exacto en el que me dijo: eso de ahí es Stormwind. Cuando vi aquella inmensa puerta, el puente enorme, las estatuas que adornaban la entrada y una muralla que parecía acordonar toda una enorme ciudad.... flipé mucho. Aquello era brutal, impresionante, magnífico. Es uno de esos recuerdos que me llevaré a la tumba. Tardé varios días en recorrer la ciudad, en aprender donde estaba cada sitio, sobre todo el maestro de clase (que no veas para encontrarlo jajaja), ¡aluciné viendo el poste para grifos!. Recuerdo que con el paso del tiempo descubría más y más cosas de la ciudad, puertas que no había visto, subterráneos o cosas así. De hecho yo creo que a día de hoy seguro que hay algún rincón que no haya descubierto, fijo jajaja. Más tarde me fui hacia Westfall, un mapa que siempre recordaré por lo !@#$do que era. Creo que es el mapa donde más veces he muerto en toda mi vida de jugador de mmorpg. El de antes, claro, no el de ahora. Era muy fácil de linkar, los enemigos ya suponían un poco más de reto para el jugador y además el mapa tenía una mazmorra que acceder a ella era ya de por sí complicado. Recuerdo cómo tardé en pillar mi primer punto de vuelo (conectado) y hablar con un montón de gente en Sentinel Hill. También me acuerdo de la primera vez que fui a Deadmines, toda una odisea pasar con tanto bandido, algunos hasta nos perdimos de camino a la entrada de la mazmorra porque el que iba primero se conocía todo al milímetro e iba con más nivel. Más de uno pereció en el camino por los puñeteros bandidos jajaja. Una vez dentro varios del grupo -yo incluido- flipamos tras ver a un compañero con un fulgor rojo en la espada. Era un encantamiento que hacía que el arma causara más daño. Resulta que el chico tenía componentes para poner el encantamiento a todos y, como no, todos quisimos "brillar con luz propia". En aquella época daba igual si el mago, brujo o priest llevara un hechizo así, de melee. Al fin y al cabo el pool de maná era limitado y la mayoría de veces acababas matando a los enemigos a bastonazos y eso ayudaba. Salímos todos muy contentos de allí aunque no recuerdo si terminamos la mazmorra porque por aquellos entonces mínimo una hora te tirabas completándola. Ese mismo encantamiento lo sigo conservando en ese personaje, que dejé aparcado en Redridge Mountains. No quise subirlo nunca y todavía conservo todo lo que poseía en su día (salvo lo que ya no existe), incluido el bastón con fulgor rojo. Durante todo mi camino hasta el nivel 20 poco disfruté muchísimo de la compañía de los demás jugadores. Todos nos ayudábamos, todos compartíamos, mi teclado echaba humo de tanto hablar tanto en grupo, por /say o general. Solucionábamos dudas tanto de los demás como a quien nos preguntara y los grupos se formaban casi cada minuto de juego. Por cosas del destino (quizás por lo "bonito" que eran los paisajes de la zona humana) aparqué a mi brujo y continué con un mago undead (que fue mi main hasta mediados de WOTLK). Elegí mago porque me molaba zurrar a distancia y undead porque la zona de inicio era lúgrube, me llamaba mucho la atención. Realmente no disfruté tanto de aquél mapa aunque sí guardo muy buenos recuerdos como esos ojos que se iluminaban tras los setos, la cueva de las arañas (no veas los que morían en la entrada jajaja, ahora no son ni hostiles), el escenario decrépito en general y los enemigos escarlata. Recuerdo pasar muuuuchas horas en Brill contando batallitas, hablando de lo lejos que quedaba tener la montura o tirarme horas (sí, horas) buceando por Brightwater Lake en Tirisfal Glades solo porque los undead tenían la racial de poder estar en el agua más tiempo (no se qué quería conseguir con ello xD). El mago me costó dominarlo algo más, no se por qué. Tenía multitud de hechizos como el dampen magic, aquél que revelaba los bufos que tenían activos los enemigos (y que quitaron con cierto parche) o la mage armor, que no se por qué no llegué a entenderla del todo bien hasta pasado un tiempo. Recuerdo que todos me decían "cuando seas nivel ¿12? y tengas Blink verás qué pasada y qué útil es, es otro mundo"... ¡pues no me salvó el cuello veces ni nada esa habilidad! En Silverpine Forest la cosa se complicaba conforme avanzabas. Los magos tocaban mucho las narices, el Son of Arugal -por no llamarlo de otra manera- aparecía cuando menos te lo esperabas y te hacía tras tras por detrás en cero coma. El mapa estaba siempre repleto de grupos para Isle of Fenris o Pyrewood Village y las estrategias para internarse en ambos escenarios se sucedían a cada minuto, la mayoría sin éxito por el poco dps y rápido respawn. Tampoco ayudaba que en cada esquina nos asaltara un enemigo élite o no y nos hiciera