En Warcraft III la cantidad de razas y héroes creció más y las relaciones entre estos personajes se entretejieron de modo más complejo. A su vez, se establecieron algunas ideas sobre la cosmogonía y muchos elementos sobre la historia antigua para justificar una lucha ancestral de proporciones mayores entre los seres creados por las deidades metálicas llamadas titanes y los demonios liderados por el corrupto titan Sargeras. La lucha, sin embargo, no fue exclusiva entre la creación y los demonios, sino que entre las criaturas continuaron los odios raciales reforzados por las tradiciones bélicas. De este modo, la Alianza se mantuvo enemiga de la Horda hasta el final de la Tercera Gran Guerra con todo y que aparecieron nuevos peligros, como el Azote de los muertos vivientes, que comenzó como una simple plaga, o los territoriales elfos nocturnos. Al final, fueron cuatro las civilizaciones o razas las que se enfrentaron en la guerra: Los humanos, los orcos, los muertos vivientes y los elfos nocturnos, sólo después de haberse desgastado lucharon contra la invasión de los demonios liderados por Archimonde.
Some of the challenges in World of Warcraft require players to group together to complete them. These usually take place in dungeons—also known as "instances"—that a group of characters can enter together. The term "instance" comes from each group or party having a separate copy, or instance, of the dungeon, complete with their own enemies to defeat and their own treasure or rewards.[32] This allows a group to explore areas and complete quests without others interfering. Dungeons are spread over the game world and are designed for characters of varying progression. A typical dungeon will allow up to five characters to enter as part of a group. Some dungeons require more players to group together and form a "raid" of up to forty players to face some of the most difficult challenges.[33] As well as dungeon-based raid challenges, several creatures exist in the normal game environment that are designed for raids to attack.[28][34]
Questing was described as an integral part of the game, often being used to continue a storyline or lead the player through the game.[21] The high number of quests in each location was popular, as well as the rewards for completing them.[10] It was felt that the range of quests removed the need for a player to "grind", or carry out repetitive tasks, to advance their character.[20] Quests also require players to explore every section of the game world, potentially causing problems for social gamers or roleplayers seeking somewhere quiet.[21] Quests that required the player to collect items from the corpses of creatures they had killed were also unpopular; the low "drop rate", or chance of finding the items, makes them feel repetitive as a high number of creatures need to be killed to complete the quest.[20] A large number of new players in a particular area meant that there were often no creatures to kill,[21] or that players would have to wait and take turns to kill a particular creature to complete a quest.[10] Some critics mentioned that the lack of quests that required players to group up made the game feel as if it were designed for solo play.[83] Others complained that some dungeon or instanced group quests were not friendly to new players, and could take several hours to complete.[20] Upon release, a small number of quests had software bugs that made them impossible to complete.[10]
Sanadores: también llamados sanadores o healers (del inglés heal, curar). Se encargan de curar y mantener vivos a todos los jugadores del grupo, en especial al tanque. Su poder ofensivo suele ser limitado. El tipo de armadura suele ser diverso, ya que los sacerdotes usan telas, los druidas cuero, los chamanes mallas y los paladines placas. Las estadísticas primarias en el equipo suelen ser el Intelecto y el Espíritu, además del Poder con Hechizos. El sanador por excelencia al principio del juego solía ser el sacerdote y, aunque el resto de clases con posibilidades de sanación no estaban tan mal como en el caso del tanque, también han sido mejoradas. Los sanadores son paladin sagrado, druida restauración, sacerdote disciplina y sagrado, chamán restauración y monje tejedor de niebla. Las habilidades de los senadores no solo son sanadoras. Estos, además de curar (y dar algo de daño), también pueden tener habilidades que obstaculizan al enemigo en el momento del pvp21​.

To mark the release of Hearthstone, Blizzard released the Hearthsteed mount for World of Warcraft players. The mount is obtained through winning three games in Arena or Play mode.[167] Widely advertised on various World of Warcraft websites, this promotion encourages World of Warcraft players to try Hearthstone and marked the first significant crossover implemented between Blizzard games.

¡Disfruta de otro clásico! SimCity es un videojuego de construcción de ciudades creado por Will Wright y desarrollado por el estudio Maxis en 1989. La finalidad principal es simular la construcción y el desarrollo de una ciudad con un amplio sentido del urbanismo. ¡Diviértete y consigue hacer crecer tu ciudad para convertirla en una gran metrópoli!
World of Warcraft was the world's most popular MMORPG by player count of nearly 10 million in 2009.[5][6] The game had a total of over a hundred million registered accounts by 2014.[7] By 2017, the game had grossed over $9.23 billion in revenue, making it one of the highest-grossing video game franchises of all time. At BlizzCon 2017, a vanilla version of the game titled World of Warcraft Classic was announced, which planned to provide a way to experience the base game before any of its expansions launched. It went live at 3pm PDT[b] on August 26, 2019.[8][9]
Es una clase híbrida del juego, se puede definir como un protector que lucha y sana con el poder de la Luz, pero más enfocado al combate. Posee facultades para la lucha cuerpo a cuerpo y algunas para el apoyo a otros jugadores y de sanación, además de poseer un sistema de sellos que proporciona ventajas en la lucha a él mismo. A pesar de que son expertos en la supervivencia, sus ramas de talentos los hacen muy versátiles, al extremo de poder desempeñarse como Tanque (Protección), Healers (Sagrado) o DPS (Reprensión), y una amplia cantidad de armas. Emplean el sistema de maná, combinado con el poder sagrado, que es un tipo de energía que se carga al realizar ciertos ataques, y que sirve para activar otros ataques más poderosos. El poder sagrado tiene tres cargas. Sólo tiene un efecto devastador cuando están las tres cargas completas y usarlo consume las tres cargas, si se tiene dos cargas el daño es superior al normal y una carga es daño regular. Si no se usa, las cargas se van desactivando una por una. Usan armaduras de placas a partir del nivel 40 pero a partir del lvl 50 son maestros en placas. En la Horda los elfos de sangre y taurens pueden beneficiarse de esta clase, mientras que en la Alianza humanos, enanos y draenei pueden ser caballeros de la luz.

Thrall, jefe de guerra de la Horda y chamán más poderoso de Azeroth, otorga el cargo de jefe de guerra a Garrosh Grito Infernal para unirse al Anillo de la Tierra en su lucha contra Alamuerte. Esta criticada y disputada decisión por parte de los altos cargos de la Horda llevará a esta nueva Horda a una serie de medidas en las que será palpable el afloramiento de la locura de Garrosh. Es necesaria la unión de los guerreros de la Horda y de la Alianza junto a los Dragones Aspecto para enfrentarse a los agentes de Alamuerte y destruir al mismo.

×