A number of facilities are available for characters while in towns and cities. In each major city, characters can access a bank to deposit items, such as treasure or crafted items. Each character has access to personal bank storage with the option to purchase additional storage space using in-game gold.[29] Additionally, guild banks are available for use by members of a guild with restrictions being set by the guild leader.[30] Auction houses are available for players to buy and sell items to others in a similar way to online auction sites such as eBay.[31] Players can use mailboxes, which can be found in almost every town. Mailboxes are used to collect items won at auction, and to send messages, items, and in-game money to other characters.[15]
24 oct Una idea "brillante" ?¿ Buenas, quisiera dejar escribo el siguiente post para los maestros de juego y que puedan hacerles llegar mis opiniones a los desarrolla dores, con la salida de Classic espero y deseo que la dificultad sea como antaño y ademas vuelva el factor social en nuestras vidas, que tu pj dentro de juego sea una extension de tu propia reputacion, ahora bien, esto es una idea (aunque a lo mejor la implementaran) pero me gustaria que sacaran todas las expansiones como hasta ahora pero con la dificultad de vanilla, que no la casualicen como han echo hasta ahora aunque.... Aunque me idea principal es otra, algunas expansiones han sido mejores que otras y cof...... draenor cof cof, ufff que tos mas mala ¬_¬-------------(mira mas abajo) A nivel narrativo algunas personas no les a acabado de gustar mucho o creen que podria haber sido de otra forma las cosas, asi que mi planteamiento es el siguiente...., porque no hacer de classic el punto de partida a nuevas expansiones? me refiero a crear una nueva linea temporal, en los libros de "la guerra de los ancestros" contaban en una parte que se habian destruido las demas lineas temporales y solo quedaba una (corregidme si me equivoco) la actual, asi que propondria a blizz que crease una nueva linea temporal diferente a la actual, se que algunos me direis: tio pero eso son mas expansiones que hay que comprar y bla bla bla bla, si tios ya lo se, son nuevas expansiones que se comprarian pero es una historia completamente diferente, imaginaros por un momento que se pudiera reescribir la historia y pudieramos de alguna forma, hacer que algunas cosas malas no ocurriesen, eso si, si blizz llegase hacerlo OS LO SUPLICO, DEJAD LA DIFICULTAD COMO ESTA Y NO LA CASUALICEIS. Esta es mi opinion, no se si mas de uno opinara lo mismo.Tragamillas0 24 oct
Las novelas y otros textos como Warcraft: Day of the Dragon, Arthas: Rise of the Lich King, Warcraft: Lord of the Clans, Warcraft: The Last Guardian, Warcraft: War of the Ancients Trilogy, WarCraft: Of Blood and Honor, (libro electrónico), The Warcraft Archive, Warcraft: The Sunwell Trilogy (manga), The Art of Warcraft y varias guías de estrategia de sus videojuegos.
Sanadores: también llamados sanadores o healers (del inglés heal, curar). Se encargan de curar y mantener vivos a todos los jugadores del grupo, en especial al tanque. Su poder ofensivo suele ser limitado. El tipo de armadura suele ser diverso, ya que los sacerdotes usan telas, los druidas cuero, los chamanes mallas y los paladines placas. Las estadísticas primarias en el equipo suelen ser el Intelecto y el Espíritu, además del Poder con Hechizos. El sanador por excelencia al principio del juego solía ser el sacerdote y, aunque el resto de clases con posibilidades de sanación no estaban tan mal como en el caso del tanque, también han sido mejoradas. Los sanadores son paladin sagrado, druida restauración, sacerdote disciplina y sagrado, chamán restauración y monje tejedor de niebla. Las habilidades de los senadores no solo son sanadoras. Estos, además de curar (y dar algo de daño), también pueden tener habilidades que obstaculizan al enemigo en el momento del pvp21​.
08 nov La Demo es una chapuza, broma de mal gusto - Phasing - Ventana de LFR - Puntos de experiencia bufados - El warrior en lvl 15 pega muchísmo - Regeneración alta de vida/mana - Daño infligido / recibido - En la versión en español, al mago lo llaman CHAMAN ... Blizzard, esto no es una demo de Classic. Parece un refrito de varias expansiones. ES UNA BASURA. No consigo encontrar ninguna explicación para TAMAÑA CHAPUZA. No es digno de una empresa como vosotros. No he puesto ni un euro en el WoW desde WotLK, y seguiré sin hacerlo si seguís así.Nain81 08 nov
In patch 2.1, Blizzard responded to this by adding additional anti-spam mechanics including whisper throttling and the report spam function. Additionally, trial accounts are prevented from speaking in the public chat channels (although they may speak to players within range or whisper to other players that have first whispered to them), participating in in-game trades, and using the Auction House and the mail feature, among other limitations.