dar al traste con todos los planes. Horas de diversión, de risas, de tirar el teclado por la ventana y de aprender técnicas mejores que me ayudarían en el futuro. Como no, no podía faltar (en mitad de todo esto) echar un vistazo al monasterio escarlata y circundantes para comprobar de primera mano que un paso en falso y te ibas al garete en cero coma. Menudas leches repartían allí los enemigos -calavera- y menudas tanganas se formaban en la piedra de invocación, a veces repletas de alianzas esperando a que el AFK de turno aceptara el sumon, puesto que entrar a las mazmorras también tenía su aquél. Más de uno vi cómo quería completar una de las misiones que se hacían a la izquierda de la piedra de invocación yendo a la derecha y terminar muerto jajaja. Las experiencias con mi mago no terminaron ahí puesto que continué con él hasta WOTLK como dije pero evidentemente, todo lo demás, ya impresionaba menos pues ya iba algo curtido. No obstante toda mi experiencia restante no está exenta de momentos épicos, como la pre de Onixya, obtener mis primeros portales, poder comprarme mi montura esquelética, mis primeras -y emocionantes- AV, el PvP porque sí etc... Para continuar un poco, nada más, con el mago, tan solo diré dos palabras: Hillsbrad Foothills. Allí se liaban unas pardas de narices. Las leches entre jugadores iban y venían, casi nunca se podía questear y cuando no era en un poblado era en otro. Llamábamos a los de más nivel, la alianza a los más crecidos de su bando, todos recibíamos galletas en cada poro de nuestra piel y al final la mayoría dejábamos de hacer misiones para unirnos -durante horas- en una contienda brutal entre bandos. Eso sí, a veces querías huir de ellas pero no podías y te frustrabas porque tú solo querías hacer misiones. Classic, te hecho de menos por aquellos momentos que me ofreciste, por la increíble comunidad que allí habitaba, siempre dispuesta a echarte una mano, a enseñarte técnicas para manejar a tu personaje o para decirte donde se completaba cierta quest. Los grupos, las estrategias que planeábamos contra toda una horda de enemigos sin apenas habilidades de combate, por el chat de zona, por esos encantamientos que a día de hoy serías clasificado de inútil cuando antes sí tenían utilidad, por el mero hecho de cagar feliz por haber completado POR FIN la isla de Fenris o terminar las misiones de Pyrewood Village. Ahora jugamos en un mundo vacío donde la única población está en las ciudades (dos o tres contadas entre ambas facciones), en el aire o faseada en uno de los múltiples mapas que cada uno pueda tener. Ya apenas hay PvP outdoor (y eso que no me gusta), no hay compañerismo, no hay ganas de dormir sabiendo que has completado una tarea dura ni tampoco merece subirse las profesiones conforme a nuestro nivel porque de una patada te sale un item mejor. No se valora nada nuestros esfuerzos, no se incentiva al jugador en ninguno de los aspectos ni tampoco se forman amistades como las de antaño. Ahora reina el egoísmo, el aparecer lo más alto en las clasificaciones y el ser una diva del teclado si eres de los primeros en derrotar un jefe (aunque por dentro estás podrido). Classic, I miss you.Vanadiel32 26 oct
Intent on settling in Durotar, Thrall's Horde expanded its ranks by inviting the undead Forsaken to join orcs, tauren, and trolls. Meanwhile, dwarves, gnomes, and the ancient night elves pledged their loyalties to the Alliance, guided by the human kingdom of Stormwind. After Stormwind's king, Varian Wrynn, mysteriously disappeared, Highlord Bolvar Fordragon served as Regent but his service was affected by the mind control of the black dragon Onyxia, who ruled in disguise as a human noblewoman. As heroes investigated Onyxia's manipulations, the ancient elemental lord Ragnaros resurfaced to endanger both the Horde and Alliance.[42] The heroes of the Horde and Alliance defeated Onyxia and sent Ragnaros back to the Elemental Plane.
Warcraft (titulada Warcraft: el origen en España y Warcraft: el primer encuentro de dos mundos en algunas partes de Hispanoamérica) es una película épica estadounidense de fantasía de 2016, dirigida y coescrita por Duncan Jones y basada en el universo del popular videojuego Warcraft.2​ La película está protagonizada por Travis Fimmel, Paula Patton, Ben Foster, Dominic Cooper, Toby Kebbell, Ben Schnetzer, Robert Kazinsky y Daniel Wu. La compañía de videojuegos Blizzard Entertainment anunció la película por primera vez en 2006 como un proyecto colaborativo con Legendary Pictures.3​ El rodaje comenzó el 13 de enero de 2014 y terminó el 23 de mayo del mismo año. La película fue lanzada por Universal Pictures y se estrenó el 3 de junio de 2016.4​

