24 oct Una idea "brillante" ?¿ Buenas, quisiera dejar escribo el siguiente post para los maestros de juego y que puedan hacerles llegar mis opiniones a los desarrolla dores, con la salida de Classic espero y deseo que la dificultad sea como antaño y ademas vuelva el factor social en nuestras vidas, que tu pj dentro de juego sea una extension de tu propia reputacion, ahora bien, esto es una idea (aunque a lo mejor la implementaran) pero me gustaria que sacaran todas las expansiones como hasta ahora pero con la dificultad de vanilla, que no la casualicen como han echo hasta ahora aunque.... Aunque me idea principal es otra, algunas expansiones han sido mejores que otras y cof...... draenor cof cof, ufff que tos mas mala ¬_¬-------------(mira mas abajo) A nivel narrativo algunas personas no les a acabado de gustar mucho o creen que podria haber sido de otra forma las cosas, asi que mi planteamiento es el siguiente...., porque no hacer de classic el punto de partida a nuevas expansiones? me refiero a crear una nueva linea temporal, en los libros de "la guerra de los ancestros" contaban en una parte que se habian destruido las demas lineas temporales y solo quedaba una (corregidme si me equivoco) la actual, asi que propondria a blizz que crease una nueva linea temporal diferente a la actual, se que algunos me direis: tio pero eso son mas expansiones que hay que comprar y bla bla bla bla, si tios ya lo se, son nuevas expansiones que se comprarian pero es una historia completamente diferente, imaginaros por un momento que se pudiera reescribir la historia y pudieramos de alguna forma, hacer que algunas cosas malas no ocurriesen, eso si, si blizz llegase hacerlo OS LO SUPLICO, DEJAD LA DIFICULTAD COMO ESTA Y NO LA CASUALICEIS. Esta es mi opinion, no se si mas de uno opinara lo mismo.Tragamillas0	24 oct

Las misiones formaban parte íntegra del juego siendo la mayoría de las veces usadas para continuar la historia en el juego o para guiar al jugador a través de él.41​ El gran número de misiones en cada localización fue muy popular, así como las recompensas por completarlas.15​ Aunque en realidad no eliminaban la necesidad de repetir una tarea o matar de manera repetida a una criatura, la percepción que se tenía de esas acciones era distinta.42​ Las misiones hicieron que los jugadores exploraran cada sección del mundo, lo que repercutió negativamente en los jugadores sociales o de rol.41​ Las misiones que implicaban conseguir objetos de los cuerpos de las criaturas no fueron tan populares.42​ Algunos críticos mencionaron que la falta de misiones que obligan a los jugadores a agruparse hacía sentir a veces que el juego estaba diseñado para un solo jugador,43​ mientras que otros se quejaban de que las mazmorras (que se deben jugar en grupo) no eran fáciles para nuevos jugadores y costaban demasiado tiempo acabarlas.42​ En días posteriores a lanzarse el juego, algunas misiones tenían errores de software haciéndolas imposibles de completar,15​ mientras que la masiva presencia de jugadores nuevos en algunas áreas hacía que no existieran criaturas para matar,41​ o que los jugadores tuvieran que esperar turno para matar a alguna criatura en particular para poder completar misiones.15​