El pacífico reino de Azeroth está a punto de entrar en guerra para enfrentarse a unos terribles invasores: orcos guerreros que han dejado su destruido mundo para colonizar otro. Al abrirse un portal que conecta ambos mundos, un ejército se enfrenta a la destrucción, y el otro, a la extinción. Dos héroes, uno en cada bando, están a punto de chocar en un enfrentamiento que cambiará el destino de su familia, su pueblo y su hogar. Así empieza una espectacular saga de poder y sacrificio donde se descubren las numerosas caras de la guerra y donde cada uno lucha por lo suyo. Adaptación del popular videojuego homónimo. (FILMAFFINITY)
World of Warcraft requires a subscription to allow continued play, with options to pay in one-month, three-month, or six-month blocks, and time cards of varying lengths available from retailers, or purchasing a "WoW Token" in-game.[35][36] Expansion packs are available online and from retailers. As the game client is the same regardless of the version of World of Warcraft the user owns, the option to purchase expansions online was added as it allows for a quick upgrade. World of Warcraft is also available as a free Starter Edition, which is free to play for an unlimited amount of time. Starter Edition characters are unable to gain experience after reaching level 20, and there are other restrictions in effect for Starter Edition accounts, including the inability to trade, use mail, use Auction House, use public chat channels, join guilds or amass more than ten gold.[37]
Las misiones formaban parte íntegra del juego siendo la mayoría de las veces usadas para continuar la historia en el juego o para guiar al jugador a través de él.41​ El gran número de misiones en cada localización fue muy popular, así como las recompensas por completarlas.15​ Aunque en realidad no eliminaban la necesidad de repetir una tarea o matar de manera repetida a una criatura, la percepción que se tenía de esas acciones era distinta.42​ Las misiones hicieron que los jugadores exploraran cada sección del mundo, lo que repercutió negativamente en los jugadores sociales o de rol.41​ Las misiones que implicaban conseguir objetos de los cuerpos de las criaturas no fueron tan populares.42​ Algunos críticos mencionaron que la falta de misiones que obligan a los jugadores a agruparse hacía sentir a veces que el juego estaba diseñado para un solo jugador,43​ mientras que otros se quejaban de que las mazmorras (que se deben jugar en grupo) no eran fáciles para nuevos jugadores y costaban demasiado tiempo acabarlas.42​ En días posteriores a lanzarse el juego, algunas misiones tenían errores de software haciéndolas imposibles de completar,15​ mientras que la masiva presencia de jugadores nuevos en algunas áreas hacía que no existieran criaturas para matar,41​ o que los jugadores tuvieran que esperar turno para matar a alguna criatura en particular para poder completar misiones.15​
15 nov ¿A qué aspiráis realmente en WoW Classic? Buenas, Ha pasado más de una década desde que cientos de miles de jugadores de todo el mundo se adentraran por primera vez en World of Warcraft. En aquella época o incluso un poco más tarde, como fue mi caso, muchos, diría que la mayoría, éramos personas jóvenes con pocas responsabilidades en su día a día y bastante tiempo libre, tiempo que podíamos dedicar al que seguramente era uno de nuestros entretenimientos favoritos. Ahora, varios años más tarde, somos personas con las responsabilidades propias de la vida adulta y lógicamente con una cantidad menor de tiempo libre para dedicar a nuestras aficiones. Teniendo esto en cuenta y siendo honestos con vosotros mismos, ¿cuáles son vuestras aspiraciones para WoW Classic? Yo probablemente me dedique a levear varias clases con tranquilidad (¡me encanta levear!) e intentaré ir equipando a un personaje poco a poco con profesiones y mazmorras. Eventualmente, espero poder acceder a las primeras raids, aunque no pienso que pueda comprometerme a raidear de forma asidua. ¿Qué hay de vosotros?Korvael64 15 nov
World of Warcraft is set in the same universe as the Warcraft series of real-time strategy games and has a similar art direction.[10] World of Warcraft contains elements from fantasy, steampunk, and science fiction: such as gryphons, dragons, and elves; steam-powered automata; zombies, werewolves, and other horror monsters; as well as time travel, spaceships, and alien worlds.
24 oct Una idea "brillante" ?¿ Buenas, quisiera dejar escribo el siguiente post para los maestros de juego y que puedan hacerles llegar mis opiniones a los desarrolla dores, con la salida de Classic espero y deseo que la dificultad sea como antaño y ademas vuelva el factor social en nuestras vidas, que tu pj dentro de juego sea una extension de tu propia reputacion, ahora bien, esto es una idea (aunque a lo mejor la implementaran) pero me gustaria que sacaran todas las expansiones como hasta ahora pero con la dificultad de vanilla, que no la casualicen como han echo hasta ahora aunque.... Aunque me idea principal es otra, algunas expansiones han sido mejores que otras y cof...... draenor cof cof, ufff que tos mas mala ¬_¬-------------(mira mas abajo) A nivel narrativo algunas personas no les a acabado de gustar mucho o creen que podria haber sido de otra forma las cosas, asi que mi planteamiento es el siguiente...., porque no hacer de classic el punto de partida a nuevas expansiones? me refiero a crear una nueva linea temporal, en los libros de "la guerra de los ancestros" contaban en una parte que se habian destruido las demas lineas temporales y solo quedaba una (corregidme si me equivoco) la actual, asi que propondria a blizz que crease una nueva linea temporal diferente a la actual, se que algunos me direis: tio pero eso son mas expansiones que hay que comprar y bla bla bla bla, si tios ya lo se, son nuevas expansiones que se comprarian pero es una historia completamente diferente, imaginaros por un momento que se pudiera reescribir la historia y pudieramos de alguna forma, hacer que algunas cosas malas no ocurriesen, eso si, si blizz llegase hacerlo OS LO SUPLICO, DEJAD LA DIFICULTAD COMO ESTA Y NO LA CASUALICEIS. Esta es mi opinion, no se si mas de uno opinara lo mismo.Tragamillas0 24 oct
