^ "The Activision/Blizzard Merger: Five Key Points". Industry News. gamasutra.com. December 3, 2007. Archived from the original on December 21, 2008. Retrieved February 24, 2009. One of the intriguing things about the old Vivendi structure was that, even when Martin Tremblay joined to run Vivendi's publishing, it was specified: "World Of Warcraft creator Blizzard Entertainment has been designated a stand-alone division reporting to VU Games' CEO, and is not part of Tremblay's product development mandate.
24 oct Cromi, vínvulo entre expansiones Hablé de este tema en otro hilo y me ha parecido interesante crear uno nuevo... Quizás sea mucho anticiparse hablar del tema de las expansiones, cuando aun ni ha salido el classic... pero creo que esta idea es buena a largo plazo... A ver que opináis vosotros. Si os paráis a pensar, sacar expansiones en el wow "classic" es fastidiar el producto para aquel que desea experimentar solo de wow vanilla, ya que estas obligando a la gente a salirse de este contexto para jugar el nuevo contenido. Para evitar esto lo ideal sería que a medida que Blizzard libere nuevo contenido (todas las expansiones que ha ido sacado cronológicamente) se habiliten nuevas expansiones y puedas decidir que hacer, si seguir en classic o empezar a disfrutar de la siguiente expansión. Partimos de la idea de que wow classic es un portal temporal abierto por Cromi, tal y como se ve en el anuncio oficial de Blizzard... a partir de ese momento Cromi será nuestra herramienta de viaje en el tiempo (evidentemente solo hacia el futuro, hacia nuevas expansiones). El día que se libere la Burning, Cromi dará una nueva misión, del palo "Continuamos con la historia!: Burning Crusade". Al aceptar dicha misión abriría un portal a la gran puerta, punto de entrada a la Burning Crusade, cruzar esa puerta es un punto sin retorno, tu personaje pasará a formar parte de uno de los servidores de la Burning Crusade dejando el wow vanilla atrás. Creo que de esta manera todos contentos... muy a largo plazo cada jugador podrá disfrutar de su expansión favorita todo cuanto quiera, sin verse obligado nunca a tener que jugar en la expansión más reciente, y si se aburre pues le pides portal a Cromi y palante. Es una forma excepcional de poder experimentar al 100% todas y cada una de las expansiones. Yo por ejemplo no he jugado la Warlords of Draenor ni Myts of Pandaria, al menos no tanto como quisiera, y hoy por hoy sabéis que esto es imposible. Si mañana por ejemplo alguien se compra el wow, tendrá todo el contenido hasta Legión, así lo vende Blizzard, pero esto no es del todo así..., porque antes de que se de cuenta estará en nivel 100 sin haber disfrutado ni de un 10% de cada una de las expansiones. Se trata de tener a gente contenta nada más... lo que se traduce en ganar suscriptores y no perder los actuales, aunque pueda suponer que más de uno no compre una nueva expansión hasta que le apetezca (ahora mismo estás prácticamente obligado a hacerlo...) Bueno, espero no haberme liado demasiado =) Comentad que os parece y aportad nuevas ideas! Quien sabe, igual hasta en alguna de ellas nos hagan caso para variar xDErec9 24 oct
Characters were felt to be implemented well, with each class appearing "viable and interesting", having unique and different mechanisms,[83] and each of the races having a distinct look and feel.[10] Character development was also liked, with the talent mechanism offering choice to players,[81] and profession options being praised.[10] Character customization options were felt to be low,[20] but the detail of character models was praised.[86]
Los cazadores de demonios, discípulos de Illidan Tempestira, cargan con un oscuro legado que atemoriza a aliados y enemigos por igual. Los Illidari se sirven de magia vil y magia caótica, energías que durante eones han amenazado Azeroth y que, según ellos, son esenciales para hacer frente a la Legión Ardiente. Con los poderes de los demonios a los que han asesinado, los Illidari desarrollan rasgos demoníacos que provocan repulsión y pavor entre sus congéneres, los elfos.
Han pasado cinco años desde los eventos narrados en Warcraft 3. La Alianza y la Nueva Horda viven en un estado de guerra fría, y mantienen una frágil y quebradiza paz, mientras reconstruyen sus reinos y tratan de recuperar su prosperidad. En Ventormenta, el rey Varian Wrynn ha desaparecido en circunstancias misteriosas mientras viajaba en misión diplomática a la isla de Theramore, por lo que en su ausencia, es nombrado rey su hijo Anduin Wrynn, todavía un niño, asumiendo la regencia lord Bolvar Fordragon y la misteriosa lady Katrana Prestor. En Orgrimmar, el jefe de guerra Thrall lucha por sacar adelante a la Nueva Horda.
×