DPS: sigla de daño por segundo. Se encargan de golpear al enemigo y bajarle la vida hasta derrotarlo. Son el tipo más diverso y hay de muchos tipos, a distancia (cazadores), cuerpo a cuerpo (guerrero, chamán mejora, caballero de la muerte, pícaro, paladín, druida feral, monjes viajero del viento, cazador de demonios devastación) y mágicos o los lanzadores o casters (mago, brujo, sacerdote sombras, chamán elemental, druida equilibrio). Sus puntos de vida suelen ser la mitad que la de los tanques, pero el daño que infligen es superior con respecto a los otros roles y prácticamente son estos los que acaban con los jefes en las bandas. Por esa misma razón, son el tipo de rol que se necesita en mayor cantidad en las bandas.

When new content is added to the game, official system requirements may change. In version 1.12.0 the requirements for Windows were increased from requiring 256 MB to 512 MB of RAM. Official Windows 98 technical support was dropped, but the game continued to run there until version 2.2.3.[63] Before Mists of Pandaria, World of Warcraft will officially drop support for Windows 2000.[64]


02 nov Límite de debuffs Encontré casualmente este hilo de los yankees: https://us.battle.net/forums/en/wow/topic/20769688337#post-7 Viene básicamente a teorizar el hipotético caso de que eliminasen el límite (20) de debuffs a aplicar en bosses, pues se confirmó en su día que se debía mas a una limitación técnica que a algo planeado. Y como a día de hoy parece que van a recorrer el espinoso sendero de levantar "limitaciones técnicas" como era por ejemplo el tema de los gráficos... ¿Que os parece? A mi que sin el límite poco tardaría la élite PvE en configurar estrategias basadas en meter 20 brujos en la banda o desnortes de ese tipo para aprovecharse de ello y tirar las bandas mas rápido, teniendo entonces que retocar números de daño sin saber o a la prisa y resultando en un vanilla custom. Y eso que nunca me gustó el límite por valga la redundancia limitar a los cazadores a no usar picadura de serpiente, a los pícaros veneno mortal, los sellos del paladín en jefes porque los guerreros debían aplicar sus sangrados y reducciones de armadura.Nosoyexample19 02 nov

Es una clase híbrida del juego, se puede definir como un protector que lucha y sana con el poder de la Luz, pero más enfocado al combate. Posee facultades para la lucha cuerpo a cuerpo y algunas para el apoyo a otros jugadores y de sanación, además de poseer un sistema de sellos que proporciona ventajas en la lucha a él mismo. A pesar de que son expertos en la supervivencia, sus ramas de talentos los hacen muy versátiles, al extremo de poder desempeñarse como Tanque (Protección), Healers (Sagrado) o DPS (Reprensión), y una amplia cantidad de armas. Emplean el sistema de maná, combinado con el poder sagrado, que es un tipo de energía que se carga al realizar ciertos ataques, y que sirve para activar otros ataques más poderosos. El poder sagrado tiene tres cargas. Sólo tiene un efecto devastador cuando están las tres cargas completas y usarlo consume las tres cargas, si se tiene dos cargas el daño es superior al normal y una carga es daño regular. Si no se usa, las cargas se van desactivando una por una. Usan armaduras de placas a partir del nivel 40 pero a partir del lvl 50 son maestros en placas. En la Horda los elfos de sangre y taurens pueden beneficiarse de esta clase, mientras que en la Alianza humanos, enanos y draenei pueden ser caballeros de la luz.