Las misiones formaban parte íntegra del juego siendo la mayoría de las veces usadas para continuar la historia en el juego o para guiar al jugador a través de él.41​ El gran número de misiones en cada localización fue muy popular, así como las recompensas por completarlas.15​ Aunque en realidad no eliminaban la necesidad de repetir una tarea o matar de manera repetida a una criatura, la percepción que se tenía de esas acciones era distinta.42​ Las misiones hicieron que los jugadores exploraran cada sección del mundo, lo que repercutió negativamente en los jugadores sociales o de rol.41​ Las misiones que implicaban conseguir objetos de los cuerpos de las criaturas no fueron tan populares.42​ Algunos críticos mencionaron que la falta de misiones que obligan a los jugadores a agruparse hacía sentir a veces que el juego estaba diseñado para un solo jugador,43​ mientras que otros se quejaban de que las mazmorras (que se deben jugar en grupo) no eran fáciles para nuevos jugadores y costaban demasiado tiempo acabarlas.42​ En días posteriores a lanzarse el juego, algunas misiones tenían errores de software haciéndolas imposibles de completar,15​ mientras que la masiva presencia de jugadores nuevos en algunas áreas hacía que no existieran criaturas para matar,41​ o que los jugadores tuvieran que esperar turno para matar a alguna criatura en particular para poder completar misiones.15​
26 oct Classic, I miss you Viendo que las experiencias gustan a los lectores y la cantidad de críticas que hay respecto a volver al pasado y avisos por parte de otros usuarios de que no sabemos donde nos metemos, voy a redactar un texto que seguro emocionará a alguno de vosotros. Se trata de mis vivencias en Classic original, lo que me aportó a mi vida como jugador y lo que el juego anteriormente transmitía y ahora no. Antes de nada debo decir que probé la beta, no mucho tiempo, pero a los pocos meses de lanzarse el videojuego entré en Azeroth como un héroe más; primero alianza y después horda. Para mí, que venía de FFXI (mi mmorpg favorito, llevo hasta tatuado en el brazo mi personaje), se abrió un mundo de posibilidades en lo jugable que hasta ahora no había experimentado. Cierto es que Blizzard no ofrecía una experiencia diferente a lo que otorgaban otros mmorpg pero fue su sencillez de manejo, su mundo, el lore y la comunidad lo que hizo que me enamorara de él. Comienzo. Corrían las navidades de 2005 y vi en el quiosco una Micromanía que llevaba de regalo un CD con una prueba gratuita de catorce días a World of Warcraft. Hasta ese momento nunca me había planteado la opción de jugarlo puesto que estaba a saco con FFXI (y otros más que no recuerdo, todos mmorpg) y no tenía mucho tiempo para todo. No obstante eso no significaba que no tuviera noticias del videojuego pues estaba al día de lo que allí sucedía, de las impresiones de los jugadores, del famoso "a llorar a WoW-Esp" y un montón de cosas más. Decidí comprar la revista pues valía apenas cuatro euros si mal no recuerdo y como mucho perdía eso. Tras instalar el juego de Blizzard me hice un elfo de la noche rogue (si mal no recuerdo) y la primera toma de contacto con Teldrassil fue impresionante. FFXI tenía entornos realmente grandes, quizás más que cualquier zona del WoW de antaño (o similares) pero ver esa explanada llena de árboles enormes, poder subirlos y navegar por cualquier dirección de ese escenario era alucinante. La atmósfera, mágica y atractiva, se envolvía con una sonata melódica y casi susurrante que te hacía sentir en un lugar de ensueño. Los comienzos fueron duros, apenas sabía manejar el personaje o conocer mi próximo objetivo pero ahí estaba la comunidad para enseñarme o contarme trucos. Tras esa primera toma de contacto mi próximo destino fue Dolanaar -como todos sabéis- y por el camino alucinaba viendo el entorno, realizando capturas de pantalla a cada paso y haciendo mis propios selfies a mano. Aquello era impresionante, todo un mundo vivo, enorme y mágico a mi disposición, con sus enemigos bien balanceados y oponiendo resistencia a mis golpes. Aquello iba a ser una aventura de ensueño. En Dolanaar aluciné pepinillos cuando vi a los guardianes árboles (me permitís si no se llaman así, ahora no lo recuerdo) patrullar cerca de mí. Sus pisadas hacían temblar mi pantalla a la par que mis altavoces y eran simplemente enormes, imponían un montón. El poblado estaba lleno de jugadores nóveles (servidor Spinebreaker) y daba gusto pulular por allí. Hacía grupos con un montón de gente y aprendí bastante. Recuerdo algunas misiones algo puñeteras (como la cueva de los furgol) que me costó la vida de completar pues la gente moría mucho antes de conseguir el objetivo. Por lo que sea mis peripecias con la alianza tomaron un nuevo rumbo, un Brujo Humano, otro personaje que me hizo enamorarme más del videojuego por lo que viví con él. Recuerdo que los comienzos no me motivaron demasiado, la zona inicial no distaba mucho de cualquier otro entorno real, con sus campos, huertos, arbolada y caminos. La quest del diablillo tuve que leer y releer para entenderla, no se por qué, y recuerdo que al final tuve que montar grupo porque había que matar un élite o un enemigo de mayor nivel al mío, no recuerdo ahora. Por aquellos entonces los jugadores de nivel alto se acercaban a las zonas iniciales para reclutar o pedir firmas (no como ahora con el dichoso y molesto addon) y uno de ellos, sin venir a cuento, quiso hacerme de guía (sin pedir nada a cambio). Le comenté que esta zona no me llamaba mucho la atención y todo lo que viví en Teldrassil. Él me dijo que me esperara a ver la ciudad de los humanos, que eso era grandioso. Por el camino me explicó varias cosas que ahora mismo no recuerdo con detalle pero sí recuerdo el momento exacto en el que me dijo: eso de ahí es Stormwind. Cuando vi aquella inmensa puerta, el puente enorme, las estatuas que adornaban la entrada y una muralla que parecía acordonar toda una enorme ciudad.... flipé mucho. Aquello era brutal, impresionante, magnífico. Es uno de esos recuerdos que me llevaré a la tumba. Tardé varios días en recorrer la ciudad, en aprender donde estaba cada sitio, sobre todo el maestro de clase (que no veas para encontrarlo jajaja), ¡aluciné viendo el poste para grifos!. Recuerdo que con el paso del tiempo descubría más y más cosas de la ciudad, puertas que no había visto, subterráneos o cosas así. De hecho yo creo que a día de hoy seguro que hay algún rincón que no haya descubierto, fijo jajaja. Más tarde me fui hacia Westfall, un mapa que siempre recordaré por lo !