Warcraft (titulada Warcraft: el origen en España y Warcraft: el primer encuentro de dos mundos en algunas partes de Hispanoamérica) es una película épica estadounidense de fantasía de 2016, dirigida y coescrita por Duncan Jones y basada en el universo del popular videojuego Warcraft.2​ La película está protagonizada por Travis Fimmel, Paula Patton, Ben Foster, Dominic Cooper, Toby Kebbell, Ben Schnetzer, Robert Kazinsky y Daniel Wu. La compañía de videojuegos Blizzard Entertainment anunció la película por primera vez en 2006 como un proyecto colaborativo con Legendary Pictures.3​ El rodaje comenzó el 13 de enero de 2014 y terminó el 23 de mayo del mismo año. La película fue lanzada por Universal Pictures y se estrenó el 3 de junio de 2016.4​
Se le conoce por sus siglas DK (Death Knight). Fue incorporado en la expansión Wrath of the Lich King, y ha sido definido por Blizzard como la primera clase heroica (empieza en nivel 55). Para poder crear un Caballero de la Muerte se necesita tener en la cuenta otro personaje de nivel 55 o más, recientemente eliminaron la prohibición de uno por servidor. El DK es una mezcla de tácticas cuerpo a cuerpo como el uso de ataques mágicos a distancia y el uso de enfermedades de daño periódico. Emplea el sistema de runas para poder usar sus facultades. Dichas runas (sangre, escarcha, y profano, dos de cada tipo) tienen un tiempo de recarga después de haber sido utilizadas, lo que limita la frecuencia de uso de habilidades. Varias facultades exigen el uso de hasta un total de tres runas diferentes y, además de las runas, poseen un tipo de energía “auxiliar”, el poder rúnico. Ésta energía alterna es generada a medida que el dk va gastando runas y le permite usar habilidades específicas, compensando el tiempo de re-utilización de alguna de sus runas. Posee escasas habilidades para beneficiar un grupo, pero tiene facultades que le permiten restaurar grandes porciones de salud que van desde la más mínima hasta la posible cura de 75 % de la salud total del caballero de la muerte. Tienen la capacidad de engendrar un necrófago desde un cadáver, o de un aliado. El Caballero de la Muerte tiene como ramas de talentos Sangre(énfasis en daño directo, regeneración de vida y uso de armas de dos manos), Escarcha (uso de la doble empuñadura además de ataques rápidos de daño de escarcha), y profano (mejora de las enfermedades y en el uso de esbirros no muertos); y es capaz de desempeñar dos roles: tanque, y DPS cuerpo a cuerpo, en un principio el DK podía usar cualquier rama de talentos para desempeñar el papel de tanque dependiendo de como se construyera la rama y en los gustos del jugador . Los DKs comienzan con un atuendo único predefinido. Mientras van completando las misiones de clase obtienen parte de su armadura final.
To create a new character, in keeping with the storyline of previous Warcraft games, players must choose between the opposing factions of the Alliance or the Horde; Pandaren, which were added in Mists of Pandaria, do not commit to a faction until after the starting zone is completed. Characters from the opposing factions can perform rudimentary communication (most often just "emotes"), but only members of the same faction can speak, mail, group and join guilds. The player selects the new character's race, such as orcs or trolls for the Horde, or humans or dwarves for the Alliance.[13] Players must select the class for the character, with choices such as mages, warriors, and priests available.[14] Most classes are limited to particular races.
Much of World of Warcraft play involves the completion of quests. These quests are usually available from NPCs.[19] Quests usually reward the player with some combination of experience points, items, and in-game money. Quests allow characters to gain access to new skills and abilities, as well as the ability to explore new areas.[20] It is through quests that much of the game's story is told, both through the quest's text and through scripted NPC actions.[21] Quests are linked by a common theme, with each consecutive quest triggered by the completion of the previous, forming a quest chain. Quests commonly involve killing a number of creatures, gathering a certain number of resources, finding a difficult to locate object, speaking to various NPCs, visiting specific locations, interacting with objects in the world, or delivering an item from one place to another to acquire experience and treasures.
World of Warcraft was the best-selling PC game of 2005 and 2006.[96] In the United States, it sold 1.4 million copies ($68.1 million) by August 2006. It was the country's third best-selling computer game between January 2000 and August 2006.[97] On January 22, 2008, World of Warcraft had more than 10 million subscribers worldwide, with more than 2 million subscribers in Europe, more than 2.5 million in North America, and about 5.5 million in Asia.[98] At its peak in October 2010 the game had 12 million subscribers.[99] As of November 2014 the game has over 10 million active subscribers.[100] On January 28, 2014 Blizzard announced that 100 million accounts have been created for the game.[101] On May 7, 2015, it was announced that there were 7.1 million active subscriptions.[102][103][104][105] At the end of June 2015, subscriptions dropped down to 5.6 million, lowest since 2005.[106] By the end of September, subscribers were at 5.5 million.[107]

As characters become more developed, they gain various talents and skills, requiring the player to further define the abilities of that character.[15] Characters can choose two primary professions that can focus on producing items, such as tailoring, blacksmithing or jewelcrafting or on gathering from resource nodes, such as skinning or mining. Characters can learn all four secondary skills: archeology, cooking, fishing and first aid.[16][17] Characters may form and join guilds, allowing characters within the guild access to the guild's chat channel, the guild name and optionally allowing other features, including a guild tabard, guild bank, guild repairs, and dues.[18]
Tras los eventos narrados en Wrath of the Lich King, Arthas ha muerto, y la guerra en Rasganorte parece haber terminado, ya que la Plaga está controlada por Bolvar Fordragon, convertido en el nuevo Rey Exánime, el carcelero de los malditos. Pero entonces, misteriosos terremotos comienzan a sacudir toda la faz de Azeroth, y poco después, comienzan una serie de ataques elementales contra las capitales de la Alianza y la Horda. Estos ataques son el preludio del resurgimiento del Dragón Aspecto corrupto Alamuerte, que las destruirá, extendiendo su dañino poder por los dos continentes. Cinco años después, en los que se suceden los eventos narrados en la novela World of Warcraft: The Shattering, Ventormenta y Orgrimmar están en proceso de reconstrucción, y la faz del mundo en Azeroth ha cambiado por completo tras los ataques de Alamuerte, que han reducido a cenizas algunas zonas y han provocado violentos maremotos y terremotos que han partido literalmente la tierra en trozos, inundando algunas zonas y haciendo resurgir otras. Alamuerte ha vuelto con un solo objetivo, el de destruir Azeroth, y no se detendrá hasta conseguirlo.
×