Bienvenido al universo virtual definitivo impulsado por la imaginación. Únete a la comunidad de gaming más grande generada por los usuarios y disfruta de miles de juegosdesde juegos inmersivos multijugador y competencias hasta aventuras interactivas donde puedes imaginar cómo sería ser un dinosaurio, un minero en una cantera o un astronauta en una exploración espacial. ¡Aquí podrás ver todos los Gameplays grabados por los Youtubers más famosos!


↑ Glenday, Craig (2009). Craig Glenday, ed. Guinness World Records 2009. GUINNESS WORLD RECORDS (paperback edición). Random House, Inc. p. 241. ISBN 9780553592566. Consultado el 18 de septiembre de 2009. «Most popular MMORPG game(sic) In terms of the number of online subscribers, World of Warcraft is the most popular Massively Multiplayer Online Role-Playing Game (MMORPG), with 10 million subscribers as of January 2008.»
En Warcraft III la cantidad de razas y héroes creció más y las relaciones entre estos personajes se entretejieron de modo más complejo. A su vez, se establecieron algunas ideas sobre la cosmogonía y muchos elementos sobre la historia antigua para justificar una lucha ancestral de proporciones mayores entre los seres creados por las deidades metálicas llamadas titanes y los demonios liderados por el corrupto titan Sargeras. La lucha, sin embargo, no fue exclusiva entre la creación y los demonios, sino que entre las criaturas continuaron los odios raciales reforzados por las tradiciones bélicas. De este modo, la Alianza se mantuvo enemiga de la Horda hasta el final de la Tercera Gran Guerra con todo y que aparecieron nuevos peligros, como el Azote de los muertos vivientes, que comenzó como una simple plaga, o los territoriales elfos nocturnos. Al final, fueron cuatro las civilizaciones o razas las que se enfrentaron en la guerra: Los humanos, los orcos, los muertos vivientes y los elfos nocturnos, sólo después de haberse desgastado lucharon contra la invasión de los demonios liderados por Archimonde.
The World of Warcraft launcher (referred to in press releases and the menu bar as the "Blizzard Launcher") is a program designed to act as a starting point for World of Warcraft players. It provides a way to launch World of Warcraft and starts the Blizzard updater. It was first included with the version 1.8.3 patch. The 2.1.0 patch allowed for an option to bypass the use of the launcher. Features of the launcher include news and updates for World of Warcraft players, access to World of Warcraft's support website, access to the test version of World of Warcraft when it is available to test upcoming patches, updates to Warden,[60] and updates to the updater itself. The 3.0.8 patch redesigned the launcher and added the ability to change the game settings from the launcher itself. The launcher update from patch 4.0.1 also allows people to play the game while non-crucial pieces of the game are downloaded. This requires a high-speed broadband internet connection.

Son asesinos, se especializan en utilizar una gran variedad de armas con las dos manos, aunque el arma icónica de esta clase es la daga. Es una clase clave tanto para el PVE como el PVP por su capacidad de inutilizar a sus contrincantes , cualquiera de sus tres ramas de talentos (Asesinato, sutileza y combate) es compatible para las dos cosas depende de los gustos del jugador. Su rol se basa en énfasis en el sigilo, los venenos y el control. Usa energía como recurso.
World of Warcraft fue anunciado por primera vez por Blizzard en el European Computer Trade Show en septiembre de 2001.25​ El desarrollo llevó unos 4 o 5 años e incluyó un extenso periodo de pruebas. Los gráficos 3D usaban elementos del motor de juegos de Warcraft III: Reign of Chaos.25​ El juego fue diseñado como un ambiente abierto donde los jugadores pudieran hacer lo que quisieran.26​
En World of Warcraft un jugador tiene acceso a doce tipos de clases (según la expansión Legion) restringida según la raza que se seleccione.17​ Además de la diferencia existente entre cada clase, estas pueden elegir una rama de talentos entre un total de tres (o cuatro si se selecciona druida como clase), aumentando la diferencia entre estas.18​19​
×