@#$do que era. Creo que es el mapa donde más veces he muerto en toda mi vida de jugador de mmorpg. El de antes, claro, no el de ahora. Era muy fácil de linkar, los enemigos ya suponían un poco más de reto para el jugador y además el mapa tenía una mazmorra que acceder a ella era ya de por sí complicado. Recuerdo cómo tardé en pillar mi primer punto de vuelo (conectado) y hablar con un montón de gente en Sentinel Hill. También me acuerdo de la primera vez que fui a Deadmines, toda una odisea pasar con tanto bandido, algunos hasta nos perdimos de camino a la entrada de la mazmorra porque el que iba primero se conocía todo al milímetro e iba con más nivel. Más de uno pereció en el camino por los puñeteros bandidos jajaja. Una vez dentro varios del grupo -yo incluido- flipamos tras ver a un compañero con un fulgor rojo en la espada. Era un encantamiento que hacía que el arma causara más daño. Resulta que el chico tenía componentes para poner el encantamiento a todos y, como no, todos quisimos "brillar con luz propia". En aquella época daba igual si el mago, brujo o priest llevara un hechizo así, de melee. Al fin y al cabo el pool de maná era limitado y la mayoría de veces acababas matando a los enemigos a bastonazos y eso ayudaba. Salímos todos muy contentos de allí aunque no recuerdo si terminamos la mazmorra porque por aquellos entonces mínimo una hora te tirabas completándola. Ese mismo encantamiento lo sigo conservando en ese personaje, que dejé aparcado en Redridge Mountains. No quise subirlo nunca y todavía conservo todo lo que poseía en su día (salvo lo que ya no existe), incluido el bastón con fulgor rojo. Durante todo mi camino hasta el nivel 20 poco disfruté muchísimo de la compañía de los demás jugadores. Todos nos ayudábamos, todos compartíamos, mi teclado echaba humo de tanto hablar tanto en grupo, por /say o general. Solucionábamos dudas tanto de los demás como a quien nos preguntara y los grupos se formaban casi cada minuto de juego. Por cosas del destino (quizás por lo "bonito" que eran los paisajes de la zona humana) aparqué a mi brujo y continué con un mago undead (que fue mi main hasta mediados de WOTLK). Elegí mago porque me molaba zurrar a distancia y undead porque la zona de inicio era lúgrube, me llamaba mucho la atención. Realmente no disfruté tanto de aquél mapa aunque sí guardo muy buenos recuerdos como esos ojos que se iluminaban tras los setos, la cueva de las arañas (no veas los que morían en la entrada jajaja, ahora no son ni hostiles), el escenario decrépito en general y los enemigos escarlata. Recuerdo pasar muuuuchas horas en Brill contando batallitas, hablando de lo lejos que quedaba tener la montura o tirarme horas (sí, horas) buceando por Brightwater Lake en Tirisfal Glades solo porque los undead tenían la racial de poder estar en el agua más tiempo (no se qué quería conseguir con ello xD). El mago me costó dominarlo algo más, no se por qué. Tenía multitud de hechizos como el dampen magic, aquél que revelaba los bufos que tenían activos los enemigos (y que quitaron con cierto parche) o la mage armor, que no se por qué no llegué a entenderla del todo bien hasta pasado un tiempo. Recuerdo que todos me decían "cuando seas nivel ¿12? y tengas Blink verás qué pasada y qué útil es, es otro mundo"... ¡pues no me salvó el cuello veces ni nada esa habilidad! En Silverpine Forest la cosa se complicaba conforme avanzabas. Los magos tocaban mucho las narices, el Son of Arugal -por no llamarlo de otra manera- aparecía cuando menos te lo esperabas y te hacía tras tras por detrás en cero coma. El mapa estaba siempre repleto de grupos para Isle of Fenris o Pyrewood Village y las estrategias para internarse en ambos escenarios se sucedían a cada minuto, la mayoría sin éxito por el poco dps y rápido respawn. Tampoco ayudaba que en cada esquina nos asaltara un enemigo élite o no y nos hiciera dar al traste con todos los planes. Horas de diversión, de risas, de tirar el teclado por la ventana y de aprender técnicas mejores que me ayudarían en el futuro. Como no, no podía faltar (en mitad de todo esto) echar un vistazo al monasterio escarlata y circundantes para comprobar de primera mano que un paso en falso y te ibas al garete en cero coma. Menudas leches repartían allí los enemigos -calavera- y menudas tanganas se formaban en la piedra de invocación, a veces repletas de alianzas esperando a que el AFK de turno aceptara el sumon, puesto que entrar a las mazmorras también tenía su aquél. Más de uno vi cómo quería completar una de las misiones que se hacían a la izquierda de la piedra de invocación yendo a la derecha y terminar muerto jajaja. Las experiencias con mi mago no terminaron ahí puesto que continué con él hasta WOTLK como dije pero evidentemente, todo lo demás, ya impresionaba menos pues ya iba algo curtido. No obstante toda mi experiencia restante no está exenta de momentos épicos, como la pre de Onixya, obtener mis primeros portales, poder comprarme mi montura esquelética, mis primeras -y emocionantes- AV, el PvP porque sí etc... Para continuar un poco, nada más, con el mago, tan solo diré dos palabras: Hillsbrad Foothills. Allí se liaban unas pardas de narices. Las leches entre jugadores iban y venían, casi nunca se podía questear y cuando no era en un poblado era en otro. Llamábamos a los de más nivel, la alianza a los más crecidos de su bando, todos recibíamos galletas en cada poro de nuestra piel y al final la mayoría dejábamos de hacer misiones para unirnos -durante horas- en una contienda brutal entre bandos. Eso sí, a veces querías huir de ellas pero no podías y te frustrabas porque tú solo querías hacer misiones. Classic, te hecho de menos por aquellos momentos que me ofreciste, por la increíble comunidad que allí habitaba, siempre dispuesta a echarte una mano, a enseñarte técnicas para manejar a tu personaje o para decirte donde se completaba cierta quest. Los grupos, las estrategias que planeábamos contra toda una horda de enemigos sin apenas habilidades de combate, por el chat de zona, por esos encantamientos que a día de hoy serías clasificado de inútil cuando antes sí tenían utilidad, por el mero hecho de cagar feliz por haber completado POR FIN la isla de Fenris o terminar las misiones de Pyrewood Village. Ahora jugamos en un mundo vacío donde la única población está en las ciudades (dos o tres contadas entre ambas facciones), en el aire o faseada en uno de los múltiples mapas que cada uno pueda tener. Ya apenas hay PvP outdoor (y eso que no me gusta), no hay compañerismo, no hay ganas de dormir sabiendo que has completado una tarea dura ni tampoco merece subirse las profesiones conforme a nuestro nivel porque de una patada te sale un item mejor. No se valora nada nuestros esfuerzos, no se incentiva al jugador en ninguno de los aspectos ni tampoco se forman amistades como las de antaño. Ahora reina el egoísmo, el aparecer lo más alto en las clasificaciones y el ser una diva del teclado si eres de los primeros en derrotar un jefe (aunque por dentro estás podrido). Classic, I miss you.Vanadiel32 26 oct

↑ Glenday, Craig (2009). Craig Glenday, ed. Guinness World Records 2009. GUINNESS WORLD RECORDS (paperback edición). Random House, Inc. p. 241. ISBN 9780553592566. Consultado el 18 de septiembre de 2009. «Most popular MMORPG game(sic) In terms of the number of online subscribers, World of Warcraft is the most popular Massively Multiplayer Online Role-Playing Game (MMORPG), with 10 million subscribers as of January 2008.»
The practice of buying or selling gold in World of Warcraft has generated significant controversy.[143] On February 21, 2008, Blizzard released a statement concerning the consequences of buying gold. Blizzard reported that an "alarmingly high" proportion of all gold bought originates from "hacked" accounts. The article also stated that customers who had paid for character leveling services had found their accounts compromised months later, with all items stripped and sold for virtual gold. The article noted that leveling service companies often used "disruptive hacks ... which can cause realm performance and stability issues".[144] In April 2015, introduced a means to sell in-game gold for real money. A player may spend $20 on a one-month "game time token" that can be sold for in-game gold on the auction house.[36]
¡Disfruta del mundo de Minecraft en este emocionante juego multijugador en el que te enfrentarás a oleadas de enemigos dispuestos a destruirte sin piedad! Adéntrate en el campo de batalla lleno de peligros mientras te enfrentas a otros jugadores de cualquier rincón del mundo para luchar por la supervivencia en un mundo hostil. ¡Recolecta todo tipo de materiales, armas y objetos que te permitan sobrevivir y pásalo en grande con este clásico lleno de acción!
Much of World of Warcraft play involves the completion of quests. These quests are usually available from NPCs.[19] Quests usually reward the player with some combination of experience points, items, and in-game money. Quests allow characters to gain access to new skills and abilities, as well as the ability to explore new areas.[20] It is through quests that much of the game's story is told, both through the quest's text and through scripted NPC actions.[21] Quests are linked by a common theme, with each consecutive quest triggered by the completion of the previous, forming a quest chain. Quests commonly involve killing a number of creatures, gathering a certain number of resources, finding a difficult to locate object, speaking to various NPCs, visiting specific locations, interacting with objects in the world, or delivering an item from one place to another to acquire experience and treasures.

The fifth expansion, Warlords of Draenor, was announced at BlizzCon 2013 on November 8, 2013,[72][73] and entered beta on June 27, 2014.[74] Warlords of Draenor was released on November 13, 2014.[75] On August 6, 2015, Blizzard announced the sixth expansion, Legion, at Gamescom 2015.[76] In November 2015, the Legion's alpha testing started and in April 2016 the beta test started; the Legion expansion was released on August 30, 2016. The seventh expansion, Battle for Azeroth, was released worldwide on August 13 and 14 (depending on location) 2018.[77]
Warcraft es una marca comercial de Blizzard Entertainment que ha sido ampliamente difundida y diversificada a partir del videojuego Warcraft: Orcs & Humans (1994), uno de los primeros en su género. Por extensión también implica a la marca World of Warcraft, que nace del videojuego de rol multijugador masivo en línea -por sus siglas en inglés, MMORPG- del mismo nombre.1​El universo de Warcraft que se encuentra en ambas marcas está ambientado en una fantasía épica moderna propia de El Señor de los Anillos o Dungeons & Dragons y tiene su inspiración inicial en los juegos del universo de Warhammer Fantasy[cita requerida], representando combates entre el bando de los humanos y el de los orcos, los cuales son seres fantásticos adaptados de la mitología clásica europea a la fantasía actual, pero con una concepción y estilos muy propios.
The appearance of the game world was praised by critics. Most popular was the fact that a player could run from one end of the continent to the other without having to pause at a "loading screen" while part of the game is retrieved from storage.[86] The environment was described as "breathtaking". Players found it difficult to become lost, and each area in the game world had a distinct look that blended from one to the next.[21] Critics described the environment as "a careful blend of cartoon, fantasy art, and realism".[81] The game was found to run smoothly on a range of computer systems,[10] although some described it as basic,[21] and mentioned that the bloom light rendering effect can blur things.[20] One reviewer described the ability to fly over long stretches of scenery as "very atmospheric".[83] The user interface was liked, being described as "simple", with tooltips helping to get the player started.[10]
04 nov WoW Fritanga o como secuestrar el esfuerzo. Buenas tardes, Tengo un permaban para publicar en foros oficiales de wow creo recordar desde 2011 en mi cuenta principal. Despotrique contra Blizz cuando el rumbo del juego, a mi forma de ver tomo una deriva hacia la casualización desmesurada, también tengo que decir que cuando supe de wow clásico no dude un segundo en mandar una disculpa y agradecer la vuelta de un servidor por el que la comunidad clásica tanto hemos peleado,Si, la comunidad que quería que los personajes asumieran sus roles, con sus penas y sus gratificaciones. Han sido muchos años de posts de gente pidiendo este server, de reclamar lo que en su día nos enamoro de este juego, leer a alguien pedir una vuelta a lo clásico siempre era un hilo de esperanza. Se anuncio. Aquí empiezan mis ¿reproches?, cuando leo a alguien en este foro y vaya por delante que deforma total mente legitima ya no insinuar, sí no pedir cosas como, tendremos LFR, transfiguración, monturas free, etc...y ya no hablar de cuando alguien, digamos que me define mis gustos. Cuento hasta diez, me relajo y pienso en mi permaban xD. Os invito, a todos vosotros, todos esos amantes del revoltillo que ahora os a inspirado el gusanillo del classic a aunar esfuerzos y pidáis vuestro WoW Fritanga Classic Server, si, ese server donde podéis pedir todas vuestras mas diversas fantasías, ese server donde la comunidad clásica nunca iría a preguntaros por que tenéis de mascota a un Magikarp. Espero no haber ofendido a nadie, solo quiero expresar como me siento cuando después de tantísimo tiempo esperando y pidiendo este evento por parte de tanta gente, en el que la mayoría de respuestas siempre eran para recordarte lo NO viable que seria. Ahora, si, ahora nos subimos al carro cuesta abajo. Un Abrazo.Zhaet5 04 nov
Characters were felt to be implemented well, with each class appearing "viable and interesting", having unique and different mechanisms,[83] and each of the races having a distinct look and feel.[10] Character development was also liked, with the talent mechanism offering choice to players,[81] and profession options being praised.[10] Character customization options were felt to be low,[20] but the detail of character models was praised.[86]

26 oct Classic, I miss you Viendo que las experiencias gustan a los lectores y la cantidad de críticas que hay respecto a volver al pasado y avisos por parte de otros usuarios de que no sabemos donde nos metemos, voy a redactar un texto que seguro emocionará a alguno de vosotros. Se trata de mis vivencias en Classic original, lo que me aportó a mi vida como jugador y lo que el juego anteriormente transmitía y ahora no. Antes de nada debo decir que probé la beta, no mucho tiempo, pero a los pocos meses de lanzarse el videojuego entré en Azeroth como un héroe más; primero alianza y después horda. Para mí, que venía de FFXI (mi mmorpg favorito, llevo hasta tatuado en el brazo mi personaje), se abrió un mundo de posibilidades en lo jugable que hasta ahora no había experimentado. Cierto es que Blizzard no ofrecía una experiencia diferente a lo que otorgaban otros mmorpg pero fue su sencillez de manejo, su mundo, el lore y la comunidad lo que hizo que me enamorara de él. Comienzo. Corrían las navidades de 2005 y vi en el quiosco una Micromanía que llevaba de regalo un CD con una prueba gratuita de catorce días a World of Warcraft. Hasta ese momento nunca me había planteado la opción de jugarlo puesto que estaba a saco con FFXI (y otros más que no recuerdo, todos mmorpg) y no tenía mucho tiempo para todo. No obstante eso no significaba que no tuviera noticias del videojuego pues estaba al día de lo que allí sucedía, de las impresiones de los jugadores, del famoso "a llorar a WoW-Esp" y un montón de cosas más. Decidí comprar la revista pues valía apenas cuatro euros si mal no recuerdo y como mucho perdía eso. Tras instalar el juego de Blizzard me hice un elfo de la noche rogue (si mal no recuerdo) y la primera toma de contacto con Teldrassil fue impresionante. FFXI tenía entornos realmente grandes, quizás más que cualquier zona del WoW de antaño (o similares) pero ver esa explanada llena de árboles enormes, poder subirlos y navegar por cualquier dirección de ese escenario era alucinante. La atmósfera, mágica y atractiva, se envolvía con una sonata melódica y casi susurrante que te hacía sentir en un lugar de ensueño. Los comienzos fueron duros, apenas sabía manejar el personaje o conocer mi próximo objetivo pero ahí estaba la comunidad para enseñarme o contarme trucos. Tras esa primera toma de contacto mi próximo destino fue Dolanaar -como todos sabéis- y por el camino alucinaba viendo el entorno, realizando capturas de pantalla a cada paso y haciendo mis propios selfies a mano. Aquello era impresionante, todo un mundo vivo, enorme y mágico a mi disposición, con sus enemigos bien balanceados y oponiendo resistencia a mis golpes. Aquello iba a ser una aventura de ensueño. En Dolanaar aluciné pepinillos cuando vi a los guardianes árboles (me permitís si no se llaman así, ahora no lo recuerdo) patrullar cerca de mí. Sus pisadas hacían temblar mi pantalla a la par que mis altavoces y eran simplemente enormes, imponían un montón. El poblado estaba lleno de jugadores nóveles (servidor Spinebreaker) y daba gusto pulular por allí. Hacía grupos con un montón de gente y aprendí bastante. Recuerdo algunas misiones algo puñeteras (como la cueva de los furgol) que me costó la vida de completar pues la gente moría mucho antes de conseguir el objetivo. Por lo que sea mis peripecias con la alianza tomaron un nuevo rumbo, un Brujo Humano, otro personaje que me hizo enamorarme más del videojuego por lo que viví con él. Recuerdo que los comienzos no me motivaron demasiado, la zona inicial no distaba mucho de cualquier otro entorno real, con sus campos, huertos, arbolada y caminos. La quest del diablillo tuve que leer y releer para entenderla, no se por qué, y recuerdo que al final tuve que montar grupo porque había que matar un élite o un enemigo de mayor nivel al mío, no recuerdo ahora. Por aquellos entonces los jugadores de nivel alto se acercaban a las zonas iniciales para reclutar o pedir firmas (no como ahora con el dichoso y molesto addon) y uno de ellos, sin venir a cuento, quiso hacerme de guía (sin pedir nada a cambio). Le comenté que esta zona no me llamaba mucho la atención y todo lo que viví en Teldrassil. Él me dijo que me esperara a ver la ciudad de los humanos, que eso era grandioso. Por el camino me explicó varias cosas que ahora mismo no recuerdo con detalle pero sí recuerdo el momento exacto en el que me dijo: eso de ahí es Stormwind. Cuando vi aquella inmensa puerta, el puente enorme, las estatuas que adornaban la entrada y una muralla que parecía acordonar toda una enorme ciudad.... flipé mucho. Aquello era brutal, impresionante, magnífico. Es uno de esos recuerdos que me llevaré a la tumba. Tardé varios días en recorrer la ciudad, en aprender donde estaba cada sitio, sobre todo el maestro de clase (que no veas para encontrarlo jajaja), ¡aluciné viendo el poste para grifos!. Recuerdo que con el paso del tiempo descubría más y más cosas de la ciudad, puertas que no había visto, subterráneos o cosas así. De hecho yo creo que a día de hoy seguro que hay algún rincón que no haya descubierto, fijo jajaja. Más tarde me fui hacia Westfall, un mapa que siempre recordaré por lo !@#$do que era. Creo que es el mapa donde más veces he muerto en toda mi vida de jugador de mmorpg. El de antes, claro, no el de ahora. Era muy fácil de linkar, los enemigos ya suponían un poco más de reto para el jugador y además el mapa tenía una mazmorra que acceder a ella era ya de por sí complicado. Recuerdo cómo tardé en pillar mi primer punto de vuelo (conectado) y hablar con un montón de gente en Sentinel Hill. También me acuerdo de la primera vez que fui a Deadmines, toda una odisea pasar con tanto bandido, algunos hasta nos perdimos de camino a la entrada de la mazmorra porque el que iba primero se conocía todo al milímetro e iba con más nivel. Más de uno pereció en el camino por los puñeteros bandidos jajaja. Una vez dentro varios del grupo -yo incluido- flipamos tras ver a un compañero con un fulgor rojo en la espada. Era un encantamiento que hacía que el arma causara más daño. Resulta que el chico tenía componentes para poner el encantamiento a todos y, como no, todos quisimos "brillar con luz propia". En aquella época daba igual si el mago, brujo o priest llevara un hechizo así, de melee. Al fin y al cabo el pool de maná era limitado y la mayoría de veces acababas matando a los enemigos a bastonazos y eso ayudaba. Salímos todos muy contentos de allí aunque no recuerdo si terminamos la mazmorra porque por aquellos entonces mínimo una hora te tirabas completándola. Ese mismo encantamiento lo sigo conservando en ese personaje, que dejé aparcado en Redridge Mountains. No quise subirlo nunca y todavía conservo todo lo que poseía en su día (salvo lo que ya no existe), incluido el bastón con fulgor rojo. Durante todo mi camino hasta el nivel 20 poco disfruté muchísimo de la compañía de los demás jugadores. Todos nos ayudábamos, todos compartíamos, mi teclado echaba humo de tanto hablar tanto en grupo, por /say o general. Solucionábamos dudas tanto de los demás como a quien nos preguntara y los grupos se formaban casi cada minuto de juego. Por cosas del destino (quizás por lo "bonito" que eran los paisajes de la zona humana) aparqué a mi brujo y continué con un mago undead (que fue mi main hasta mediados de WOTLK). Elegí mago porque me molaba zurrar a distancia y undead porque la zona de inicio era lúgrube, me llamaba mucho la atención. Realmente no disfruté tanto de aquél mapa aunque sí guardo muy buenos recuerdos como esos ojos que se iluminaban tras los setos, la cueva de las arañas (no veas los que morían en la entrada jajaja, ahora no son ni hostiles), el escenario decrépito en general y los enemigos escarlata. Recuerdo pasar muuuuchas horas en Brill contando batallitas, hablando de lo lejos que quedaba tener la montura o tirarme horas (sí, horas) buceando por Brightwater Lake en Tirisfal Glades solo porque los undead tenían la racial de poder estar en el agua más tiempo (no se qué quería conseguir con ello xD). El mago me costó dominarlo algo más, no se por qué. Tenía multitud de hechizos como el dampen magic, aquél que revelaba los bufos que tenían activos los enemigos (y que quitaron con cierto parche) o la mage armor, que no se por qué no llegué a entenderla del todo bien hasta pasado un tiempo. Recuerdo que todos me decían "cuando seas nivel ¿12? y tengas Blink verás qué pasada y qué útil es, es otro mundo"... ¡pues no me salvó el cuello veces ni nada esa habilidad! En Silverpine Forest la cosa se complicaba conforme avanzabas. Los magos tocaban mucho las narices, el Son of Arugal -por no llamarlo de otra manera- aparecía cuando menos te lo esperabas y te hacía tras tras por detrás en cero coma. El mapa estaba siempre repleto de grupos para Isle of Fenris o Pyrewood Village y las estrategias para internarse en ambos escenarios se sucedían a cada minuto, la mayoría sin éxito por el poco dps y rápido respawn. Tampoco ayudaba que en cada esquina nos asaltara un enemigo élite o no y nos hiciera dar al traste con todos los planes. Horas de diversión, de risas, de tirar el teclado por la ventana y de aprender técnicas mejores que me ayudarían en el futuro. Como no, no podía faltar (en mitad de todo esto) echar un vistazo al monasterio escarlata y circundantes para comprobar de primera mano que un paso en falso y te ibas al garete en cero coma. Menudas leches repartían allí los enemigos -calavera- y menudas tanganas se formaban en la piedra de invocación, a veces repletas de alianzas esperando a que el AFK de turno aceptara el sumon, puesto que entrar a las mazmorras también tenía su aquél. Más de uno vi cómo quería completar una de las misiones que se hacían a la izquierda de la piedra de invocación yendo a la derecha y terminar muerto jajaja. Las experiencias con mi mago no terminaron ahí puesto que continué con él hasta WOTLK como dije pero evidentemente, todo lo demás, ya impresionaba menos pues ya iba algo curtido. No obstante toda mi experiencia restante no está exenta de momentos épicos, como la pre de Onixya, obtener mis primeros portales, poder comprarme mi montura esquelética, mis primeras -y emocionantes- AV, el PvP porque sí etc... Para continuar un poco, nada más, con el mago, tan solo diré dos palabras: Hillsbrad Foothills. Allí se liaban unas pardas de narices. Las leches entre jugadores iban y venían, casi nunca se podía questear y cuando no era en un poblado era en otro. Llamábamos a los de más nivel, la alianza a los más crecidos de su bando, todos recibíamos galletas en cada poro de nuestra piel y al final la mayoría dejábamos de hacer misiones para unirnos -durante horas- en una contienda brutal entre bandos. Eso sí, a veces querías huir de ellas pero no podías y te frustrabas porque tú solo querías hacer misiones. Classic, te hecho de menos por aquellos momentos que me ofreciste, por la increíble comunidad que allí habitaba, siempre dispuesta a echarte una mano, a enseñarte técnicas para manejar a tu personaje o para decirte donde se completaba cierta quest. Los grupos, las estrategias que planeábamos contra toda una horda de enemigos sin apenas habilidades de combate, por el chat de zona, por esos encantamientos que a día de hoy serías clasificado de inútil cuando antes sí tenían utilidad, por el mero hecho de cagar feliz por haber completado POR FIN la isla de Fenris o terminar las misiones de Pyrewood Village. Ahora jugamos en un mundo vacío donde la única población está en las ciudades (dos o tres contadas entre ambas facciones), en el aire o faseada en uno de los múltiples mapas que cada uno pueda tener. Ya apenas hay PvP outdoor (y eso que no me gusta), no hay compañerismo, no hay ganas de dormir sabiendo que has completado una tarea dura ni tampoco merece subirse las profesiones conforme a nuestro nivel porque de una patada te sale un item mejor. No se valora nada nuestros esfuerzos, no se incentiva al jugador en ninguno de los aspectos ni tampoco se forman amistades como las de antaño. Ahora reina el egoísmo, el aparecer lo más alto en las clasificaciones y el ser una diva del teclado si eres de los primeros en derrotar un jefe (aunque por dentro estás podrido). Classic, I miss you.Vanadiel32 26 oct


Los monjes son maestros del combate a mano y solo empuñan las armas para sus letales golpes de gracia (viajero del viento). Los monjes sanadores aportan armonía y equilibrio a todos los grupos y pueden sanar hasta las heridas más graves con remedios antiguos y artes espirituales (tejedor de la niebla). Son pocos los que pueden confiar en sobrevivir ante la extrema destreza del monje maestro cervecero, cuyas intensas bebidas e impredecible estilo de combate absorben unas cantidades de daño impresionantes (maestro cervecero).
×